¿Quieres más seguridad? Ejecuta dos antivirus a la vez sin problemas

Un buen antivirus es esencial para poder conectarnos a Internet de forma segura y no correr riesgos innecesarios. Este software se encarga de analizar todos los archivos que llegan a nuestro PC, así como de auditar las conexiones y bloquear todo aquello que pueda parecer peligroso. Con un buen software de seguridad es más que suficiente. Sin embargo, hay algunos usuarios que piensan que dos es mejor que uno. Y, aunque esta frase pueda ser cierta en muchos contextos, cuando hablamos de antivirus no lo es. Y no solo eso, sino que incluso podemos tener muchos problemas si no lo hacemos bien.

Cada vez las amenazas son más complejas, y no podemos confiar toda nuestra seguridad a un único programa. Es necesario seguir también una serie de consejos básicos para poder estar seguros en la red. Por ejemplo, debemos evitar hacer clic en los enlaces que veamos en las redes sociales, o bajar archivos de webs sospechosas o que nos lleguen a través del correo electrónico. Actualizar Windows, y los programas del PC, es también vital para evitar ataques informáticos. Y todo lo que bajemos, aunque parezca seguro, debe pasar por un antivirus.

Dos antivirus PC

Problemas de usar dos programas de seguridad a la vez

¿Por qué si un antivirus funciona, dos no lo hacen? El motivo de esto se encuentra a muy bajo nivel, a la forma en la que funcionan estos programas. Los antivirus son programas críticos para el sistema. Por ello, este tipo de software es del poco que se instala con permisos SYSTEM, el mayor nivel de privilegios de Windows. Gracias a ello, tiene control sobre todo lo que ocurre en el sistema, y puede detectar y bloquear las amenazas por muy persistentes que sean.

Al intentar instalar un segundo antivirus, este se intenta instalar igualmente con permisos de SYSTEM. Al tener ya un software instalado con estos permisos, y detectar esta acción, la detectará como peligrosa, ya que nada debe instalarse con esos permisos. Por lo tanto, los primeros problemas que nos encontraremos son a la hora de instalarlo.

En caso de lograr instalar el segundo antivirus, los problemas comenzarán en cuanto se intentan activar los escudos de protección. Si el software de seguridad solo tiene detección basada en una base de datos, además de no servir para nada, no dará problemas. Pero si este funciona con funciones heurísticas que analizan el comportamiento, se encontrará con el motor del otro software de seguridad instalado en el PC, y, por tanto, comenzará a luchar, literalmente, con él.

También puede ocurrir que los dos motores antivirus instalados en el PC intenten acceder a un mismo archivo al mismo tiempo. Ninguno de los dos lograría tomar posesión del mismo, lo que dispararía el consumo de CPU y acabaría en un error.

Por último, es necesario destacar que, si conseguimos evitar todos estos problemas, tendríamos otro más: el rendimiento. Cualquier programa antivirus está constantemente ejecutándose en el PC, analizando toda la actividad. Y eso se traduce en un gasto de CPU y de RAM más que considerable. Si tenemos dos programas de seguridad en el PC, el uso de recursos se disparará, y todo el PC irá lento.

Cómo ejecutar dos antivirus al mismo tiempo

Aunque nos podemos encontrar con muchos problemas al intentar hacer funcionar esto, en realidad no es imposible. Simplemente hay que saber cómo hacerlo, y elegir los programas de seguridad adecuados.

Usar Windows Defender

Si ya hemos instalado un antivirus en nuestro ordenador, sea cual sea (Avira, Kaspersky, Norton, McAfee, etc), ya tendremos un segundo programa de seguridad en el PC: Windows Defender.

Windows Defender - Ventana principal

Cuando no tenemos otro programa de seguridad, el antivirus de Windows es el que se encarga de toda la seguridad. Sin embargo, al instalar un segundo software de seguridad, este se desactiva automáticamente, quedando solo para llevar a cabo análisis manuales en segundo plano. De esta manera, este antivirus no altera el funcionamiento de nuestro programa de seguridad principal, y nos sirve perfectamente para obtener una segunda opinión en caso de que no nos fiemos del todo de nuestro programa de seguridad.

