Aunque no deberías hacerlo, aún puedes bajar y usar Flash Player

Adobe Flash Player ha sido, durante años, un complemento muy importante para la evolución de Internet. Sin embargo, como ocurre con todo, su mal mantenimiento, y la gran cantidad de fallos de seguridad y problemas de rendimiento han sentenciado su muerte. Los nuevos estándares web, como HTML5, son capaces de ofrecer las mismas características a las webs que ofrecía Flash hace años, pero con mayor seguridad y sin impacto en el rendimiento. Este complemento lleva años en declive, y, el 31 de diciembre de 2020 desaparece de manera definitiva.

Es cierto que cada vez hay menos webs que necesitan Flash. Y las que aún lo necesitan es, probablemente, porque o bien están abandonadas, o están siendo utilizadas para llevar a cabo ataques informáticos. Sin embargo, hay usuarios que aún utilizan este tipo de webs, por ejemplo, para jugar a los populares juegos flash del navegador. Pero ¿qué pasa ahora que Flash Player es historia? Los navegadores web ya no pueden cargar este contenido al no tener el plugin correspondiente, y tampoco podemos bajar e instalar Flash Player desde la web de Adobe. Entonces, ¿cómo podemos acceder aún a este contenido?

Lo primero que debemos saber en este sentido, es que, con el paso de los años, de gran medida debido a su enorme popularidad, Flash se ha convertido en un elemento muy peligroso en el PC. A lo largo de los años, especialmente en los últimos de su existencia, todas las plataformas Flash realmente se convirtieron en un foco importante de ataques debido a sus vulnerabilidades y agujeros de seguridad. De ahí que poco a poco el abandono del estándar se fuese extendiendo por todo tipo de programas, plataformas y webs, hasta su desaparición. Pero claro, aún son muchos los contenidos usables que se basan en Flash

Los peligros de usar Flash

En estos momentos, y desde hace tiempo, podemos afirmar que Flash es un proyecto que está abandonado. Igual que ocurre con Windows XP o Windows 7, el popular complemento web ya no tiene ningún tipo de soporte. Esto significa que cualquier fallo de seguridad que se descubra quedará abierto para siempre, y los piratas informáticos lo intentarán usar para infectar al mayor número de usuarios posible. Pero con todo y con ello, aún son muchos los usuarios que lo sigue usando a diario.

Es vital evitar a partir de ahora este complemento en el navegador de Internet que usemos de forma predeterminada. Lo único que vamos a tener son problemas de seguridad y rendimiento al navegar por la red. Solo por el mero hecho de tenerlo instalado estamos abriendo la puerta a posibles ataques informáticos. Si tenemos nuestro navegador actualizado, él mismo habrá eliminado ya el plugin (o lo hará pronto). Y si tenemos Windows al día, uno de los últimos parches de 2020 se ha encargado de desinstalar este plugin del sistema operativo. También, si lo hemos instalado nosotros a mano, podremos desinstalarlo fácilmente usando su asistente.

eliminar flash desinstalador

Ahora bien, ¿qué pasa si, por el motivo que sea, necesitamos usar este complemento? La verdad es que la cosa está complicada. Y cuanto más tiempo pase, más difícil estará. Pero aún es posible. Te explicamos cómo.

Descargar Flash Player de fuentes no oficiales

Adobe ha eliminado el complemento de su página web. Esto significa que, a partir de ahora, no habrá una forma oficial y segura de descargar el plugin. Por suerte, aún existen distintas formas de bajarlo que, aunque no son oficiales, nos permiten descargar el complemento con cierta seguridad.

Una de las webs de descarga que recomendamos es Majorgeeks. Esta web nos ofrece una gran cantidad de software en descarga directa, sin publicidad, instaladores ni software no deseado. Una de las mejores webs para bajar programas, muy superior a otras como, por ejemplo, Softonic (que es más bien todo lo contrario).

En este enlace vamos a poder encontrar Adobe Flash Player 32.0.0.465, la última actualización de este complemento lanzada el 8 de diciembre de 2020. Esta web nos ofrece (por motivos legales) el instalador oficial de Adobe, el cual cuenta con adware, por lo que debemos tener cuidado a la hora de instalarlo.

