Microsoft la lía con su último parche: el navegador se queda congelado

En su día fue Internet Explorer, pero en estos momentos el navegador por el que apuesta Microsoft es Edge, en concreto la segunda entrega de este software. Está trabajando para, en el futuro, competir de manera directa con el líder del sector, aunque aún queda mucho camino por recorrer.

Gracias a las casi constantes actualizaciones que la firma envía para mejorar su navegador, este no para de crecer y adaptarse a las necesidades de los usuarios actuales. Sin embargo, tal y como suele ser habitual en el mundo del software, también nos encontramos con determinados problemas y fallos. Recientemente se ha encontrado un error en Edge que provoca que el programa en su totalidad se quede congelado y no responda.

En concreto nos referimos a un error que provoca que todas las pestañas abiertas en el programa ejecutando el modo Internet Explorer, dejen de responder. Cabe mencionar que estos fallos afectan a los equipos que ejecutan Windows 11 en su versión 21H2. Al mismo tiempo se ha podido ver en los PCs con Windows 10 versiones 20H2, 221H1 y 21H2. Todo hace indicar que Edge empezó a fallar después de instalar las actualizaciones acumulativas opcionales KB5014019, KB5014023 y KB5014021 en estas versiones del sistema.

No hace falta decir que los afectados que usan habitualmente este modo del navegador, se encuentran ante un importante descalabro. Sin embargo, el desarrollador Microsoft ha querido darse prisa para solventar este inconveniente en su navegador web. Partamos de la base, como os comentamos, que, tras instalar estas actualizaciones de Windows, las pestañas del modo IE en Edge podrían dejar de responder, lo que supone un serio inconveniente para muchos.

explorer edge navegador

Microsoft soluciona los problemas de bloqueo en Edge

Llegados a este punto os diremos que el gigante del software ha solucionado este problema en Edge mediante el uso de la función Known Issue Rollback o KIR. Esta es una característica de Windows diseñada para ayudar a revertir las correcciones de seguridad el sistema. Se centra en los errores que se entregan a través de Windows Update, como es el caso que nos ocupa. Esto quiere decir que la solución al error que os hemos comentado se envía a través de la función KIR para todos los equipos afectados.

Con todo y con ello debemos tener en cuenta que dicha corrección puede tardar hasta 24 horas en llegar a nuestro ordenador. Así, para resolverlo en equipos con ediciones de empresa del sistema, hay una solución más rápida. Los administradores pueden instalar un parche que será de mucha ayuda. Esto es algo que se hace extensible para Windows 11 y para Windows 10, por lo que os dejamos ambos enlaces de los parches para descargar las correcciones desde la página oficial de la firma.

KB5014019 para Windows 11.

KB5014023 para Windows 10.

Hay que tener en consideración que este programa es una de las grandes apuestas de Microsoft en estos momentos. Más si tenemos en consideración el enorme crecimiento de los navegadores de internet en todo tipo de dispositivos. Por tanto, los errores, y más de la gravedad de este que os comentamos, deben solventarse lo antes posible.

¡Sé el primero en comentar!