Crea y diseña tus propios montajes de fotos con GIMP

El uso y manejo de fotografías por parte de usuarios domésticos cada vez es más frecuente. En la actualidad es cada vez más común que usemos herramientas para la edición y montaje fotográfico. Una de las composiciones a base de fotografías más populares es los collages a través de contenidos gráficos personales. Para realizar esta labor podemos echar manos de diferentes softwares, como por ejemplo GIMP, un popular editor de fotos de código abierto y gratuito.

Crear un collage es una manera divertida y artística de disponer de varias fotos dentro de un mismo marco. Esto queda especialmente bien si deseamos imprimirlo con posterioridad. Para realizar esta labor existen todo tipo de programas y herramientas online. Una de las formas es crearla con GIMP. Por ello hoy vamos a ver cómo crear nuestros propios collages de fotos con este popular editor.

Que es un collage de fotos

Entendemos por collage una técnica artística que consigue en pegar distintas imágenes sobre un lienzo. Aunque se usa especialmente en la pintura, también puede ser usada en otros ámbitos la música, el cine o la fotografía. De esta forma, mediante la conjunción de diversas fotos o recortes de estas se crea una obra obteniendo un tono más unificado. Esto es algo que puede hacerse tanto en papel como en formato digital.

A efectos prácticos para hacer nuestro fotomontaje bastaría con tener una plantilla con el número de espacios en forma de cuadrículas necesarios en función del número de fotografías que necesitamos tenga nuestra creación. Posteriormente basta con insertar en cada espacio una foto de forma que tengamos el montaje de fotos realizado. Esto es algo que podremos hacer fácilmente usando GIMP, por lo que hoy vamos a ver cómo podemos hacerlo.

Crea tu propio montaje de fotos con GIMP

Para comenzar, lo primero e imprescindible es tener GIMP en nuestro ordenador. Como es una herramienta gratuita basta que lo descarguemos desde la web del propio desarrollador. Al ser multiplataforma, cuenta con versiones para Windows, Linux y macOS, e incluso una versión portable y en español. Para crear nuestro montaje de fotos usaremos su función de Abrir como capas para insertar las imágenes y la función de Rectángulo para dibujar las selecciones.

Crea una nueva imagen e inserta las guías

Una vez que ya disponemos de GIMP, lo abrimos y vamos a crear una imagen nueva. Para ello pulsamos en la pestaña de «Archivo» y «Nuevo». Esto nos abrirá una ventana llamada Crear una nueva imagen. Aquí debemos establecer el Ancho y Alto de la nueva imagen que va a tener 1000 x 1000 píxeles y pulsamos en Aceptar. Ya tenemos nuestro lienzo sobre el que vamos a colocar las imágenes en forma de collage, que debemos colocar con precisión. Para poder posicionarlas correctamente usaremos las «Guías», que son líneas horizontales y verticales que nos ayudarán a trabajar con las distintas imágenes.

A continuación, vamos a crear 1 guía horizontal y 1 guía vertical. Para crear las guías horizontales vamos a pulsar en la pestaña de Imagen, posteriormente en Línea guía y Nueva guía. Esto hará que nos aparezca una ventana donde seleccionaremos la dirección en horizontal, en el apartado de «Posición» introducimos 500 y hacemos clic en Aceptar.

GIMP línea de guias

Una vez creadas la guía horizontal, vamos a crear otra línea en vertical. Para ello seguiremos los mismos procedimientos del paso anterior, pulsando en Imagen, línea imagen y Nueva guía. En la ventana debemos asegurarnos de seleccionar vertical y crear una «Posición» de «500». Una vez realizado obtendremos una plantilla de 2×2 cuadrículas, que nos van a servir para insertar 4 imágenes en nuestro fotomontaje.

GIMP lienzo 4x4

Esto es algo que podemos personalizar como deseemos en cada momento. Podemos cambiar el tamaño del lienzo a nuestro gusto y ajustar las guías para poder obtener cuadrados más pequeños para poder insertar un mayor número de fotos.

Insertar y ajustar imagen

Posteriormente, continuamos insertando la imagen en el documento. Para ello, vamos a pulsar en la pestaña de «Archivo» y «Abrir como capas», abriendo así la imagen que deseamos insertar. Seleccionamos la imagen y pulsamos en Abrir.

Una vez insertada la imagen la podemos editar. Para ello pulsamos en la pestaña de «Herramientas» y seleccionamos «Herramientas de transformación» y «Escalar». Desde aquí podemos cambiar el tamaño de la imagen. En la ventana cambiamos los valores de ancho y alto pulsamos en Escalar para que de esta forma la imagen no se distorsione.

GIMP escalar una imagen

Ahora pulsamos nuevamente en «Herramientas» y «Herramientas de transformación» para elegir en esta ocasión «Mover», así podremos mover la imagen haciendo clic dentro de la misma y arrastrándola.

Crear selección, duplica la capa y agregar un borde

A continuación, volvemos a pulsar en «Herramientas» y «Herramientas de selección», haciendo clic esta vez en «Selección rectangular». Ahora para crear una selección, arrastramos el ratón sobre una parte de la imagen y pulsamos en la pestaña de «Editar» y» Copiar». Posteriormente pulsamos nuevamente en «Editar» y «Pegar». Luego hacemos clic en la pestaña de «Capa» y «A una capa nueva». Una vez hecho esto podemos eliminar la capa de la imagen original, seleccionándola de la columna de la derecha, pulsar con el botón derecho y eliminar capa.

GIMP copiar y pegar selección

Ahora vamos a agregar un borde, por lo que elegiremos el color blanco como color de primer plano. Pulsamos en la pestaña de «Herramientas» y «Colores predefinidos» para establecer el color predeterminado. Posteriormente pulsamos en «Herramientas» y «Intercambiar colores». Hacemos clic sobre la nueva capa y en el menú contextual seleccionamos «Alfa a Selección». Con la selección activa pulsamos en «Editar» y «Trazar selección». Esto hará que aparezca una ventana emergente de selección de trazo. Aquí marcamos Trazo de línea y Color sólido, estableciendo un ancho de línea de 30 píxeles. Por último, hacemos clic en el botón de «Trazo». Esto hará que se cree un borde blanco alrededor de nuestra imagen

GIMP seleccionar estilo de trazo

Una vez que hemos terminado con esta primera capa tendremos que ir repitiendo los pasos anteriores con cada una de las imágenes que van a componer nuestro collage. Si bien de primeras puede parecer un proceso largo y complicado, solo será necesario que nos acostumbremos para que todo fluya más rápidamente.

GIMP collage de 4 fotos

Guarda o exporta el resultado

Una vez terminado nuestro collage, debemos de quitar las guías y guardar la imagen creada. Para ello pulsamos en la pestaña de» Imagen», seleccionamos «Línea de guías» y «Quitar todas las guías», para de esta forma poder ver nuestro montaje de fotos con claridad.

GIMP quitar las guías

Ya solo nos queda guardar nuestro trabajo en GIMP, para lo cual pulsaremos en la pestaña de «Archivo» en el menú superior y «Guardar como». Le asignamos un nombre a nuestro trabajo y pulsamos en Aceptar. También podemos exportar nuestro trabajo a un formato de imagen diferente al utilizado como JPEG, PNG, TIFF, entre otros. Para ello pulsamos en «Archivo» y «Exportar como».

¡Sé el primero en comentar!