El desarrollo de Windows 10X va lento, aún es “inmaduro”

El desarrollo de Windows 10X va lento, aún es “inmaduro”

David Onieva

Microsoft es una firma que, al tratarse de una de las empresas más importantes del mundo en el sector del software, no para de trabajar en nuevos proyectos. Al tiempo que evoluciona y mejora Windows 10, también prepara otras versiones paralelas del sistema operativo.

Para muchos, el año 2020 en el que estamos a punto de entrar, será el año de los dispositivos plegables y de doble pantalla. Decir que esto no solo se referirá al sector de los teléfonos inteligentes, sino que afectará a otros equipos tecnológicos. Por tanto se espera que aquí también entren en juego dispositivos portátiles que se centren en el aumento de la productividad, tanto en la oficina como fuera de ella.

Es más, se prevé que la propia Microsoft entre de lleno en este creciente mercado con dos dispositivos propios, el Surface Neo y el Surface Duo. Es por todo esto que, por lo que sabemos desde hace un tiempo, la firma está desarrollando un sistema operativo diseñado específicamente para estos productos en concreto. Con el nombre en clave de Windows 10X, el sistema operativo se anunció en el pasado mes de octubre, como ya os comentamos en su momento.

Además de para impulsar el propio Surface Neo mencionado, es probable que también sirva como software base para otros muchos dispositivos lanzados por empresas tan punteras como como Lenovo, HP o Intel. Sin embargo y por lo que se está sabiendo ahora gracias a un nuevo informe que se ha publicado, podría retrasar la presentación de un dispositivo plegable por dos razones, entre ellas, Windows 10X.

El sistema para dispositivos plegables es aún «inmaduro»

Por un lado el fabricante de chips apunta a la insuficiente oferta de paneles flexibles, algo con lo que probablemente lidiarán otros fabricantes de dispositivos. Hay que tener en cuenta que se espera que la demanda de estos componentes se dispare a lo largo del próximo 2020.

Dispositivo Surface

Pero al mismo tiempo también han apuntado al que han denominado como un “sistema operativo inmaduro» y que servirá de soporte para estos productos, Windows 10X. Es más, la misma Intel ve en este hecho algo crítico para que su estrategia de dispositivos plegables avance. Llegados a este punto no cabe duda de que este dispositivo de Intel funcionaría con Windows 10X. Es por ello que el informe sugiere que la compañía no está satisfecha con el estado actual del desarrollo del sistema operativo.

Microsoft no ha proporcionado públicamente ninguna versión de Windows 10X para que sea probada, todo a pesar de que debería estar terminado en algún momento del próximo año. Mucho esperan que este lanzamiento se produzca justo antes de que la primera oleada de dispositivos plegables llegue al mercado.

Las aplicaciones, elementos clave para el crecimiento de Windows 10X

Como no podía ser de otro modo, no todo dependerá del propio sistema operativo para estos dispositivos, ya que el soporte de aplicaciones será igualmente crítico. De hecho esto es algo con lo que Microsoft ha luchado durante mucho tiempo.

Y es que este mismo aspecto no es solo concerniente al nuevo Windows 10X, sino también se vio con otros sistemas operativos de la firma, como con Windows Phone. Así, a menos que los desarrolladores comiencen a invertir en Windows 10X, los dispositivos de doble pantalla que ejecuten esta plataforma podrían tener graves carencias en términos de aplicaciones. Claro está, con el tiempo esto derivaría en otro fracaso de los de Redmond, como sucedió con el mencionado sistema para dispositivos móviles.