Activa estos efectos para ver mejor la pantalla en Windows 10

Windows 10 es un sistema operativo que funciona muy bien en la mayoría de los ordenadores actuales. Esto se logra gracias a los esfuerzos del equipo de desarrollo de Microsoft que hace todo lo posible para mejorar su producto. Pero este sistema no solo destaca por su funcionalidad, sino que también llama la atención por su aspecto, algo en lo que ayudan los efectos visuales.

Esto es algo que, al igual que sucede con la mencionada funcionalidad y la seguridad del sistema, no para de mejorar con el paso de los años. De hecho Windows 10 es un software en constante evolución en este sentido, todo con el fin de mantenerse al día en este sentido. Así, los de Redmond cuidan mucho el aspecto de su software a base de actualizaciones que envían para ello, sin dejar de lado el resto de funciones.

Pues bien, llegados a este punto debemos saber que el propio sistema por defecto Windows 10 cuenta con una serie de animaciones y efectos visuales. Con estos elementos lo que logramos es disponer de una apariencia más atractiva y moderna en el día a día con el PC.

Efectos visuales disponibles en Windows 10

Para que nos hagamos una idea más exacta de lo que os hablamos aquí, cabe mencionar que estos efectos visuales disponibles se refieren a elementos de la importancia de las ventanas o los iconos. Estos lo vemos en las sombras de dichas ventanas que usamos a diario, en los iconos del escritorio, o incluso en el cursor del ratón o la Barra de tareas. Así, los efectos que poco a poco han ido llegando al software de Microsoft, se utiliza para dotar al mismo de un diseño mucho más atractivo a la hora de usar el sistema operativo.

Eso sí, a pesar de ser muy atractivo, tiene un punto negativo, y  es que estos efectos de los que os hablamos, se pueden  traducir en algunos problemas de rendimiento en ciertos ordenadores. Esto por ejemplo se hace más patente en equipos antiguos o algo limitados en cuanto a especificaciones. Es por ello que tenemos la posibilidad de activarlos, o no, dependiendo de las necesidades de cada caso. Para ello no tenemos más buscar estos efectos visuales y activarlos o desactivarlos.

Sin duda, en el caso de que dispongamos de un PC relativamente moderno o que cumpla con los requisitos hardware de Windows 10, os recomendamos activar estos efectos visuales. Así obtendremos un entorno de trabajo mucho más actual y acorde con los tiempos que corren.

Activar los efectos visuales

Llegados a este punto, os diremos que para esto que os contamos, los efectos visuales los podemos poner en funcionamiento desde la aplicación de Configuración. En el apartado de Sistema nos situamos en Configuración avanzada del sistema y en la configuración del apartado de Rendimiento, encontramos lo que buscamos aquí.

Efectos visuales Windows

En la nueva ventana que aparece nos encontramos con un amplio listado de efectos que son los que podemos poner en marcha. Con solo leer el nombre de los mismos, en seguida nos damos cuenta de lo que son en realidad, y cómo mejorarán el aspecto del sistema operativo como tal. Aquí nos encontramos con animaciones para la Barra de tareas, para las ventanas, desplazamientos para los menús, sombreados, etc. No tenemos más que marcar todas estas características de Windows para mejorar el aspecto de su interfaz.