Así han atacado los rusos uno de los centros más importantes de España

El CSIS, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, no está pasando su mejor momento. Este es el principal centro estatal de investigación científica y desarrollo tecnológico de nuestro país, que trabaja directamente bajo el amparo del Ministerio de Ciencia e Innovación de España. El pasado 16 de julio, un ataque informático con ransomware dejó fuera de servicio a este centro. Dos días más tardes se tomó la decisión de desconectar de Internet al organismo con el fin de proteger toda la información guardada en sus redes. Desde entonces, el centro sigue desconectado de la red, y nadie está poniendo de su parte para solucionar el problema.

El ataque con ransomware tuvo lugar entre el 16 y el 17 de julio, pero no ha sido hasta esta misma semana cuando, finalmente, el propio Ministerio de Ciencia e Innovación lo ha hecho oficial a través de su cuenta de Twitter. Y lo ha hecho después de las quejas de los propios trabajadores del CSIC en las redes sociales.

No se conocen muchos más detalles sobre este ataque informático, muy similar al que, hace meses, tuvo lugar en el SEPE, en Renfe, e incluso en Telefónica hace unos años, y dejó sin servicio a los organismos enteros. Las primeras investigaciones apuntan a que puede tratarse de un ransomware de origen ruso, aunque no hay nada confirmado por completo. El lado bueno es que no se han detectado pérdidas ni secuestros de datos sensibles ni confidenciales, aunque desde el centro de desarrollo se niegan a pagar ningún tipo de rescate para recuperar el resto de información secuestrada.

Una gestión de vergüenza

Siempre nos quejamos de que en España no se invierte en ciencia ni en tecnología, y que las grandes mentes de nuestro país tienen que ir a trabajar fuera. Pero es que, con este tipo de gestiones, es totalmente comprensible, ya que ni siquiera el Ministerio de Ciencia e Innovación se preocupa por dar una solución al problema y permitir a los más de 11.000 trabajadores poder continuar con su trabajo. Tal como argumenta Pablo Chacón, investigador del CISC, en una columna para el periódico ABC, un corte similar en otros centros como la NASA, EMBL o CNRS hubiera supuesto la dimisión inmediata de los máximos responsables.

En esta columna, Pablo Chacón también critica la acción del CNN y el COCS, ya que decidieron cortar el cable, metafóricamente hablando, y dejar sin Internet a todo el organismo cuando el ataque ha sido menor y estaba completamente localizado y aislado. La incompetencia del Gobierno llega a tal punto que algunos investigadores han tenido que empezar a usar los datos del móvil para poder seguir trabajando conectados a Internet. Y las llamadas móviles para comunicarse con otros departamentos, ya que ni siquiera funciona la red de teléfonos fijos.

España lleva, desde el pasado mes de marzo, un nivel de alerta de ciberseguridad de 3 puntos sobre 5 debido, entre otras causas, a la guerra entre Rusia y Ucrania. Sin embargo, está claro que el Ministerio de Defensa no está haciendo bien su trabajo si no solo se permiten las infecciones, sino también dejar a uno de los centros de investigación más importantes de España sin Internet y sin posibilidad de trabajar. Pero lo importante es, al fin y al cabo, trabajar sin corbata.

¡Sé el primero en comentar!