Flash instalando

Aunque puede ser tentador buscar el complemento en otras webs, os recomendamos encarecidamente no hacerlo. Si ya de por sí es peligroso instalar este software tras su fin de soporte, imaginemos lo que podría pasar si de donde lo bajamos ha ocultado malware o software no deseado en el instalador.

Cuidado con las webs para bajar Flash

A partir de ahora van a aparecer una gran cantidad de webs, y anuncios, que nos ofrecerán la posibilidad de descargar este complemento. Y, por normal general, debemos desconfiar en el 100% de las veces. Si hasta ahora había anuncios y banners que nos ofrecían la posibilidad de bajar el complemento, a partir de ahora el número de estos se va a disparar. Y lo mismo ocurre con las webs de descarga, quienes se van a aprovechar para colarnos un «downloader» que nos baje, junto a un Flash obsoleto, una gran cantidad de software no deseado y publicitario.

Si estás buscando Flash, recurre al método anterior, que es 100% seguro. Y recuerda, desconfía siempre. Decir que si ya el componente Flash original el peligroso de por sí para nuestro PC, si descargamos una versión modificada o maliciosa de una fuente no original, el peligro es máximo.

Usar un navegador que aún funcione con Flash

Los principales navegadores web ya no soportan Flash, o dejarán de soportarlo muy pronto. Por ejemplo, Chrome 88 y Edge 88, al estar basados en Chromium, dejarán de incluir el plugin a partir de dicha versión, mientras que el navegador de Mozilla lo hará a partir de Firefox 85. Desde entonces no será posible ejecutar ningún contenido Flash en ellos, y tampoco instalar a mano el complemento.

Sin embargo, aunque sea peligroso, durante un tiempo aún habrá formas de abrir contenido web de Adobe. Una de las recomendadas es usar la rama ESR de Firefox. Las versiones de soporte extendido no reciben más cambios que correcciones de seguridad durante su ciclo de vida. Por tanto, como Firefox 78 soportaba este complemento, todo el ciclo de desarrollo de la ESR seguirá soportándolo. La ESR de Firefox tendrá soporte hasta septiembre de 2021, por lo que podremos usarla sin problemas para abrir este contenido web. A partir de entonces, esta versión del navegador quedará sin soporte y tendremos que dar el salto a la ESR 91, y esta ya sí que no soportará este complemento.

Firefox ESR parches seguridad

¿Podemos seguir usando una versión sin soporte de Firefox para poder abrir contenido Flash? Por supuesto, igual que si nos bajamos un Chrome portable inferior a la versión 88 podremos también usar este complemento. Pero estaremos poniendo en peligro nuestro PC, no solo con Flash, sino también con cualquier posible vulnerabilidad que pueda haber en el motor del navegador. Eso ya es responsabilidad de cada uno. Como sucede con otros tantos estándares que con el tiempo han desaparecido, su continuidad de uso es responsabilidad de cada usuario. Poder utilizarse de algún modo, se puede, ahora bien, eso no es en absoluto recomendable.

Esto es algo similar a lo que sucede si trabajamos con productos software descontinuados como sucede con Windows XP o Windows 7. Poder seguramente podamos trabajar en estos sistemas en multitud de tareas. Ahora bien, hay que tener en cuenta que con todo ello estamos corriendo una serie de riesgos en ocasiones innecesarios.

Además de Firefox ESR, también habrá otros navegadores web alternativos que seguirán soportando este complemento igual que soportan los plugins NPAPI y las extensiones clásicas. Esta puede ser una solución intermedia tras el fin de soporte de la rama ESR 78 de Firefox, ya que traerán la última versión del plugin Flash Player a la vez que la última versión del motor del navegador. Así, la única brecha de seguridad podremos tenerla en el plugin, pero no en el resto del navegador.

Sin embargo, lo que debemos tener más que presente es que compatibilidad con este componente en los navegadores actuales, es casi inexistente, o completamente nula en algunos. Algo que se extenderá a todos ellos con el paso del tiempo.

