Estos son los antivirus que más ralentizan Windows 10

El antivirus siempre ha sido uno de los programas más polémicos que instalamos en nuestro ordenador. Por un lado, este es el software encargado de mantenernos a salvo de los ataques informáticos y de los piratas. Pero, por otro lado, es uno de los programas que más ralentiza nuestro ordenador, especialmente si tenemos un PC de gama media, o baja. Por ello, a la hora de elegir un buen antivirus es muy importante tomarnos el tiempo necesario para buscar, y elegir, el software de seguridad que mejor se adapte a nuestras necesidades, el que menos ralentice nuestro ordenador.

Probar a mano todos los antivirus para ver cuál hace que nuestro PC vaya más lento o rápido es prácticamente imposible. Para ello están las compañías, como AV Comparatives, quienes se encargan de analizar las distintas soluciones de seguridad en entornos controlados iguales para poder conocer desde su seguridad hasta los falsos positivos que devuelven o el rendimiento que tienen. De esta manera, gracias a los tests de esta plataforma, vamos a poder saber cómo afectan estos antivirus al rendimiento de Windows 10.

Avast, AVG y Malwarebytes hacen que tus programas se abran lentos

¿En qué notamos más cuando el ordenador va lento? Al abrir los programas que vamos a usar. Y, precisamente, los antivirus suelen tener los ejecutables controlados para evitar que el malware pueda cargarse en el PC a través de ellos. La mayoría de los antivirus decentes ya han corregido estos problemas y nos permiten abrir y cerrar programas sin que se note en el rendimiento. Sin embargo, hay antivirus muy populares que hacen que, cada vez que abrimos un programa, el PC tarde varios segundos en ponerlo en marcha.

Avast y AVG han sido los antivirus que menos nota han sacado dentro de este apartado. Si usamos uno de estos antivirus, la primera vez que abramos un programa el sistema puede tardar una buena cantidad de segundos en cargarlo. Las veces siguientes irá más rápido, pero no lo suficiente. G Data es otro de los antivirus que han obtenido unos resultados similares, así como el conocido Trend Micro.

Interfaz principal Avast

Y si tenemos instalado en el ordenador el conocido anti-malware Malwarebytes, también vamos a tener problemas de rendimiento al abrir los programas que tenemos instalados en el ordenador.

Avira, Windows Defender y Total Defense: los que copian archivos más lentos

Para evitar copiar virus, los antivirus también controlan las tareas de copia de archivos entre carpetas o entre unidades. Dentro de este aspecto, los que peor nota han obtenido, sin duda, han sido Avira, Windows Defender y Total Defense. Tanto Avira como Total Defense obtienen ya una mejora de rendimiento si volvemos a copiar los mismos archivos a otro directorio (al estar dentro de la lista blanca). Sin embargo, Windows Defender no termina de recuperar la velocidad, siendo el que peor rendimiento obtiene dentro de estas pruebas.

Windows defender

Total Defense, Windows Defender y G Data tardan más en comprimir y descomprimir

Los archivos comprimidos son, normalmente, una de las principales fuentes de distribución de malware. Cuando bajamos un archivo en cuyo interior hay decenas o cientos de archivos diferentes, es fácil que entre ellos haya una amenaza. Y, por ello, los antivirus tienen que prestar mucha atención a este tipo de archivos.

Tal como nos demuestra esta plataforma, los que más lento analizan los archivos comprimidos son Total Defense, Windows Defender (de nuevo, el antivirus de Microsoft) y G Data.

G Data y Vipre, los que más lento descargan archivos de Internet

Por último, estos tests nos dejan ver cómo dos de los antivirus analizados, concretamente G Data y Vipre, hacen que las descargas de Internet vayan más lentas de lo normal. Esto se debe a que el antivirus analiza constantemente todos los datos que llegan al ordenador para evitar que se copie una parte de malware, y, por tanto, se utiliza cierta cantidad de recursos que deberían dedicarse, por ejemplo, a controlar las comunicaciones del navegador.

A la hora de navegar por Internet desde el navegador, ninguno ralentiza el ordenador.