Consiguen hacer funcionar Windows 11 en un Raspberry Pi

Windows 11 ya está entre nosotros. El nuevo sistema operativo de Microsoft ha llegado ayer a los usuarios Insider del sistema operativo permitiendo a los usuarios ir probando las mejoras en las que va trabajando la compañía, y causando una gran cantidad de problemas entre los usuarios. Y es que el nuevo sistema operativo de Microsoft sigue generando quejas por la subida de los requisitos mínimos para poder instalarlo, así como por obligarnos a tener un equipo con TPM habilitado. Sin embargo, parece que los requisitos no son tan estrictos como nos había hecho pensar Microsoft, ya que han conseguido instalarlo en un Raspberry Pi.

Desde luego, o Microsoft recapacita y baja los requisitos de su nuevo sistema operativo (sobre todo en lo relacionado con CPU), o el nuevo sistema operativo va a dar mucho de qué hablar. Es comprensible que el sistema pueda estar limitado en procesadores de gama baja, pero que algunos modelos i7 de Intel de séptima generación no puedan ejecutar Windows 11 simplemente por ser antiguos, no tiene sentido.

Los usuarios han estado buscando la forma de poder instalar este SO en todo tipo de PCs. E incluso circula por la red un parche que nos permite evadir algunos requisitos como el TPM, por si nuestro ordenador no lo tiene. Pero lo que no nos íbamos a imaginar es que tan pronto hayan conseguido instalar el nuevo SO de Microsoft en un Raspberry Pi.

Windows 11 corriendo en un Raspberry Pi

Un usuario de Reddit ha compartido una serie de capturas demostrando su hazaña. Este usuario ha conseguido flashear una instancia de Windows 11 ARM dentro de la micro-SD de un Raspberry Pi 4, y ha arrancado el dispositivo con ella. El RPi ha conseguido arrancar sin problemas, y ha mostrado el asistente de configuración inicial del sistema.

Asistente instalación Windows 11 Raspberry Pi

El asistente se puede completar sin problemas hasta el final, y lograr llegar al escritorio, con el inicio y con todos los elementos del sistema operativo de la compañía. Como podemos ver, el Raspberry Pi 4 cuenta con un procesador ARM Cortex-A72, así como con 3 GB de memoria RAM. Otros requisitos que han conseguido saltarse de este sistema.

Administrador tareas Windows 11 Raspberry Pi

El proceso, además, es de lo más sencillo. Simplemente hay que bajarse la imagen ARM desde uupdump y flashear la imagen en la micro-sd, de la misma forma que se hacía para instalar Windows 10 en el Raspberry Pi. Lo único que debemos comprobar es que la tarjeta de memoria use GPT.

¿Y cómo es posible saltarse el requisito de TPM que tanto ha dado de qué hablar? Muy sencillo, porque TPM se convierte en un requisito opcional al usar Windows 11 en dispositivos IoT.

A vueltas con los requisitos de Windows 11

En el anuncio de Windows 11, Microsoft dejó claro que iba a ser un sistema más «exigente» que los anteriores. Este SO solo va a estar disponible para 64 bits, exigirá tener 4 GB de memoria RAM y 64 GB de espacio en el disco duro. Además, Microsoft también indicó que sería necesario tener el Secure Boot habilitado en el PC, y un módulo TPM 2.0 para el cifrado. De lo contrario, no podremos instalarlos.

De momento, aunque estos son los requisitos oficiales, el sistema operativo se puede instalar, de forma más o menos sencilla, en equipos que no cumplen los requisitos. Pero no está libre de polémica. Por ello, Microsoft estudia la posibilidad de bajar estos requisitos para que los usuarios puedan actualizar en masa sin problemas. TPM y Secure Boot perfectamente pueden convertirse en requisitos opcionales, así como el uso de una CPU moderna.

De momento, hay tiempo para cambios. Pero ojo, porque algunos pueden ir incluso a peor (como hacer que TPM sea obligatorio también en el IoT). Por ahora, solo podemos esperar.