Android 9 mejorará su método de actualizaciones, pero será mucho más restrictivo

Escrito por David Onieva
Actualidad

Cuando hacemos referencia al sistema operativo para dispositivos móviles líder del mercado desde hace ya unos años, no cabe duda de que hablamos de la alternativa de Google con su Android, un software extendido en todo el mundo que cuenta con muchos millones de seguidores, y además de con algunos detractores.

Para empezar diremos que Android siempre ha estado relacionado de manera directa con un aspecto de extrema importancia, tanto para los desarrolladores de apps, como para los propios usuarios. Nos referimos a que se trata de un sistema operativo muy abierto y altamente personalizable, por lo que a menudo se moldea y adapta a los requerimientos de los muchos fabricantes de terminales que hacen uso del mismo, lo que nos lleva a que se actualiza con extrema lentitud en algunos casos.

Ahora bien, con la llegada del próximo Android 9, esto es algo que podría cambiar en gran medida, ya que nos podríamos encontrar con un sistema operativo bastante más restrictivo o bloqueado en determinadas funcionalidades, pero que al mismo tiempo ofreciese a los usuarios un sistema de actualizaciones más rápidas tras la llegada de esta nueva versión. Por tanto, en algunos medios se comienza a hablar de algo llamado “Google Unified Push”, iniciativa con la que se pretende acelerar las actualizaciones de Android a nivel mundial.

Y es que desde que Android 8 Oreo llegó al mercado de manera oficial, al mismo tiempo llegó Project Treble, una nueva forma de interacción entre el software central de Android y la interfaz de usuario personalizada por cada uno de los fabricantes. Hoy día ambas partes están divididas como entidades diferentes, lo que supuestamente debería acelerar las actualizaciones, ya que es más fácil para los fabricantes de teléfonos lanzar la nueva actualización al no necesitar reescribir la mayoría de la interfaz para adaptarse.

Seguridad en Android

Sin embargo la implementación de Project Treble al actualizar un teléfono a Android 8 Oreo no era una medida obligatoria, por lo que muchos fabricantes optaron por renunciar a hacer uso de todo ello en sus dispositivos poniendo como excusa las limitaciones técnicas. Pues bien, por lo que se está empezando a hablar, con la llegada de Android 9 estos ya no tendrán elección, ya que Google está haciendo de Treble una parte esencial y necesaria para el desarrollo de Android. De este modo, si un fabricante de terminales quiere actualizar Android en sus productos, a partir de ese momento tendrán que hacerlo teniendo en cuenta a Project Treble.

Android podría convertirse en un sistema más «cerrado»

Por tanto esta obligatoriedad llegará a todos los teléfonos Android en cosa de dos años, seguido por el mencionado “Google Unified Push“, lo que básicamente significa que la nueva versión de Android será puesta a disposición de absolutamente todos los teléfonos compatibles como sea posible. En principio todo esto puede sonar de maravilla, aunque al mismo tiempo es un tanto desconcertante.

Claro, Android es un sistema que se usa en multitud de teléfonos diferentes, con hardware de los más variado, interfaces de usuario personalizadas, aplicaciones de todo tipo, etc. Así es un poco difícil creer que Google pueda simplemente generar un nuevo sistema para unificarlo todo y actualizar su software de manera mucho rápida y sin problemas de compatibilidad con toda esa variedad de elementos, por ejemplo.

Por otro lado, algunos también están especulando con que el gigante de las búsquedas tenga la intención de «cerrar» algunas partes de Android, no a los niveles de bloqueo que se pueden ver en iOS, pero limitando algunas de las muchas libertades de los desarrolladores, e incluso de los usuarios. Uno de los movimientos para todo ello podrían dirigirse hacia que Android impedirá que las aplicaciones utilicen APIs ocultas o no certificadas, algo que algunos desarrolladores usan para brindar a sus proyectos propios de una mayor funcionalidad y estilo personal, por decirlo de algún modo.

Seguridad Android

Por tanto, esto podría significar que estos desarrolladores se llevarían un importante varapalo, a no ser que actualizasen sus herramientas para que funcionen sin dichas API, lo que supone un importante trabajo extra.

Android no llegará a ser tan restrictivo como iOS

Lo cierto es que los teléfonos Pixel de la misma Google están un poco más bloqueados que el resto de dispositivos Android de otros fabricantes, como lo que podemos encontrar en el apartado del gestor de arranque, o la función de compresión. Así que Google no parece ser ajeno a la idea de restringir algunas cosas en su sistema y hacer cumplir algunas reglas para finalmente poder garantizar un ecosistema más estable y eliminar la fragmentación existente hasta la fecha.

También es cierto que bloquear algunas de las APIs ocultas en las futuras versiones de Android tampoco es un problema enorme, sin embargo los desarrolladores están un tanto preocupados por lo que todo esto significaría para el futuro y para sus proyectos a medio / largo plazo, por lo que muchos de ellos quizá tenderían a desaparecer. Eso sí, con todo y con ello, Android 9 y posteriores aún estarían lejos de ser tan conservadores y restrictivos como lo es iOS.

Decir que en principio las decisiones actuales de Google tan solo afectan a un pequeño número de desarrolladores no oficiales, a los que les gusta «jugar» con APIs, pero la cosa probablemente cambie en un futuro no muy lejano.

Fuente > PhoneArena

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo