Por qué agradecerás convertir tus ebooks directamente desde Calibre

Los denominados como libros electrónicos o ebooks, hoy día ya forman parte de la vida de millones de usuarios. Esto sucede al igual que antaño sucedía con los libros en papel. Pero la tecnología avanzada, algo que alcanza igualmente a este sector. Además es muy posible que los habituales de estos libros digitales de los que os hablamos, conozcan de sobra el software del que os hablaremos aquí, nos referimos a Calibre.

No es necesario hablar a estas alturas de las ventajas que los libros electrónicos nos aportan con respecto a los tradicionales de toda la vida. Pero claro, para muchos estos pierden el encanto del papel, algo más que respetable y con lo que muchos posiblemente estéis de acuerdo. Pero si por una razón u otra ya os habéis pasado al mundo digital en este sentido, es muy posible que ya conozcáis a uno de los referentes software aquí como es Calibre.

En este caso hablamos de un potente programa que lleva una buena cantidad de años entre nosotros y que no para de evolucionar. El mismo se podría decir que nos permite llevar a cabo casi cualquier actividad relacionada con estos contenidos que os comentamos. Así, podremos leer estos libros electrónicos, gestionarlos mediante bibliotecas, editar sus metadatos y contenidos, convertirlos, y mucho más. De hecho en estas mismas líneas nos queremos centrar en las tareas de conversión que podemos llevar a cabo desde aquí.

Es más, os podemos confirmar que en la mayoría de las circunstancias, el hecho de convertir libros electrónicos desde Calibre nos aportará multitud de ventajas, como veremos.

La conversión se realiza directamente al dispositivo conectado

En el caso de que tengamos conectado el dispositivo de lectura al PC, por ejemplo un Kindle, y estemos usando Calibre, el programa nos facilita mucho las cosas. Decimos porque no tenemos más que seleccionar el libro electrónico que deseamos pasar al dispositivo, pulsar con el botón derecho y enviarlo.

Pero además una de las grandes ventajas que aquí nos vamos a encontrar, es que si el programa detecta que el formato de origen no es compatible, lo convierte directamente. Por ejemplo, un Kindle no lee el formato más usado como es ePub, por tanto al pasarlo realiza la conversión de forma automática.

Calibre permite modificar los metadatos antes de la conversión

Pero esa no es la única forma que tenemos en este programa para convertir los ebooks que tenemos guardados en nuestra biblioteca. Si nos situamos sobe cualquiera de estas entradas, tenemos la posibilidad de decantarnos por la opción de Convertir libros. Esto nos dará paso a una nueva ventana donde encontramos algunos parámetros muy interesantes.

convertir calibre

Decimos esto porque desde la misma podremos modificar de manera directa buena parte de los metadatos en el archivo de salida con respecto al de entrada. Asimismo y como no podía ser de otro modo, también podremos indicarle a Calibre el formato de archivo de salida a emplear.

El programa es compatible con casi todos los formatos de ebooks

A todo esto le debemos sumar que aquí no vamos a encontrar problemas con los formatos de los libros electrónicos. La razón de ello es evidente, y es que Calibre, al ser uno de los software más potentes de este sector, al mismo tiempo es compatible con la práctica totalidad de los formatos de ebooks. Estos los podremos usar tanto en la entrada como en la salida de la conversión.