¿Problemas al abrir Microsoft Word? Así puedes solucionarlos

Los programas se mantienen actualizados, para evitar problemas de seguridad, pérdida de datos o la intrusión de malware en ellos, por lo que periódicamente o cuando es necesario programas como Word, o el paquete de Office en este caso, lanzan las actualizaciones de seguridad o parches para solucionarlo. Algunas de ellas afectan al rendimiento o lo perjudican de cierto modo.

Podemos tener problemas para abrir Word o que se inicie correctamente por actualizaciones que afectan al rendimiento del mismo, este tema lo tienen controlado ya que suelen sacar una nueva actualización que evite que esto ocurra, pero en un parche lo primordial es solucionar el agujero de seguridad y de ahí ciertos problemas que son solucionados en adelante. Eso sí, siempre podremos usar la versión gratuita de Word online, válida para las urgencias, como es el caso.

Motivos por los que puede fallar Word

La verdad es que es raro y complicado que el procesador de textos de Office pueda fallar y darnos problemas. Sin embargo, nada está exento de problemas. Aunque todo vaya bien, este software (igual que cualquier otro) puede empezar a fallar por una gran cantidad de problemas, entre los que destacan los siguientes:

  • Un fallo con el programa. Puede ocurrir que se haya dañado una librería del procesador de textos y que, por ello, es imposible ejecutar el programa, o al abrirlo vemos mensajes de error. Actualizar o reparar la suite puede ser una solución rápida y sencilla para este problema.
  • El uso de una plantilla en mal estado. Cuando abrimos el programa, por defecto carga una plantilla estándar que es la que nos permite ver la hoja en blanco. Si esta plantilla se ha dañado, el programa no podrá abrir la hoja en blanco, y fallará.
  • Un virus impide que el PC funcione bien. Igualmente puede ocurrir que tengamos un virus en el ordenador que impide a los programas, como Word, ejecutarse en condiciones. En ese caso, el problema no reside en el propio Office, sino en el malware que nos impide usarlo.
  • El documento que intentamos abrir es muy grande, o está corrupto. Otro motivo muy común por el que el programa puede fallar es porque estemos abriendo un documento demasiado grande y nuestro ordenador no puede con él. Al hacerlo pueden ocurrir dos cosas, o bien que el programa (Word, Excel, etc) no responda, o que, al cerrarlo a la fuerza, se corrompa y luego no funcione más.

Sea por el motivo que sea, siempre tiene solución. Y, a continuación, os vamos a explicar cómo hacer que Word, Excel, PowerPoint, o cualquier programa que esté fallando en el PC, vuelva a funcionar con total normalidad.

Errores de Word más comunes

A continuación, vamos a ver algunos de los errores más comunes que nos puede presentar Word y cómo poder solucionarlos.

Word no me deja escribir

Cuando abrimos un nuevo documento en Word y tratamos de escribir, comprobamos que el programa no nos deja. Si este es nuestro caso, lo primero que debemos hacer es asegurarnos de que Office tenga licencia y no haya caducado. También puede ser un problema con algún complemento, por lo que debemos de iniciar la aplicación en modo seguro y ver si el problema ha desaparecido. También podemos probar pulsando en la pestaña de Archivo y posteriormente hacer clic en Opciones y General. Aquí en la parte inferior de la lista desmarcamos la casilla Mostrar la pantalla de inicio cuando se inicie la aplicación.

Word detecto un error al intentar abrir un archivo

Este problema suele ser causado por un archivo que ha sido alterado por un software de terceros durante el proceso de transmisión, lo cual imposibilita que el archivo se pueda abrir. Para solucionarlo, hacemos clic con el botón derecho en el archivo de Word problemático y hacemos clic en Propiedades. En este caso nos debe de mostrar una casilla denominada Desbloquear, por lo que hacemos clic en ella y en Aceptar. A a partir de este momento deberíamos poder abrir el archivo sin problema.

Actualizando Office, espere un momento

Este problema lo encontramos después de una actualización de Office donde nos resulta imposible iniciar Word. En este caso, para poder solucionarlo podemos optar por reiniciar el servicio y el proceso Click to Run que encontramos en el Administrador de tareas para intentar solucionar el problema. Para ello debemos de cerrar previamente todas las aplicaciones de Office que tengamos en ejecución.

