Microsoft forzará a actualizar a los usuarios de Windows 10 April 2018 Update a finales de este mes

Windows 10 cuenta con un ciclo de desarrollo nunca visto hasta ahora, y es que cada 6 meses Microsoft lanza una nueva versión con novedades, mejoras y características que sigue dando forma al sistema operativo. Cada versión de Windows 10 tiene un soporte de 18 meses, un plazo que a simple vista parece bastante amplio pero que, tal como hemos podido ver, no es suficiente, y es que en noviembre llega el final de soporte para Windows 10 April 2018 Update, versión de Windows más utilizada que a día de hoy está presente en más del 60% de los ordenadores conectados a Internet.

Con el lanzamiento de Windows 10 May 2019 Update Microsoft prometió a los usuarios que, desde ahora, iba a dejar de descargar e instalar las actualizaciones de Windows 10 sin el permiso de los usuarios. Una promesa muy importante pero que no ha tardado mucho en romper debido al gran problema de seguridad que viene con el final de soporte de la April 2018 Update el próximo 12 de noviembre de 2019.

Microsoft forzará a los usuarios de Windows 10 April 2018 Update a instalar una nueva versión

Microsoft ha actualizado el documento de problemas y notificaciones de Windows 10 1903 para informar a los usuarios de que, a partir de ahora, la compañía va a empezar a utilizar Machine Learning (Inteligencia Artificial) para localizar todos los ordenadores que aún están utilizando Windows 10 April 2018 Update, o cualquier versión anterior que tampoco tenga soporte, y forzar su actualización a una versión más moderna del sistema operativo, probablemente a la actual May 2019 Update.

Aunque Microsoft no ha dado ningún detalle más sobre esto, todo apunta a que, a partir de la próxima semana, los usuarios que aún estén utilizando Windows 10 April 2018 Update empezarán a recibir notificaciones con los problemas de seguridad que supone usar una versión sin soporte del sistema operativo y recomendarán actualizar a una versión más moderna.

Si se ignoran estas notificaciones, seguramente Microsoft empiece a hacerlas mucho más agresivas, de forma similar a como ocurrió con el lanzamiento de Windows 10 en 2015. Incluso es probable que, a medida que se acerque la fecha de fin de soporte, algunos ordenadores empiecen a actualizarse de forma automática a Windows 10 May 2019 Update para poder garantizar que siguen con soporte.

Los peligros de usar una versión de Windows 10 sin soporte

Incluso después de noviembre de 2019, Windows 10 April 2018 Update seguirá funcionando sin problemas y podremos seguir navegando por Internet. Microsoft no va a limitar las funcionalidades de nuestro sistema operativo, y es que este seguirá funcionando como hasta ahora.

El problema al que nos enfrentamos cuando utilizamos un Windows sin soporte es a que cualquier posible fallo de seguridad que se descubra quedará sin corregir. A partir del 12 de noviembre de 2019, los usuarios que aún tengan instalado en su ordenador Windows 10 April 2018 update dejarán de recibir actualizaciones, ni de seguridad ni de mantenimiento, lo que les dejará expuestos ante el más mínimo fallo de seguridad.

Los usuarios de Windows 10 April 2018 Update no son los únicos que tienen que preocuparse del fin de soporte. Recordamos que en enero de 2020 Windows 7 se queda sin soporte, por lo que a partir de entonces todos los usuarios que aún utilicen este sistema operativo (cerca del 40% del total) quedarán expuestos ante cualquier fallo y sin soporte oficial, igual que ocurrió con Windows XP hace unos años.