Windows Movie Maker: el clásico editor de vídeo sigue funcionando

Windows Movie Maker es una de las aplicaciones más queridas por los usuarios. Incluso a pesar de que Microsoft decidió abandonar su soporte y eliminar las descargas oficiales hace tiempo. Este programa permite a los usuarios editar vídeo de forma muy sencilla y rápida. Cualquier usuario, incluso sin conocimientos, puede realizar montajes de vídeo básicos sin tener que complicarse al usar programas profesionales. Y todo, además, de forma totalmente gratuita.

Qué es Movie Maker: principales características

Windows Movie Maker empezó sus andadas en el año 2000, cuando fue lanzado por primera vez para Windows ME. Desde entonces ha ido evolucionando, ganando muchos seguidores y defensores en la era de XP y disparando su popularidad con Windows 7. Por desgracia, Microsoft descontinuó su editor de vídeo después del lanzamiento de la versión 2012, y hoy en día, es muy complicado encontrarlo en la red.

Hablamos un programa de edición de vídeo que Microsoft incluía como parte de la suite Windows Essentials y cuyo propósito se situaba brindar a sus usuarios una sencilla plataforma desde la que poder crear vídeos de películas con música, transiciones personalizadas o imágenes de forma sencilla y sin necesidad de requerir de conocimientos avanzados.

Este programa cuenta con una interfaz muy intuitiva y sencilla de usar, por lo que se ha convertido con el tiempo en un programa muy querido tanto por principiantes como por usuarios con algo más de experiencia. Movie Maker nos permite trabajar con vídeos, con fotos y con imágenes. Además, cuenta con una gran cantidad de efectos, transiciones y la posibilidad de añadir textos, títulos y créditos.

Windows Movie Maker - 1

Funciones y características

Aunque está muy lejos de ser un editor de vídeo profesional como Adobe Premiere, Movie Maker cuenta con una gran cantidad de funciones y características que, normalmente, no se suelen ver en otros editores gratis similares.

Una de las características que sorprende encontrar en un editor de estas características es que cuenta con un sistema de estabilización de vídeo con vista previa, que nos permite reducir las vibraciones al grabar y ver en todo momento el resultado final.

Este editor de vídeo también cuenta con una gran cantidad de funciones de edición de audio. Además de permitir grabar audio directamente desde el programa, permite editar el audio, dar énfasis e incluso normalizarlo y reducir el audio. Un todo en uno para controlar al máximo las grabaciones de audio y las narraciones.

También encontramos grandes características a la hora de trabajar con el vídeo. Este programa es compatible con una gran cantidad de formatos y códecs diferentes, permite añadir texto con bordes y hasta usar vídeos completos como audio para no tener que recurrir a programas de terceros para separar los canales.

Por último, una función que a más de uno nos ha salvado la vida en alguna ocasión, es que cuenta con un sistema de auto-guardado de proyectos. Si el programa se bloquea o cierra de manera inesperada, podremos recuperar el trabajo.

Y gracias a la aceleración por hardware nativa, el rendimiento de este editor de vídeo es más que sobresaliente, incluso en proyectos muy largos.

Formatos compatibles

Movie Maker nos permite capturar vídeo directamente desde el programa desde distintas fuentes (cámara, escáner, capturadoras, etc). Y, además, nos permite importar al programa cualquier clip de vídeo y audio en los siguientes formatos:

  • WMV / ASF
  • MPG (MPEG-1)
  • AVI (DV-AVI)
  • WMA
  • WAV
  • MP3
  • MPEG-2
  • DVR-MS
  • MP4
  • 3GP
  • FLV
  • MOV
  • AAC

Las versiones viejas de Movie Maker solo permitían exportar los vídeos a formato Windows Media Vídeo (WMV) y AVI. Sin embargo, las últimas versiones del programa permitían guardar los clips de vídeo en con el códec H.264 en MP4.

Exportar vídeo Windows Movie Maker

Además, cuenta con una gran cantidad de perfiles para guardar vídeos preparados para iPhone, Android y otras plataformas. Incluso para dejarlos listos para redes sociales y plataformas como YouTube.