Malwarebytes, el «segundo antivirus» por excelencia

Lo importante es que, cuando vamos a instalar un segundo programa de seguridad en nuestro PC, es que este no esté todo el rato analizando el ordenador, sino que permita análisis manuales. Uno de los más conocidos, y la mejor opción que podemos elegir para este fin, es Malwarebytes. Este no es un antivirus como tal, sino que se trata de un anti-malware especializado en otro tipo de amenazas para el PC, amenazas que, generalmente, pueden pasar desapercibidas entre otros programas de seguridad.

Interfaz principal Malwarebytes Premium

Malwarebytes es un programa de seguridad especializado en la detección de amenazas, diferentes a los típicos virus y troyanos, bajo demanda. Es decir, es un software de seguridad que ha sido diseñado desde cero para poder funcionar sin problema junto a otros programas de seguridad. Este software nunca ha dado problemas al instalarse en un ordenador con Windows Defender, Kaspersky, Norton o cualquier otro programa de seguridad. Por ello, es una de las mejores opciones que tenemos para poder tener una segunda opinión de la seguridad de nuestro PC.

Eso sí, debemos tener cuidado si optamos por instalar la edición «Premium» de este programa. Por defecto, se registrará dentro del centro de seguridad de Windows, y desactivará cualquier otro antivirus instalado en el PC. Si queremos usar Malwarebytes como segundo antivirus, es mejor optar por la edición Free. O, al menos, desactivar la opción de registro en este centro de seguridad, dentro de las opciones de Ajustes > Seguridad del antimalware.

Si usamos la edición Premium, también podemos hacer que este anti-malware se ejecute en tiempo real en el PC, junto a otro antivirus. Eso sí, debemos asegurarnos de añadir una serie de excepciones en nuestro software antivirus principal para que no cause conflicto con él. Estas excepciones son:

  • C:Program FilesMalwarebytes
  • C:ProgramDataMalwarebytes
  • C:WindowsSystem32driversmwac.sys
  • C:WindowsSystem32driversmbamswissarmy.sys
  • C:WindowsSystem32driversmbamchameleon.sys
  • C:WindowsSystem32driversfarflt.sys
  • C:WindowsSystem32driversmbae64.sys (64-bits)
  • C:WindowsSystem32driversmbae.sys (32-bits)

Los antivirus portables

Como hemos explicado, la mayoría de los problemas vienen a la hora de instalar el programa de seguridad y al configurar los análisis en segundo plano. Por lo tanto, si usamos alternativas que no haya que instalar, y que no monitoricen nuestro PC en tiempo real, no hay problema.

Los antivirus portables son versiones de estos diseñadas para ejecutarse desde un USB sin necesidad de instalar nada. Además, desactivas los análisis en tiempo real, y otras muchas funciones, para evitar que haya conflictos con los demás. Podemos ejecutar cualquier antivirus portable, independientemente del programa que tengamos instalado residente en el ordenador, para obtener segundas opiniones sobre la seguridad del equipo y estar seguros de que no se esconde ninguna amenaza en el PC.

Clamwin

El problema de este tipo de programas es que, salvo alguno concreto, como ClamWin, la mayoría son versiones modificadas de los originales. Y eso siempre implica correr riesgos innecesarios.

¿Necesito instalar un segundo antivirus?

Hoy en día, prácticamente todos los antivirus comparten bases de datos gracias a la nube. Y una muestra de ello es que en los tests independiente de AV-Test y AV-Comparatives, casi todos obtienen los mismos resultados. Sin embargo, sí que hay amenazas (más allá de los virus) que algunos detectan mejor que otros.

Si queremos estar realmente seguros de que no se esconde nada en nuestro PC, lo mejor que podemos hacer es instalar un buen antivirus principal, uno que tenga buena valoración. Windows Defender, por ejemplo, si queremos uno gratis, o una suite de seguridad como Kaspersky, McAfee, Norton o Bitdefender si lo que buscamos es una solución integral más completa. Y, para la segunda opinión, un Malwarebytes será más que suficiente.