¿Qué versión de .NET Framework puedo usar en Windows 7?

Llevamos varios meses hablando de todo lo que nos ofrece Windows 11, el último sistema operativo lanzado por Microsoft. Pero no todos los usuarios utilizan las más recientes versiones del sistema operativo de la firma. Por ejemplo, aún hay muchos que tienen instalado Windows 7 en sus equipos, pero deben vigilar si el software instalado aún tiene soporte para esta versión. Ahora os hablaremos de la posibilidad de utilizar el componente .NET Framework aquí.

Por si no lo conocéis, en este caso nos referimos a un componente software especialmente importante para la ejecución de determinadas aplicaciones. Está desarrollado por la propia Microsoft y multitud de creadores de contenidos externos adaptan sus proyectos a este componente para su correcta ejecución en Windows. Esto se traduce en que, si no tenemos .NET Framework instalado en el PC por la razón que sea, nos podemos encontrar con problemas al poner en marcha determinados programas.

De igual modo y tal y como sucede con la mayoría del software que usamos a diario, este es un elemento que deberíamos mantener actualizado en todo momento. Es por ello por lo que la propia firma de Redmond de manera periódica nos envía nuevas versiones o actualizaciones periódicas cada cierto tiempo. Generalmente todo ello lo recibimos de manera automática a través de la aplicación de Windows Update. Igualmente nos podemos decantar por descargar el instalador de la última versión que incluso no necesita de conexión a internet.

Pero tal y como os comentamos antes, todavía hay millones de usuarios que utilizan versiones sin soporte del sistema de Microsoft como por ejemplo Windows 7. A pesar de todo ello estos necesitan el mencionado componente del que os hablamos para la ejecución de algunos programas.

.net framework update

Cómo seguir usando .NET Framework en Windows 7

Tal y como os decíamos antes, lo mejor en este caso es tener instalada la última versión del componente en nuestro ordenador. Pero debemos tener en consideración que por ejemplo Windows 7 y versiones anteriores del sistema ya no reciben soporte de Microsoft. Esto quiere decir que no podemos actualizarlo ni recibir los últimos parches de seguridad. Con todo y con ello podemos seguir trabajando con el sistema operativo sin problema. Tan solo tendremos que tomar algunas precauciones, especialmente si nos conectamos a internet.

Partamos de la base de que la más reciente versión que podemos encontrar de este componente de Microsoft es .NET Framework 4.8. Así, siempre que sea posible deberíamos mantener esta versión en concreto en nuestro equipo. Sin embargo, los millones de usuarios que utilizan Windows 7 deberían saber que esta versión del sistema no soporta .NET Framework 4.8. Si intentan instalar la más reciente versión de este software, se encontrarán con un error de compatibilidad.

Por tanto, en el caso de que trabajemos con un equipo basado en Windows 7 SP1, lo recomendable es que tengamos instalado .NET Framework 4.7.2. De este modo, aún sin disponer de la versión más reciente del componente software, podremos utilizar las aplicaciones basadas en el mismo en Windows 7 sin problema alguno. Eso sí, no debemos olvidar que trabajar con software obsoleto o que no reciba soporte siempre es un riesgo. Todo ello es algo que se hace extensible tanto a los sistemas operativos como a las aplicaciones instaladas, como es el caso del que os hemos hablado.

¡Sé el primero en comentar!