En resumen, las principales características que podemos encontrar en este programa son:

  • Herramientas de creación y personalización de títulos y créditos.
  • Opciones para crear películas automáticas.
  • Opciones para efectos especiales.
  • Herramientas para una selección exhaustiva de los tracks de audio.
  • Transiciones.
  • Línea de tiempo muy clara.

Lo mejor y lo peor de Movie Maker

Entre las principales ventajas de este programa podemos destacar que, al ser de Microsoft, durante mucho tiempo ha venido instalado por defecto junto a Windows. Además, su interfaz es una de las más claras y sencillas de manera que cualquier usuario, incluso si nunca ha editado vídeo, podrá usarlo con una curva de aprendizaje mínima. Este programa cuenta con todo lo que cualquier usuario, no profesional, puede necesitar para editar sus vídeos. Además, debido a la cantidad de años que lleva entre nosotros, muchos usuarios, algunos más veteranos, ya se han acostumbrado a su uso. Por tanto, estos prefieren no tener que migrar a otra propuesta similar, aunque sea más moderna y funcional.

Pero no es perfecto. Y entre sus principales inconvenientes debemos destacar que, actualmente, se trata de un software que no tiene soporte. Por lo tanto, ni vamos a recibir actualizaciones de seguridad ni se van a corregir fallos en el programa. También cabe destacar que, para uso profesional, deja mucho que desear, tanto a nivel de funciones (que están limitadas) como en rendimiento (se bloquea a menudo).

Lo mejor:

  • Muy fácil de usar.
  • Gran cantidad de transacciones incluidas.
  • Totalmente gratuito.

Lo peor:

  • No tiene soporte desde hace años.
  • Funciones limitadas para uso profesional.
  • Problemas de rendimiento y estabilidad al usar vídeos muy grandes.

Requisitos mínimos

Aunque este es un editor de vídeo bastante sencillo, editar vídeo es una tarea que consume muchos recursos. Por ello, si queremos que Movie Maker funcione más o menos bien, tendremos que cumplir, al menos, los siguientes requisitos:

  • Sistema Operativo: Windows (desde 7 hasta 10).
  • RAM: 1 GB (2 GB para editar vídeo en HD).
  • Procesador: 1 core @ 2.4 GHz (se recomienda dual core para vídeo en alta definición).
  • Tarjeta gráfica: compatible con DirectX 10 y Pixel Shader 2.0.

Además, si vamos a exportar nuestros vídeos directamente a las redes sociales, o vamos a acceder a algún recurso en red, necesitaremos una conexión a Internet.

Bajar Windows Movie Maker en español

El principal problema con el que nos encontramos a la hora de intentar usar este editor de vídeo es con que, como Microsoft dejó de actualizarlo, no hay manera de encontrarlo. Y, además, hay muchas páginas web que intentan engañarnos ofreciéndonos editores similares de pago, falsos e incluso programas malignos. Es por ello por lo que descargar Windows Movie Maker para Windows 10 y Windows 11 es una labor complicada.

Por suerte, en SoftZone guardamos una copia de Windows Live Essentials en español. Y, para bajarla, no tenemos más que hacer clic en el siguiente enlace.

Una vez bajado el programa lo ejecutamos. Y podremos ver el primer paso del instalador de Live Essentials. A nosotros no nos interesa instalar todo el pack de programas (ya que la mayoría no existe), por lo que haremos clic sobre la opción «Elegir los programas que deseas instalar».

Instalar Movie Maker 1

Acto seguido, dejaremos marcada solo la opción de «Photo Gallery y Movie Maker», para instalar tan solo estos dos programas.

Instalar Movie Maker 2

Hacemos clic en «Instalar» y comenzará la instalación del programa. El proceso tardará unos segundos.

Instalar Movie Maker 3

Al acabar, ya tendremos nuestro Movie Maker en español listo para empezar a usarlo. Y funciona en todas las versiones de Windows, desde XP hasta en Windows 10 y Windows 11.

