Otra decepción para los usuarios de Windows 10, la 19H2 llegará más tarde de lo previsto

Algo de lo que se viene hablando en multitud de foros y portales de Internet a lo largo de las últimas semanas, es de la imagen de Microsoft. Es una de las firmas tecnológicas más importantes del mundo, con Windows 10 como referencia, pero no siempre va todo como se espera.

En concreto se viene comentando acerca de la mala imagen que dejan para los de Redmond los constantes fallos que se detectan en sus actualizaciones. Y es que la compañía trabaja con ahínco para intentar que esto no suceda, pero no lo consiguen. Como muestra lo que ha venido sucediendo a lo largo de estas últimas semanas con los parches más recientes para Windows 10 1903. Se han podido encontrar errores relacionados con los dispositivos Bluetooth, con las impresoras, inicios de sesión, etc.

El problema de todo ello es que parece que la cosa no se va a solucionar en el futuro, lo que daña la imagen de la firma. Esto es algo que, como no podía ser de otro modo, igualmente afecta a la confianza de los usuarios respecto a Microsoft. Pues bien, parece ser que ahora se va a sumar una nueva decepción para los millones de clientes de la firma. Esta viene relacionada con la actualización de características que ya nos tenía que haber llegado, la 19H2.

Como os hemos comentado en el pasado, esta será una actualización de características menor, comparable a un Service Pack, pero no por ello menos importante. Según los planes de la propia Microsoft, esta es una nueva versión que debería haberse finalizado el mes pasado y haberse enviado a principios de este. Pero como hemos podido comprobar de primera mano, eso es algo que aún no ha sucedido.

Windows 10 19H2 se retrasará unas semanas respecto a lo previsto inicialmente

Llevamos unos días esperando que en cualquier momento y de acuerdo con la propia programación de la propia empresa, Windows 10 19H2 viese la luz, pero parece que se va a hacer esperar. De hecho es muy posible que aún tengamos que esperar unas semanas más hasta que esto ocurra. Hay que tener en cuenta que hablamos de la segunda gran actualización del año del sistema operativo.

Por tanto estaba proyectado que se lanzase a principios o mediados de este mes de octubre, en otoño, como suele ser habitual. Al mismo tiempo y probablemente acabará llamándose Windows 10 1909, como sus predecesoras. Esta nomenclatura se corresponde a su finalización en septiembre, y lanzamiento en octubre. Sin embargo, por lo que se está filtrando en estos momentos, se espera que esta actualización de septiembre finalmente se retrase unas semanas. Por tanto, para aquellos que están esperando la actualización para ahora, esta llegará a finales de octubre o incluso en noviembre.

Sin duda este retraso, como ya sucedió con la versión 1903, supondrá una decepción para muchos, y eso que no hablamos de una versión repleta de nuevas funciones. Eso sí, por el momento la propia Microsoft todavía no ha dado fecha oficial alguna de lanzamiento. Es más, ni siquiera nos ha proporcionado un nombre oficial para esta nueva versión de Windows 10, así que tendremos que seguir esperando.