Posteriormente abrimos el Administrador de tareas de Windows pulsando el atajo de teclado Ctrl + Alt + Supr. A continuación, hacemos clic con el botón derecho en el proceso Microsoft Office Clic to Run (SxS) y seleccionamos Finalizar tarea. Por último, vamos a la pestaña de Servicios y hacemos clic con el botón derecho en ClickToRubSvc y seleccionamos Reiniciar.

Cómo actualizar Office para solucionar problemas

Word se actualiza de manera automática desde que lanzaron el paquete Office de 2013 por lo que no decides si quieres que se actualice o no, siempre y cuando no se le haya indicado previamente que no lo haga, pero dichas actualizaciones son buenas para el correcto funcionamiento ya que también solucionan problemas de actualizaciones anteriores. Vamos a actualizar Word y comprobar si el problema se ha resuelto:

Actualizar desde Word

Este método solo podremos usarlo en caso de que Word se inicie. Si conseguimos entrar al programa, podremos acceder a la barra de herramientas. Desde ella, entraremos en Archivo.

Word

Una vez dentro nos dirigiremos a: Cuenta > Actualizar ahora.

En caso de querer evitar nuevas actualizaciones, para comprobarlas antes de actualizar y evitar errores también nos dan la opción ahí, aunque no es muy recomendable si no estaremos al tanto de ellas, por motivos de seguridad es mejor mantener todo el software actualizado.

Word

Una vez que le demos clic, empezará a buscar actualizaciones y se descargará la más reciente, esperaremos a que termine.

Word

Cuando se complete la instalación ya tendremos la última versión de Office en nuestro PC. Y, si había algún problema con la anterior, se habrá solucionado.

Actualizar Office si no abre el procesador de textos

Tal y como la mayoría de vosotros sabréis, Office está compuesto por varios programas de extrema importancia. Uno de ellos es Word, el potente editor de textos en el que nos estamos centrando en estas mismas líneas. Sin embargo, al mismo tiempo encontramos otros tan extendidos y usados en todo el mundo como Excel o PowerPoint. Os contamos todo esto porque se puede dar el caso de que los problemas a los que os hemos hecho referencia, los encontremos tan solo en el editor de texto, o en la suite en su totalidad, es decir, en todos sus programas.

Si no abre Word la cosa cambia. En caso de que otros programas, como Excel o PowerPoint, sí que abran, lo que podemos hacer es intentar actualizar Office desde ellos. Pero en caso de que estos otros programas tampoco se abran, las opciones se reducen.

Podemos intentar acceder a Windows Update y buscar, descargar e instalar todas las nuevas actualizaciones que haya para nuestro sistema operativo y para el resto de los componentes de Office. Si aún sigue sin funcionar Office no nos queda otra que desinstalar la suite ofimática por completo y volver a instalarla de cero, aprovechando para bajar la última versión desde la web de Microsoft.

Abrir Word como el primer día

Otra opción que disponemos, y la podremos utilizar para comprobar de dónde proviene el error en caso de que no sea de ninguna actualización es, es iniciar Word en el estado del primer día, es decir, no iniciar ningún complemento o plantilla que pudiese estar comprometiendo el estado de inicio de Word.

Para ello seguiremos estos pasos: Windows + R > (Escribimos) winword /a

Word

Si se inicia Word correctamente, y recuerda haber instalado algún complemento o plantilla adicional, a las que trae por defecto, desinstálalo o bórralo y vuelve a comprobar abrirlo desde el acceso directo como hacemos normalmente.

Este movimiento del que os acabamos de hablar os podrá ser de mucha ayuda en multitud de casos relacionados con esta aplicación. Ya no solo si el programa de pronto no se abre, sino que también nos será de ayuda en el caso de que encontremos configuraciones o fallos en su funcionamiento. Estos pueden venir dados por determinados cambios que hayamos hecho en Word y que no sabemos deshacer. Por tanto, lo mejor que podemos hacer es llegados a este punto, ejecutar el programa como si acabásemos de instalarlo. Para esto es el cambio del que os acabamos de hablar.

