Cuándo debo programar el análisis automático de mi antivirus

A pesar de todos los programas que por regla general instalamos en nuestro ordenador con Windows, hay algunos más importantes que otros más importantes que otros. De lo que no cabe duda es de que en la mayoría de los equipos deberíamos disponer de un antivirus que nos proteja de posibles ataques.

A medida que van pasando los años, los potenciales ataques que pueden afectar a nuestro equipo y su contenido, ganan en complejidad. Precisamente por todo ello cada vez es más importante el disponer de un antivirus instalado en nuestro PC basado en Windows. Esto es algo de lo que os hemos hablado en multitud de ocasiones. Ya echemos mano de la propia solución de seguridad que nos ofrece Windows 10, Windows Defender, o cualquier otra de terceros, en la mayoría de las ocasiones es casi imprescindible contar con algún software de este tipo.

A su vez luego tendremos que llevar a cabo las correspondientes configuraciones sobre el mismo dependiendo de lo que busquemos o de nuestras necesidades. Generalmente podremos elegir entre diferentes niveles de seguridad o tipos de análisis, echar mano de funciones de protección adicionales, dejar que el software funcione en segundo plano, etc. Como decimos estas características o funcionalidades dependerán de lo que estemos buscando porque cuanto queramos interactuar con el software.

Uno de los aspectos a más tener en cuenta si dejamos el antivirus que funcione por sí solo de manera constante, es cuando realizar los análisis automáticos. Y es que hay que tener en cuenta que estos escaneos suelen consumir una gran cantidad de recursos, por lo que debemos pensar bien el momento en el que programarlos.

Configurar la programación por la noche

En el caso de que seamos usuarios que, por una razón u otra, dejemos el ordenador siempre encendido, por ejemplo descargando contenidos por la noche, esta es una buena hora. Con esto lo que queremos decir es que las horas nocturnas serían las más adecuadas para que el antivirus se pusiese en funcionamiento. Como podréis imaginar esto no afectará a nuestro trabajo diario con el ordenador y podría solucionar las posibles malas noticias durante esas horas en las que no usamos el equipo.

Interfaz inicial AVG Antivirus

Ejecutar manualmente el escaneo del antivirus

Otra de las posibles soluciones de las que podemos echar mano aquí es ejecutar el escaneo de código malicioso nosotros manualmente. Más si tenemos en cuenta que esto es algo que debemos llevar a cabo a diario. Lo que queremos decir es que siempre tendremos la posibilidad de ejecutar este análisis cuando por ejemplo nos tomamos un descanso. La hora de la comida es una buena opción para que el software de seguridad se ponga en funcionamiento.

Debido a que esta hora puede variar dependiendo del día, lo más recomendable aquí es poner en funcionamiento el software de seguridad nosotros mismos manualmente.

Analizar el PC con el antivirus tras la jornada de trabajo

Lo que no es un recomendamos bajo ningún concepto es que el antivirus comience a analizar el PC mientras estamos trabajando o jugando con el mismo. La principal razón de ello es el alto consumo de recursos que este tipo de procesos suele hacer. Por tanto otra de las posibles alternativas que podemos realizar aquí es programar el escaneo minutos después de finalizar la jornada.

Este es un proceso que dependiendo del nivel de profundidad del análisis no debería de llevar demasiado tiempo. Por tanto analizar el equipo cuando hemos terminado con él antes de apagarlo hasta el día siguiente, es uno de los momentos igualmente más adecuados.