¿Es recomendable cambiar el antivirus cada poco tiempo en Windows?

¿Es recomendable cambiar el antivirus cada poco tiempo en Windows?

David Onieva

Con el paso del tiempo el antivirus ha ganado en importancia en nuestros equipos. Una de las principales razones de todo ello es por el constante avance de los tipos de malware que nos pueden atacar. Tenemos a nuestra disposición una buena cantidad de soluciones de este tipo de las que echar mano, por lo que algunos prefieren cambiar de software de seguridad cada poco tiempo.

Se podría decir que este tipo de programas en concreto, se han convertido en clave a la hora de proteger nuestros datos, programas y sistema operativo. Mientras que decimos que hay multitud de soluciones de este tipo de las que podemos echar mano, también hay que saber que las hay tanto gratuitas como de pago. Igualmente las podemos encontrar más o menos completas en cuanto a sus funciones, o herramientas adicionales. De ahí precisamente la amplia variedad de productos entre la que podemos elegir.

De hecho podríamos decir que hay usuarios que tienen la costumbre de cambiar de antivirus instalado cada cierto tiempo. Por ejemplo una de las razones de ello es para aprovechar las ofertas gratuitas temporales que a veces nos ofrecen estas empresas de seguridad. De este modo instalan en su equipo la solución de seguridad que se puede usar gratis en ese momento durante un tiempo. Una vez que se acaba ese período de prueba, pasar a otro título. La pregunta que quizá muchos se pregunten hasta qué punto es esto recomendable.

Es de todo esto de lo que os vamos a hablar a continuación, en concreto de las ventajas e inconvenientes que presenta el cambiar de antivirus de forma periódica.

Ventajas del potencial ahorro económico

Como os comentamos antes, el aprovechar las ofertas temporales que las empresas de seguridad lanzan en algunos de sus antivirus, nos permitirá no gastar. Claro, de ese modo dispondremos de programas protegerán tu PC y los datos almacenados en el mismo que normalmente son de pago, pero sin desembolsar un solo euro.

Pero claro, no podemos olvidar que esto es algo de lo que nos aprovechamos de forma temporal, ya que en cuestión de días, o semanas, esos antivirus dejarán de ser efectivos.

La instalación y desinstalación de antivirus no es buena para Windows

Tal y como sucede con otros muchos tipos de programas, la constante instalación y borrado de programas en el sistema de los de Redmond no es especialmente recomendable. Además de podría decir que este es un hecho que se hace especialmente palpable en los programas de seguridad. La razón de todo ello es bien sencilla, y es que al instalar estos y luego eliminarlos, suelen dejar restos de archivos basura en las unidades de disco que se van acumulando.

Al mismo tiempo estos programas normalmente tienden a hacer cambios en el registro del sistema, por lo que cambiar periódicamente de solución, no es la mejor idea. Esto, a la larga, puede afectar al funcionamiento del sistema operativo.

Pérdida de configuraciones y costumbres

Muchos de los antivirus que instalamos y usamos en estos momentos en nuestros equipos, se pueden considerar como software inteligente. Esto se debe a que con el paso del tiempo, actualizaciones y cambios que hacemos, el programa aprende de algún modo cuáles son los puntos débiles de nuestro sistema para así protegerlo mejor.

Protección Avast antivirus

Pero claro, todo esto lo da la experiencia, por lo que si cambiamos cada cierto tiempo de solución de seguridad, toda esa experiencia acumulada con el tiempo, se pierde.

Volver a configurar y personalizar el antivirus

Además estos programas vienen con una configuración predeterminada, algo que generalmente modificamos a medida que vamos conociendo el antivirus. Con todo ello lo que realmente logramos es que esta solución de seguridad se adapte a nuestras necesidades, pero claro, cuando lo desinstalamos, perdemos todo ello.

A esto le tenemos que sumar que tendremos que empezar de nuevo desde cero con un software totalmente diferente que tendremos que configurar para que nos proteja.