Tres herramientas para bloquear el acceso a webs no seguras o no deseadas

Escrito por Luis Torroba
Herramientas del Sistema
0

En internet está todo. Nunca en la historia de la humanidad se había podido nombrar nada en donde, realmente y sin exagerar, se podía decir que estaba todo. Pues bien, aunque esto permite que nos encontremos en el momento de la historia en donde podemos tener más información a nuestra disposición, también implica que en internet hay cosas que los niños no deberían ver. Por eso, si tenéis hijos, os vamos a recomendar tres herramientas para bloquear aquellas webs no aptas para el público infantil.

HomeGuard

HomeGuard

Este bloqueador de páginas webs funciona con contraseña, por lo que solo lo podrá utilizar aquel que lo haya instalado en el ordenador. De esta manera, ningún niño podrá manipularlo para poder desbloquear el acceso a sitios webs no seguros o no deseados por el progenitor. Además, se esconde totalmente, ya que no hay rastro de la herramienta ni en la barra de tereas, ni en el botón de inicio ni en ningún sitio. Es más, bloquea los sitios webs indicando que hay un error en la conexión de red, por lo que de primeras no se puede saber si hay un bloqueador en el ordenador impidiendo el acceso a determinadas webs.

Con HomeGuard también es posible bloquear el acceso a determinados sitios webs en ciertas ocasiones, programando las horas en los que queremos que se bloquee el acceso. Además, se puede elegir una lista negra de webs a las que bloquear manualmente, así como una lista blanca, en donde el usuario solo podrá acceder a esas páginas concretas, bloqueando todas las demás. Lo podéis descargar desde aquí.

Qustodio

Qustodio

Es una aplicación de control parental que permite controlar de forma remota varios dispositivos, ya sean ordenadores, tablets o smartphones, a través de internet. Obviamente cada uno de ellos debe tener instalada la aplicación para que esta pueda hacer su trabajo. Eso sí, si queremos controlar y bloquear el acceso a internet de varios dispositivos deberemos pagar la versión Premium, que actualmente cuesta 34,95€ al año en su versión para 5 dispositivos. La versión Free solo permite proteger uno y por lo tanto no tiene opción de control remoto.

De todas formas, si no queremos que el usuario del dispositivo sepa que lo estamos controlando, también tiene la opción de ocultarse. Además, estamos hablando de una de las herramientas más completas, ya que no solo permite bloquear el acceso a los sitios web para adultos sino también a redes sociales, juegos y aplicaciones, así como controlar y bloquear las llamadas y leer y bloquear los mensajes de texto. Lo podéis descargar pinchando aquí.

Simple Porn Blocker

Simple Porn Blocker

Es la herramienta más sencilla de las tres. Únicamente tiene dos botones, el de bloquear los sitios webs pornos y el de desbloquearlos. Lo que hace es modificar los archivos Hosts para que Windows bloquee los dominios, por lo que es indiferente el navegador que estemos utilizando. La aplicación no tiene contraseña y funciona aunque hayamos cerrado la ventana. Es más, sigue funcionando una vez hayamos desinstalado la aplicación, por lo que para desbloquear el acceso a sitios webs para adultos deberemos volverla a instalar y desbloquearlos desde allí. Eso sí, si queremos que bloquee sitios específicos hay que utilizar el símbolo del sistema, algo no recomendado para usuarios inexpertos. Lo podéis descargar pinchando aquí.

¿Soléis utilizar algún bloqueador de este tipo?

Quizá te interese…

Compártelo. ¡Gracias!