Windows Movie Maker en Windows 11

Alternativa: buscar en Internet Archive

La última revisión de Windows Movie Maker que lanzó Microsoft data de febrero de 2018. Y para encontrarla, el mejor sitio fiable que podemos encontrar es Archive.org. En el siguiente enlace podemos encontrar el instalador de Microsoft Windows Live Essentials 2012. Este instalador incluye una serie de aplicaciones de Microsoft, entre las que destacamos el editor de vídeo Movie Maker.

Descargar Windows Live Essentials

Descargamos el ejecutable de esta página (ocupa 131 megas) y, cuando lo tengamos en nuestro PC, ya podemos empezar la instalación ejecutando el fichero «wlsetup-all.exe» que acabamos de bajar. Durante la instalación, debemos elegir la opción de «elegir los programas que queremos instalar», como se muestra en la captura, y elegir tan solo Photo Gallery and Movie Maker.

Os decimos esto porque algo que debemos tener muy presente llegados a este punto, es que en el instalador que hemos descargado, hay más programas. Por tanto, en el caso bastante probable de que no deseemos desperdiciar espacio en disco, que cada vez es más valioso, os recomendamos personalizar esta instalación de Windows Movie Maker. En concreto lo que queremos decir con esto es que el pack que hemos descargado antes contiene otros programas adicionales tales como Photo Gallery, Mail, Writer, o OneDrive. Es más, podemos apuntar que a pesar de que podrían instalarse, algunos de ellos ni siquiera son ya funcionales, tan solo ocupan espacio.

Por tanto, como os comentamos, para aligerar la instalación en este caso nos decantamos por la opción de Photo Gallery y Movie Maker. Así, eliminamos el marcador del resto de propuestas incluidas y comenzamos con la descarga como tal.

Empezará el proceso de instalación de Windows Movie Maker. Pero, llegado a un punto de este, nos aparecerá un error. Esto se debe a uno de los componentes de Live Essentials, no tenemos de qué preocuparnos.

Instalar Windows Live Essentials - Error

Cerramos la ventana de error y listo. Windows Movie Maker estará instalado en nuestro ordenador. Solo tendremos que buscarlo en el menú inicio y ya podremos empezar a usarlo. Eso sí, al abrirlo por primera vez tendremos que aceptar los términos de uso de Live Essentials para poder empezar a usarlo.

Aunque Microsoft ha querido dar la espalda a su excelente editor de vídeo, Windows Movie Maker aún funciona en Windows 10 y en Windows 11.

Windows Movie Maker en Windows 10

La descarga de Internet Archive nos descarga un Windows Live Essentials en inglés. Por lo tanto, este programa estará en inglés. Sin embargo, hay un pequeño truco que nos permitirá ponerlo en español si no queremos usarlo en este idioma.

Debemos ir a la ruta de instalación de Windows Live (C:/Program Files (x86)/Windows Live/Installer) y aquí ejecutar el archivo «LangSelector.exe».

Cambiar idioma Windows Live

Automáticamente todos los programas de Windows Essentials se pondrán en español, y podremos usarlos sin problemas en nuestro idioma.

También podemos optar a descargar Windows Live Essentials directamente en español buscándolo en otras webs, pero desde SoftZone no os lo recomendamos. La red está llena de programas falsos y usuarios que intenten engañar para bajar versiones falsas de este editor.

Alternativas fáciles a Movie Maker

Aunque Windows Movie Maker sigue siendo uno de los editores de vídeo más sencillos que podemos encontrar, la verdad es que, al no tener soporte, podemos echar en falta actualizaciones y funciones. Por suerte, existen otras alternativas, tan sencillas como esta, que nos van a ayudar a editar nuestros vídeos con total facilidad.

HitPaw Toolkit

HitPaw Toolkit

HitPaw es otra de las mejores alternativas que podemos encontrar a Windows Movie Maker. Este es un editor de vídeo todo-en-uno ideal tanto para usuarios que dan sus primeros pasos dentro de la edición como para aquellos ya experimentados que no quieren complicaciones. Nos ofrece todas las herramientas necesarias para editar audio y vídeo dentro de una interfaz muy sencilla. También nos permite cortar vídeos, añadir pistas de música y convertirlos a GIF. Si no quieres complicaciones, este es tu editor.

