Xbox One o Xbox One S, ¿Qué consola debemos elegir?

Escrito por Rubén Velasco
Curiosidades

Hace unos meses, en junio, tuvo lugar la prestigiosa convención de videojuegos E3 2016. Una de las novedades de esta convención es que Microsoft presentó una nueva versión de su videoconsola de octava generación Xbox One, conocida como Xbox One S. Aunque esta consola ya se encuentra a la venta, aún hay muchos usuarios que se preguntan si de verdad merece la pena comprar este nuevo modelo o, en lugar de eso, ahorrarse algo de dinero comprando el modelo anterior. A continuación, vamos a ver en qué se diferencian ambas consolas.

Lo primero que debemos tener en cuenta es el tamaño. En el tiempo que ha pasado desde el lanzamiento de la Xbox One original al nuevo modelo S Microsoft ha sido capaz de reducir un 40% su tamaño y, con ello, su peso, la cual pesa 300 gramos menos que su predecesora (3.2 Kg frente a 2.9 Kg), además de incluir una de las características que más habían pedido los usuarios, la posibilidad de colocar la consola de forma vertical junto o detrás de la TV.

Además del nuevo diseño de la videoconsola, el cual es mucho más estético y limpio, Microsoft ha incluido, por fin, la fuente de alimentación dentro de la propia consola, por lo que ahora con solo dos cables finos (el cable de corriente y el HDMI) ya no necesitaremos conectar ninguno más para empezar a jugar.

Comparativa Xbox One y Xbox One S

En cuanto al hardware, ambas consolas utilizan los mismos componentes, aunque actualizados. Por ejemplo, la Xbox One cuenta con un procesador AMD Jaguar octa-core a 1,75 GHz con una arquitectura de 28 nm y una GPU AMD Radeon GCN de 853 MHz y 1,23 TFLOPS mientras que la Xbox One S cuenta con un procesador y una gráfica muy similar (probablemente con algo más de rendimiento) aunque con una arquitectura inferior, lo que ha permitido tanto reducir el tamaño como el calentamiento (y ruido de los ventiladores) de la consola. Ambos modelos cuentan con 8 GB de memoria RAM y con la posibilidad de tener 500 GB o 1 TB de almacenamiento, aunque el modelo S se vende también con un disco interno de 2 TB.

El lector de Blu-Ray sí que es uno de los modelos que más ha sido mejorado. Mientras que ambas consolas pueden reproducir vídeo en HD 720p y 1080p, la nueva consola es compatible también con vídeo 4K y efecto HDR (alto rango dinámico).

En cuanto a la conectividad de la consola, los puertos han sido mejorados. Mientras que el primer modelo tiene un puerto HDMI 1.4, el nuevo modelo cuenta con la versión actualizada, HDMI 2.0a, además de la salida óptica de sonido y los puertos USB 3.0 presentes en ambas. En cuanto a la conexión a Internet, ambos modelos tienen una tarjeta de red Gigabit Ethernet y Wi-Fi doble banda 802.11a/b/g/n.

El mando equivalente a la nueva Xbox One S también ha sido ligeramente rediseñado para ser más ergonómico y tener mejor conectividad Bluetooth. Este mando es compatible tanto con pilas como con batería.

Entonces, ¿Merece la pena comprar una Xbox One S?

Si ya tenemos una Xbox One, probablemente no merezca la pena volver a gastarnos el dinero en este nuevo modelo, sin embargo, si estamos pensando en comprarnos una nueva videoconsola de octava generación entonces sí que merece la pena la poca diferencia de dinero (285 euros el modelo S frente a 244 euros el modelo original) por este nuevo modelo.

Como hemos dicho, la Xbox One S es compatible con video 4K y efecto HDR, algo imprescindible si tenemos una televisión de gama alta o si, por ejemplo, vamos a utilizarla como ordenador (recordamos que, por debajo, lleva una versión modificada de Windows 10) para ver películas e incluso, si somos aficionados al juego, elegir un casino en línea para jugar, desde nuestra consola, a los diferentes juegos de azar que nos ofrecen los casinos, como la ruleta, el póker, el blackjack o las máquinas tragaperras.

Aunque además muchos juegos de Xbox están llegando también a PC, debemos tener en cuenta que Microsoft ya tiene en mente un nuevo modelo, Project Scorpio, que sí será bastante más potente que estos dos modelos anteriores y, sobre todo, llegará preparada para la realidad virtual, el futuro de los videojuegos.

¿Tienes una videoconsola de Microsoft? ¿Cuál de los dos modelos crees, a día de hoy, que merece más la pena?

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo