Corrige fallos en Windows con una copia de seguridad del registro

Buena parte de la complejidad del sistema operativo de Microsoft, Windows 10, viene dada por sus muchas y útiles funciones. Son muchos los apartados diferentes que forman parte de un software tan completo como este, y en este caso os queremos hablar de uno de los más importantes, el registro.

Primero conseguiremos es que, al hablar del registro de Windows, nos referimos a uno de los apartados más importantes y que más repercuten en el funcionamiento del sistema. Es más que probable que la mayoría de vosotros hayáis oído hablar del mismo, incluso hayáis realizado algunos cambios aquí. Al mismo tiempo para aquellos que no sepáis de lo que os hablamos, vamos a intentar dejarlo claro.

Decir que el registro de Windows es una completa base de datos donde el sistema operativo y sus aplicaciones guardan todo tipo se configuraciones. De este modo buena parte de las características del sistema operativo, se almacenan aquí, de ahí precisamente la importancia de la que os hablamos. Por tanto, en el interior del registro podemos encontrar todo tipo de valores y configuraciones. Se cuentan por miles y nos permiten modificar multitud de elementos del sistema operativo.

Estos cambios se llevan a cabo desde el propio editor del registro, aunque antes de nada os recomendamos que no lo cambiéis si no sabéis bien lo que hacéis. Y es que algún cambio erróneo en el registro, como os podréis imaginar, puede desembocar en serios problemas en el sistema o sus programas instalados. De ahí precisamente la importancia de las copias de seguridad de este apartado. Al editor accedemos contra él solo escribir el comando Regedit en el cuadro de búsqueda de la barra de tareas.

A continuación, pues vamos a hablar de las situaciones en las que os recomendamos hacer una copia de seguridad de este registro qué os comentamos.

Cómo hacer una copia del editor del registro

Antes de nada, lo primero que debemos saber es la manera más sencilla de hacer una copia de seguridad de este elemento. Así, lo primero que hacemos es acceder al editor tal y como os hemos comentado anteriormente. Una vez tengamos el mismo en pantalla nos tenemos que situar en la opción de menú Archivo / Exportar. Con esto lo que hacemos es generar un fichero que alberga todo el contenido del registro de nuestro equipo.

Por tanto, si en un momento dado lo dañamos o tenemos algún problema aquí, lo podemos restaurar fácilmente desde la opción de menú Archivo / Importar.

exportar registro

Hacer una copia antes de modificar este apartado

ya os hemos comentado anteriormente que desde este apartado tenemos un control casi absoluto sobre todas las funciones de Windows. Sin embargo, estas se cuentan por miles y no son fáciles de localizar. De esta manera se puede dar el caso de que realicemos alguna modificación en el registro errónea, lo que puede dañar al sistema por completo o algún programa.

Por tanto, es bastante evidente que en estos casos lo mejor que podemos hacer antes de modificar nada, es realizar una copia de seguridad. De esta manera lo que logramos es poder cambiar este apartado, y si sucede alguna desgracia, lo recuperamos.

Tomar precauciones antes de actualizar Windows 10

Aproximadamente cada seis meses la propia Microsoft nos envía una nueva versión de su sistema operativo a través de lo que se llaman las actualizaciones de características. Estas vienen repletas de nuevas funciones, mejoras y correcciones, por lo que se consideran como actualizaciones importantes. El problema es que no siempre funcionan como nos gustaría, al menos en un principio.

Es por ello por lo que nunca va a estar de más llevar a cabo una copia de seguridad de este elemento, antes de instalar una actualización de características de Windows 10.

Guardar el registro antes de hacer un cambio importante en el sistema

Quizá lo ideal sería hacer una copia de seguridad de este elemento cada vez que instalemos o desinstalemos un programa, pero es una tarea un tanto molesta. Sin embargo, sí que podemos hacer una copia de seguridad cuando vayamos a eliminar algún programa importante, especialmente si se refiere alguna aplicación que hace modificaciones en el sistema. Aquí podrían entrar en juegos aquellos programas que cambian la interfaz por defecto de Windows, modifican los parámetros de la telemetría, etc.

Lo mismo sucede cuando vamos a instalar cómo eliminar aplicaciones un tanto problemáticas como suele suceder con los antivirus.