Actualiza ya: este parche mejora el rendimiento de Windows al jugar

2020 no está siendo un año especialmente bueno en lo que se refiere a las actualizaciones de Microsoft. En los últimos meses, la compañía se ha encontrado con fallos bastante graves en Windows, problemas que tenían una difícil solución. Además, algunas de las actualizaciones han introducido nuevos problemas dentro del sistema operativo, problemas que se han ido arrastrando mes a mes, como los problemas de rendimiento al jugar que llevan afectando a los usuarios desde el pasado mes de marzo. Por suerte, parece que, por fin, estos problemas van a desaparecer con KB5004296.

Microsoft acaba de anunciar el lanzamiento de la vista previa de su nueva actualización acumulativa para Windows 10. Recordamos que las actualizaciones acumulativas son un tipo de parche pensado para corregir problemas no relacionados con la seguridad. Este parche es opcional ahora mismo, aunque llegará como obligatorio para todos los usuarios junto con los parches de seguridad de Windows 10 el próximo 10 de agosto.

Cambios del nuevo parche acumulativo KB5004296

Tras instalar este nuevo parche en Windows, el sistema operativo se actualizará a la build 19041.1151, build 19042.1151 o 19043.1151, según tengamos en el PC la versión 2004, 20H2 o 21H1. Aunque trae muchas correcciones este nuevo parche, desde luego la más importante y esperada es la solución a los problemas con el rendimiento de los juegos que llevamos arrastrando meses.

Este nuevo parche de Windows corrige los problemas relacionados con el Modo Juego de Windows que hacía que no funcionara como es debido. También ajusta el funcionamiento de los planes de energía del sistema que hacían que algunos juegos tuvieran bajones de FPS y problemas de rendimiento en general.

KB5004296

Además, otras de las correcciones que nos podemos encontrar en este nuevo parche acumulativo son:

  • Solución a un error en los servicios de juego que impedía que algunos títulos se abrieran con normalidad.
  • Corrección de varios errores y fallos en los teclados IME.
  • Eliminación del «sonido fantasma» de selección que aparecía en algunos juegos al jugar con mando.
  • Solucionado un problema que impedía detectar que estábamos conectados a una red VPN.
  • Corregidos varios fallos y problemas al imprimir en Windows a través de una impresora conectada a través del puerto USB del ordenador.

Recordamos que este parche solo está disponible para las versiones de Windows 10 con soporte, es decir, para la 2004, la 20H2 y la 21H1. Y Microsoft también la ha lanzado para la 1909, colocando esta versión en la build 18363.1714.

¿Debo instalar esta nueva actualización?

De momento, la KB5004296 es una actualización que se encuentra en fase «preview», es decir, en fase de pruebas. Aunque de momento no se han detectado problemas y fallos graves, es posible que en los próximos días algunos usuarios sí que experimenten comportamientos anómalos tras instalarla.

Las actualizaciones de calidad no destacan por ser precisamente estables, más bien todo lo contrario. Casi todos los meses nos encontramos con usuarios con problemas tras instalarlas. Por suerte, como son actualizaciones opcionales, no tenemos que instalarlas.

Si has experimentado problemas con los FPS y el rendimiento del ordenador al jugar, entonces puedes probar a instalarla y ver si, al hacerlo, desaparecen estos problemas. La actualización debemos instalarla a mano desde el panel de Configuración, dentro de Windows Update. De lo contrario, lo mejor es esperar al lanzamiento de los nuevos parches de seguridad, el 10 de agosto, que incluirán estas correcciones opcionales en el sistema.

¡Sé el primero en comentar!