Reparar el paquete ofimático

Otra opción que disponemos en caso de que Word (o cualquier programa del paquete) no nos abra o incluso que tengamos otro problema diferente, es la de reparar el paquete ofimático completo, y para ello seguiremos los siguientes pasos. Nos dirigiremos a Panel de Control > Programas > Desinstalar un programa. Una vez dentro, buscaremos Microsoft, y nos aparecerá el paquete ofimático, en el cual haremos clic derecho > Cambiar.

Panel de control

Una vez hecho esto, nos aparecerá una nueva ventana con varias opciones Reparación Rápida o Reparación en Línea.

Word

Elegiremos la que nos sea más conveniente, pero en caso de disponer de conexión a Internet o de una velocidad aceptable, es mejor elegir y como recomendación nuestra reparación en línea. Seguidamente nos aparecerá una nueva ventana donde aparecerá reparar, y le daremos a continuar. Con lo que seguirá el proceso de reparación. Una vez que termine, comprobaremos que el problema se haya resuelto satisfactoriamente, en caso contrario seguir con las demás soluciones.

Esta es una funcionalidad que integró la propia Microsoft en su suite de productividad para así solucionar los posibles problemas que se den en la misma. De hecho, con el paso del tiempo esta función de reparación ha ido mejorando a medida que Office se ha hecho más compleja. Con esto lo que os queremos decir es que en el caso de que encontréis problemas de funcionamiento, ya no solo en Word, sino también en Excel o PowerPoint, esta reparación automática os podrá ser de gran utilidad.

Restaurar la plantilla Normal.dot

Otra opción que podemos probar es a restaurar la plantilla Normal.dot, la cual contiene las configuraciones hechas por el usuario, y que posteriormente se borrará, con ello también incluimos que se borrarán las macros, los scripts y demás.

Básicamente casi cualquier personalización que le hayamos hecho a Word, pero con ello solucionaremos cualquier problema que nos esté afectando en Word, ya que se restaurará como si lo acabásemos de instalar.

Para ello seguiremos los siguientes pasos: Windows + R > Escribimos: cmd

Ejecutar

Se nos abrirá una consola, en la cual tendremos que escribir el siguiente comando:

"ren %userprofile%AppDataRoamingMicrosoftTemplatesOldNormal.dotm Normal.dotm"

CMD

Espero que alguna de las opciones haya funcionado, en caso contrario, siempre se puede desinstalar e instalar de nuevo como última opción, pero es recomendable probar a volver a restaurar la aplicación o alguna solución antes mencionada, ya que cubre la mayor parte de los problemas ocasionados.

Desinstalar Office y volverlo a instalar

Si nada de lo anterior ha tenido éxito, entonces ya solo nos queda una opción: desinstalar Office. Si estamos usando Windows 10, lo que debemos hacer es abrir el menú de Configuración del sistema operativo (Windows + I), ir al apartado Aplicaciones > Aplicaciones y características, localizar en la lista Office (podemos usar el buscador) y desinstalar por completo el programa.

Desinstalar Office

Una vez desinstalado Office por completo de nuestro ordenador podemos volver a instalarlo, aprovechando para instalar la última versión (por ejemplo, la 2019). Y si somos suscriptores de Office 365 podemos aprovechar para instalar las aplicaciones UWP de Word, Excel y PowerPoint desde la Microsoft Store, aplicaciones mucho más optimizadas y aisladas que dan menos problemas.

Ejecutar el antivirus en busca de malware

Una vez hemos dado todos los pasos que os hemos mostrado hasta el momento, puede que el problema con Word de Microsoft siga sin resolverse. Es por ello por lo que quizá nos tengamos que plantear el hecho de que todo esto venga debido a algún agente externo al propio editor de textos. Una de las razones más comunes de algunos de los problemas inesperados en Windows en general, sea por algún malware o virus. Este puede entrar en el equipo sin que nos demos cuenta. Así, el mismo podría dañar o perjudicar el funcionamiento de varios apartados del propio sistema.