Alternativas para abrir Flash en Windows 10

Todo el rato insistimos en lo mismo: debemos alejarnos todo lo posible de Flash. Si llevamos una década insistiendo en la importancia de dejar de lado este complemento, a raíz de este final de soporte es necesario alejarnos aún más de él.

Es verdad que hay contenido Flash muy valioso, al menos sentimentalmente hablando. Hablamos, sobre todo, de animaciones, historietas y juegos que antes se cargaban desde el navegador gracias al complemento de Adobe. Y si tenemos este tipo de contenido descargado y guardado, aún es posible volver a abrirlo de forma segura con estas alternativas.

Ruffle, un emulador escrito en Rust

Ruffle nació como una alternativa al plugin de Flash que nos permite abrir este contenido sin problemas, y de forma segura, tanto desde el PC como desde el navegador. Gracias a él vamos a poder volver a ejecutar todas esas animaciones y juegos de navegador sin correr riesgos. Ruffle es un proyecto de código abierto, escrito en Rust, que aún se encuentra en desarrollo.

Podemos acceder a este proyecto desde aquí.

Flashpoint, 500 GB de juegos y animaciones web con emulador propio

Flashpoint es un proyecto llevado a cabo por BlueMaxima para preservar la historia de Internet. Este proyecto está formado por una enorme colección de 70.000 juegos y 8.000 animaciones que se ejecutan en 20 plataformas diferentes. Podemos descargar un paquete completo con todo ello de más de 500 GB, o un cliente de apenas 2 Gb (los emuladores y las librerías) que descargará los juegos, bajo demanda, según los vayamos solicitando.

Podemos descargar este paquete de contenido gratis desde el siguiente enlace.

Internet Archive, la hemeroteca de lo retro

Internet Archive es una plataforma dedicada a recuperar todo tipo de contenido retro y abandonado para evitar que desaparezca. Esta web nos permite encontrar libros, músicas, juegos y muchos otros contenidos para poder abrirlos desde el navegador o descargarlos a nuestro PC. La plataforma se ha propuesto recuperar la mayor cantidad de juegos y animaciones flash posible de manera que puedan tener una segunda vida antes de desaparecer.

Actualmente cuenta con más de 2000 animaciones (y subiendo) que podemos ejecutar directamente desde el emulador gracias a Ruffle, el emulador de Flash OpenSource que hemos visto antes.

Podemos acceder a este contenido desde esta web. Ahora bien, la descarga de este elemento nos puede ser de ayuda para guardar componentes del pasado, o para llevar a cabo determinadas pruebas con software. Pero eso sí, tal y como esperamos que ya haya quedado claro tras todo lo comentado en estas líneas, su uso continuado no es algo en absoluto recomendable, especialmente por temas de privacidad y seguridad.

¿Una web pide usar Flash? Huye

La verdad es que es raro, pero puede ocurrir. A día de hoy aún quedan algunas webs aisladas que siguen estando programas en Flash. Estas páginas, lo que ocurre, es que se crearon hace muchos años y han tenido un mantenimiento cero. Es muy común encontrarlas, por ejemplo, en webs de empresas pequeñas que tienen la página montada por hacer presencia en la red, pero nada más.

Si una web nos pide usar Flash puede deberse a dos motivos. El primero de ellos es que la página sea una de estas webs aisladas que no se han actualizado (y probablemente no lo hagan) porque no les interesa. En ese caso, poco podemos hacer, ya que tampoco (por si acaso) recomendamos visitarla. Lo que sí podemos aprovechar es, si somos programadores, a hacer una oferta a la empresa para actualizar su página web y mejorar su presencia en la red. Si tenemos suerte y aceptan, habremos hecho negocio.

Y el segundo de los motivos es el que todos pensamos: la web está controlada por piratas y usa Flash para ponernos en peligro. En ese caso, lo que debemos hacer es huir cuanto antes si no queremos terminar en las garras de los piratas informáticos. Estas webs se pueden encontrar muy fácilmente si llegamos a ellas a través de correos electrónicos o desde las redes sociales, como Facebook. Mucho cuidado y, por supuesto, nunca debemos activar y usar Flash hoy en día.

¡Sé el primero en comentar!