Evita riesgos y virus al usar plantillas de terceros en Word o Excel

Son muchos los elementos y funciones de los que podemos echar mano cuando trabajamos con la suite ofimática más usada del mundo, Office. Cuando hablamos de este software, nos referimos a un conjunto de programas de la importancia de Word, Excel o PowerPoint, entre otros.

De hecho se podría decir que en términos generales estas son de las aplicaciones más usadas en todo el mundo. Y es que quién no usa normalmente Word o Excel en su lugar de trabajo o para sus estudios. Y algo similar sucede cuando tenemos que llevar a cabo algún tipo de documento ofimático en casa. Estas, a pesar de ser propuestas de pago, son de las primeras alternativas que nos vienen a la cabeza. Cierto es que hay oras suites similares gratuitas, como es el caso de LibreOffice, entre otras.

Pero con todo y con ello, este es un sector que sigue liderado, y desde hace años, por la propuesta de los de Redmond. De hecho la suite y sus programas no para de crecer y evolucionar para así adaptarse a las necesidades actuales de sus millones de usuarios. De entre los muchos elementos que Microsoft pone a nuestra disposición para sus programas, nos encontramos con las plantillas y temas para Office. Estos son objetos muy valorados por muchos usuarios debido a su elevada funcionalidad

En realidad son documentos prediseñados por terceros que se enfocan hacia un tipo de uso en concreto para que los personalicemos y adaptemos. Se caracterizan por ser llamativos y al ahorrarnos tener que empezar con un documento desde cero, nos pueden ahorrar una buena cantidad de tiempo y esfuerzos. Pero en ocasiones estos elementos de los que os hablamos, las plantillas y temas para Office, pueden tener sus riesgos. De hecho es precisamente de los mismos de los que os vamos a hablar en estas mismas líneas.

Plantillas powerpoint

Páginas de descargas poco fiables

Muchas plantillas que las que usamos en Word, Excel o PowerPoint nos las ofrecen en los mismos programas los desarrolladores de los programas. Pero al mismo tiempo podemos encontrar varios de estos elementos por Internet. Es por ello que para no correr riesgos al descargar esos contenidos, intentemos acceder a páginas web totalmente fiables para evitar la instalación de software no deseado y similares.

Plantillas con algún tipo de malware

Además, al echar mano de contenidos no oficiales, en realidad no sabemos realmente el fichero que estamos descargando y abriendo en nuestro PC. En ocasiones los ciberdelincuentes se valen de estos archivos que usamos con total confianza para colar sus códigos maliciosos en el equipo. Es por ello que un escaneo previo de los mismos con el antivirus, no esté de más.

Ficheros demasiado pesados

Por otro lado, aun estando libres de malware y virus, las plantillas y temas que nos descargamos en ocasiones son archivos demasiado pesados. Esto se puede deber al mal uso de los contenidos que alberga, o de que son demasiados. Esto se puede traducir en un serio problema, más si tenemos pensado compartir el documento final o trabajamos en un PC antiguo.

Plantillas no compatibles al 100%

Otro de los posibles inconvenientes ante los que nos podemos encontrar es que los objetos usados en esas plantillas no sean compatibles con nuestra versión de Office. Por tanto nos encontraremos con una plantilla que, a medio terminar, en realidad nos sirve de más bien poco, o de nada.