¿Puede un malware esconderse en la memoria RAM y robar sus datos?

A medida que han ido pasando los años y los ordenadores se han convertido en más potentes, cada vez trabajamos con una mayor cantidad de datos personales y sensibles. Es evidente que no queremos que nada de esto caiga en malas manos motivado por algún tipo de ataque de malware.

Cuando pensamos en este tipo de ataques que provienen de internet o de algún agente externo que conectemos al PC, lo primero que pensamos es en los datos guardados en los discos duros. En muchas ocasiones todos estos archivos son uno de los principales objetivos de los atacantes. Pero esto no siempre es así. Del mismo modo en determinadas ocasiones nos podríamos preguntar sí un malware podría esconderse en la memoria RAM del equipo para igualmente robar nuestros datos.

No cabe duda de que ambas situaciones ponen en riesgo toda aquella información sensible a la que nos referíamos antes. Y no solo eso, sino que al mismo tiempo también podría verse negativamente afectado el propio sistema operativo o los programas instalados en el mismo. Con todo y con ello y de manera paralela, si nos preguntamos sí algún tipo de malware podría esconderse en la memoria RAM del PC para hacerse con nuestros datos, vamos a resolverlo. Pues bien, si alguna vez nos hemos hecho esta pregunta, la respuesta es afirmativa.

ZoneAlarm apartado de Antivirus

De hecho, podríamos afirmar que este tipo de ataques sobre la memoria RAM se están extendiendo con el paso del tiempo. Son varias las razones de todo ello, al menos desde el punto de vista de los atacantes. Una de las ventajas para estos que la RAM les ofrece, desafortunadamente para los usuarios, es que a los antivirus les cuesta más detectar los códigos maliciosos.

El malware puede atacar la memoria RAM y es peligroso

Una vez sabemos esto que os hemos comentado, debemos tener en consideración que aquello que el PC almacena en la RAM es temporal. Con esto lo que os queremos decir es que el ataque a este componente en concreto no puede ser permanente. La principal razón de ello es que este es un elemento de almacenamiento temporal y volátil. Esto se traduce en que por ejemplo cuando apagamos o reiniciamos el equipo, los datos aquí almacenados se guardan en las unidades de disco o sencillamente desaparecen.

Pero claro, esto igualmente quiere decir que los ataques por malware que se llevan a cabo sobre la memoria RAM de nuestro ordenador son eficientes cuando el mismo está funcionando. Además, podríamos considerar que son muy peligrosos a la vez que efectivos. Al mismo tiempo y como os podréis imaginar, este tipo de ataques a través de la memoria del equipo puede afectar negativamente al rendimiento de lo mismo. Y eso hay que tener en cuenta que el propio sistema operativo instalado utiliza este componente como método de almacenamiento volátil, datos que evidentemente puede interceptar el malware escondido aquí.

Pero al contrario de lo que sucede con los discos duros u otra unidades infectadas, si desinstalamos el hardware o sencillamente apagamos el equipo, la RAM queda limpia. Eso sí, no debemos confiarnos porque estos códigos maliciosos están diseñados para infectar de nuevo este componente de almacenamiento volátil cada vez que encendemos el ordenador.

¡Sé el primero en comentar!