Desde aquí podemos descargar el editor de vídeo HitPaw.

MiniTool MovieMaker

Este programa de MiniTool, es una de las mejores alternativas al editor de vídeo de Microsoft. Hasta usa su nombre. Cuenta con una interfaz muy sencilla de usar, y cuenta con una gran de funciones y características de manera que cualquier usuario pueda realizar todo tipo de ediciones, incluso sin dificultad. Podemos descargar este editor de vídeo de aquí.

Wondershare Filmora

Filmora es otro programa similar que nos permite editar vídeo. Su principal característica es que, además de contar con una interfaz muy sencilla, gracias a él vamos a poder realizar trabajos de edición más complejos que los que nos ofrece Movie Maker. Soporte para 4K y una gran cantidad de retoques destacan también en el que es uno de los programas sencillos más completos. Podemos bajar Filmora de este enlace.

OpenShot

Si lo que estamos buscando es un editor de vídeo de código abierto, entonces uno de los mejores que podemos tener al alcance de nuestra mano es OpenShot. Este editor de vídeo nos va a permitir realizar las mismas, e incluso más, tareas que podemos hacer con Movie Maker, pero con un software totalmente actualizado, moderno y con un excelente soporte. Podemos descargar OpenShot gratis de su web.

Kdenlive

Para muchos, una de las mejores alternativas, más completa, además, que podemos encontrar para el editor de vídeo de Microsoft. Kdenlive es un acrónimo de KDE Non-Linear Video Editor, un software creado originalmente para sistemas Linux pero que, hoy en día, podemos usar sin problemas en cualquier sistema, incluso en Windows y macOS. Un editor de vídeo que ofrece características y posibilidades profesionales, pero sin llegar a la complejidad de otros programas como Adobe Premiere. Podemos bajar este editor de vídeo desde el siguiente enlace.

¿Es Clipchamp el nuevo Movie Maker?

Pese a que en los planes de Microsoft no pasa por recitar Movie Maker, sí que ha querido dotar a sus usuarios de un nuevo editor de vídeo comprando Clipchamp, una herramienta de vídeo online, que ahora se puede encontrar como aplicación independiente dentro de la Microsoft Store. De esta forma, se intenta cubrir una de las carencias que más se echaban en falta en Windows desde la desaparición de Movie Maker.

En esta aplicación podemos encontrar un buen conjunto de herramientas de edición de vídeos básicas, junto con la posibilidad de realizar grabaciones de pantalla y de cámara web. También cuenta una amplia biblioteca de plantillas, filtros y transiciones gracias a las cuales vamos a poder editar rápidamente, modificar y transformar nuestros vídeos. Su principal inconveniente es que no es 100% gratis, como si lo era el mítico Movie Maker.

ClipChamp lo podemos descargar desde la Microsoft Store y cuenta con un plan gratuito, mediante es posible realizar una grabación de pantalla durante un máximo de 30 minutos, así como exportar vídeos en calidad 1080p y en formato MP4. Los resultados no cuentan con marca de agua, salvo que usemos sus plantillas. Si queremos sacar el máximo provecho a todas sus funcionalidades, es necesario contratar alguno de sus planes de suscripción que parten de los 9 dólares al mes.

Windows Movie Maker icono
Windows Movie Maker
Sistema Operativo Windows
Tipo Editor de vídeo
Idiomas Español
Precio Gratis

Lo mejor

  • Editor de vídeo gratis, sencillo de usar y muy rápido.
  • Estabilización de vídeo.
  • Compatible con muchos formatos.

Lo peor

  • Está descontinuado.
  • Es complicado de encontrar.
Herramientas
8.5
Facilidad de uso
9.5
Precio
10
Compatibilidad
9

Puntuación global

9.3
¡DEJA TU VALORACIÓN!
PUNTUACIÓN DE LOS LECTORES:
0
2 Comentarios