4 filtros imprescindibles que debes conocer en GIMP

Para multitud de usuarios en todo el mundo, editar sus fotos se ha convertido en una tarea más que habitual. El software que utilizamos para este tipo de trabajos cada vez intenta ayudarnos más y simplificarnos todo ello. GIMP es un claro ejemplo que además podemos descargar y usar sin desembolsar un solo euro.

En el sector de la edición fotográfica quizá el programa más representativo y conocido por la mayoría es Photoshop de Adobe. Pero lo cierto es que no todo el mundo está predispuesto a pagar el coste que tiene esta aplicación en concreto, a pesar de su potencial. Quizá los profesionales sí que terminen rentabilizando su uso, pero el usuario final tiene otras alternativas muy interesantes de las que echar mano. Un claro ejemplo de todo ello lo encontramos en el mencionado GIMP, un proyecto de código abierto que para muchos es uno de los grandes competidores del mencionado programa de Adobe.

Hay que tener en consideración que una vez nos hallamos acostumbrado al uso de este software gratuito, podremos hacer todo tipo de trabajos relacionados con el retoque. No en vano se trata de un proyecto que está diseñado tanto para usuarios noveles como para los más avanzados en estas lides. Pero si no queremos complicarnos la vida demasiado y obtener resultados más que aparentes, GIMP nos presenta algunas interesantes funciones.

De entre las más utilizadas en este sentido podemos destacar el uso de filtros que darán un aspecto totalmente diferente a nuestras imágenes personales. Para poder acceder a estos elementos de retoque lo más rápidamente posible, es algo que podemos llevar a cabo directamente desde la interfaz principal del programa. No tenemos más que situarnos en el menú Filtros para que aparezcan todas las opciones disponibles, y además muchas de ellas desplegables con multitud de opciones a elegir.

Filtros de GIMP para editar mejor tus fotos

Precisamente por todo ello a continuación os vamos a hablar de algunos de los filtros más interesantes y que deberíais conocer al trabajar con esta aplicación en concreto. Estos, con unos pocos clics de ratón logran que nuestras imágenes parezcan completamente renovadas o diferentes si los usamos bien. Al mismo tiempo si deseamos usarlos, muchos de estos filtros nos presentan parámetros para ajustar al máximo su implementación.

filtros gimp

  • Desenfoque de movimiento circular: un claro ejemplo de todo esto que os contamos lo encontramos con este filtro. El mismo automáticamente lleva a cabo un desenfoque total sobre la imagen cargada que seguro nos será muy familiar. Toma como referencia el centro de la foto para ver si enfocar el resto en modo circular creando un espectacular resultado.
  • Eliminar ojos rojos: en el apartado Realzar nos encontramos con este que elimina los molestos ojos rojos que nos encontremos en las fotos. Además, nos permite especificar el umbral de precisión para estas tareas.
  • Brillo suave: este otro efecto que os mostramos nos servirá para darle vida a nuestras imágenes de manera personalizada. Lo encontramos en Filtros / Artísticos y cuenta con barras de desplazamiento para ajustar el nivel y radio de brillo para la imagen. En tan solo unos segundos obtendremos una fotografía más viva y realista.
  • Reflejo en la lente: este interesante filtro integra los, en ocasiones, habituales y accidentales reflejos de lente que nos encontramos al hacer la captura. Además, podremos personalizar tanto su posición como su intensidad para lograr este aspecto intencionado en nuestra foto.
¡Sé el primero en comentar!