¿Se han agotado las novedades? La nueva build de Windows solo corrige fallos

Una semana más, Microsoft ha traído a los usuarios del programa Insider de Windows 10 una nueva build de la que será la próxima gran actualización de su sistema operativo. Siguiendo los pasos de la anterior build 19551, Microsoft no ha traído ninguna novedad para su sistema operativo, sino que ha aprovechado el lanzamiento de la nueva actualización para centrarse en corregir errores y fallos y seguir con el proceso de depuración del sistema operativo. Así es la nueva build 19555 de Windows 10.

No se sabe muy bien a qué está jugando Microsoft. Y es que está claro que el proceso de actualización del sistema operativo se ha vuelto totalmente caótico. Inicialmente se esperaba la nueva actualización del sistema operativo para principios de 2020, aunque parece que al final va a ser retrasada a los meses de abril o mayo de este año. Un dato curioso ya que, como hemos dicho varias veces, Windows 10 20H1 ya es RTM, y solo le falta un parche acumulativo, que llegará el día de lanzamiento, para terminar de depurar los últimos fallos.

Las build 195xx corresponden, en teoría, con Windows 10 20H2, la segunda actualización de 2020 que llegará, si no cambian las cosas, como un Service Pack. Igual que la versión 1909 de finales del año pasado. Así, la nueva build 19555 de Windows 10 es la nueva actualización del sistema operativo, una actualización centrada, sobre todo, en corregir errores.

Windows 10 Insider build 19555

Todas las novedades de la build 19555 de Windows 10

Errores solucionados

Esta nueva actualización del sistema operativo se ha centrado principalmente en solucionar 7 fallos importantes que estaban afectando al correcto funcionamiento del sistema operativo:

  • Se ha acabado con el error Start Code 10 al usar algunas unidades USB 3.0.
  • La función de recuperar Windows 10 desde la nube ya funciona.
  • Los equipos ARM64 ahora pueden instalar las últimas compilaciones Insider de Windows.
  • El historial de protección de Windows Defender ahora muestra un icono de carga cuando esta se demora mucho.
  • La vista previa de impresión ahora muestra las miniaturas correctamente.
  • El menú inicio vuelve a funcionar sin necesidad de reiniciar el proceso explorer.exe.
  • Solucionado un problema con las opciones avanzadas de Windows Update que podían dejar a los usuarios sin actualizaciones debido a ciertas políticas.

Como vemos, unos errores bastante interesantes y que, a diferencia de otras veces, muchos de ellos sí pueden afectar al usuario medio.

Fallos aún por corregir

Además de los errores corregidos, Microsoft es consciente de una serie de fallos que aún afectan al sistema operativo. Alguno de estos errores lleva incluso meses en el propio sistema operativo, y Microsoft no termina de dar con su solución:

  • BattleEye sigue sin funcionar. Este es, sin duda, el fallo más largo de Windows 10.
  • Narrador y NVDA no funcionan bien en el nuevo Edge Chromium.
  • Algunos usuarios pueden experimentar largos tiempos de espera al instalar nuevas build.
  • Se están investigando dos errores que impiden actualizar Windows: 0x8007042b y 0xc1900101.
  • El apartado «Documentos» dentro de la privacidad tiene un icono estropeado.
  • Los teclados IME siguen dando problemas a los usuarios.
  • Algunos dispositivos no se suspenden automáticamente cuando pasan tiempo en reposo.

Una interesante forma de acabar enero para Microsoft. Empezamos a echar en falta algunas mejoras y novedades interesantes para las nuevas versiones del sistema operativo, y es que, en lo que va de año, no hemos visto más que una función que ha llegado a la calculadora. Además de correcciones y nuevos fallos.