Por eso, llegado el caso, lo mejor es que hagamos un escaneo en profundidad del PC con la herramienta de seguridad que tengamos instalada. Por ejemplo, muchos de vosotros ya usáis la propia de Microsoft en Windows 10. En concreto nos referimos al mismo Windows Defender que poco a poco va mejorando. Este es el antivirus que los de Remond nos ofrecen junto al sistema operativo y al que accedemos desde Configuración. Basta con hacer uso de la combinación de teclas Win + I para acceder aquí, y situarnos en Actualización y seguridad. Aquí ya veremos la sección de Seguridad de Windows para poder interactuar con el propio antivirus.

Examen completo Defender

De entre todos los tipos de análisis que aquí nos encontramos, os recomendamos echar mano de la solución más profunda, es decir, realizar un Examen completo. Así nos aseguramos de que disponemos de un equipo limpio, o no.

Actualizar el sistema operativo

La mayoría de los programas que usamos en el PC, incluido el propio sistema operativo, no paran de recibir nuevas actualizaciones. Pero mientras que estas suelen ser beneficiosas consigo mismas, de igual modo pueden no funcionar bien con el resto de los programas. Con esto lo que os queremos decir es que las más recientes versiones de algunos programas pueden generar incompatibilidades con otras aplicaciones, o con el propio Windows. Por supuesto la parte afectada, especialmente si hablamos del sistema operativo, intenta poner una solución lo antes posible.

Por tanto, se puede dar el caso de que, por ejemplo, Word, repentinamente deje de funcionar en nuestro equipo con Windows. Esto podría venir dado por ciertas incompatibilidades con algún parche reciente que haya llegado al editor de textos. Es por ello que en este caso lo que debemos hacer es actualizar a la última versión de Windows lo antes posible. Esto es algo que logramos de manera sencilla desde la aplicación de Configuración, en concreto desde el apartado Actualización y Seguridad / Windows Update.

De hecho, tal y como nos indica la propia Microsoft, lo más recomendable en todo momento es mantener el sistema operativo actualizado a su más reciente versión. Esto, además de proporcionarnos las últimas funciones lanzadas por la firma, evitará que tengamos problemas en el sistema operativo y sus programas, además de estar protegidos ante las más recientes vulnerabilidades.

Por supuesto, si aún usamos una versión vieja de Windows, anterior a 10, tendremos que actualizar a Windows 10 o a Windows 11 si queremos que los programas (como Office) sigan funcionando y recibiendo actualizaciones de seguridad y soporte.

¿Sigue sin funcionar? Prueba una alternativa

Es posible que, llegados a este punto, el procesador de textos de Microsoft siga sin funcionar en nuestro ordenador. Los motivos pueden ser infinitos, desde un desconocido problema de compatibilidad con otro programa, hasta la falta de alguna librería esencial para que el PC funcione correctamente. Sea como sea, puede que lo tengamos complicado para solucionarlo, y que no tengamos tiempo, o la inversión de tiempo directamente no merezca la pena.

En ese caso, podemos optar por la solución rápida. Y esta no es otra que instalar una suite ofimática alternativa. Tenemos varias donde elegir.

Las dos primeras de las que vamos a hablar son suites en la nube, a las cuales podemos acceder desde nuestro navegador. La primera de ellas es Office online, la cual nos va a permitir acceder al procesador de textos de Microsoft directamente desde el navegador, sin instalar nada en el PC. Y la segunda su principal rival, Google Drive, quien también nos ofrece una suite en la nube muy completa que vamos a poder usar también desde cualquier navegador de forma gratuita. Si somos usuarios de Apple y tenemos una cuenta en iCloud, otra suite ofimática muy buena que podemos usar desde el navegador (incluso si somos usuarios de Windows) es iWork.

Si no nos gustan las suites en la nube, entonces podemos apostar por una alternativa que se instale y ejecute en nuestro PC. Y, por supuesto, la mejor de todas es LibreOffice. Esta suite, controlada por The Document Foundation, nos trae los programas esenciales que podemos necesitar para trabajar, como un procesador de textos (Writer), unas hojas de cálculo (Calc) y un programa para presentaciones de diapositivas (Impress). Una completa suite con la que nos olvidaremos de los problemas que nos impiden abrir y usar Word. Y, como alternativa a esta, también podemos recomendar OpenOffice, la suite de Oracle, mantenida actualmente por Apache, que nos va a permitir también salir de más de un apuro.

¡Sé el primero en comentar!