Soluciona errores en Windows con solo restablecer el Registro

Un sistema operativo de la potencia de Windows está compuesto por multitud de elementos internos que gestionan su correcto funcionamiento. Los hay más importantes que otros, aunque en estas líneas nos vamos a centrar en el Registro, algo que no os recomendamos tocar a no ser que sepamos muy bien lo que estamos haciendo.

Además de las aplicaciones UWP que de entrada nos encontramos por instaladas cuando encendemos un nuevo PC basado en Windows, éste cuenta con muchos otros elementos en ejecución. A pesar de que no seamos conscientes del funcionamiento de estos, son los encargados de gestionar y controlar los entresijos del sistema operativo. De esta manera podemos encontrar ciertas carpetas y ficheros que forman parte del software de Microsoft y que están bloqueados para no permitir su borrado ni manipulación.

Tal y como os comentamos en este caso nos vamos a centrar en algo de la importancia del Registro del que posiblemente muchos de vosotros habéis oído hablar. En el caso de que no sea así os diremos de qué se trata para que os hagáis una idea más exacta de lo que os vamos a contar a continuación.

Qué es el Registro de Windows

Al hablar de este elemento en concreto hay que tener en cuenta que nos referimos a una base de datos que se encarga de almacenar los ajustes de configuración del sistema. Aquí se almacena buena parte de la información y ajustes de que Con el paso del tiempo vamos añadiendo a Windows. Al mismo tiempo también guarda información acerca de los dispositivos hardware, las preferencias de usuario, y más.

De ahí precisamente la enorme importancia que todo ello tiene en el propio sistema operativo y por lo cual no deberíamos tocarlo. A su vez al instalar un programa nuevo, el mismo añade al registro un nuevo con conjunto de instrucciones y archivos correspondientes al mismo. Cierto es que de entrada Windows cuenta con un gran número de ajustes personalizables dentro de una completa página de Configuración. Echamos mano de todo ellos para multitud de funciones y cambios que podemos llevar a cabo en el propio sistema operativo, todo con tan solo pulsar la combinación de teclas Win + I.

Sin embargo, hay usuarios un tanto más avanzado que prefieren andar un poco más en el sistema de Microsoft, para lo que el Registro es fundamental. De hecho, en multitud de ocasiones os hemos hablado de modificaciones que podéis hacer aquí, pero indicando paso a paso las entradas a cambiar. No es recomendable experimentar por nuestra cuenta.

Restablecer los valores

Como os hemos comentado en multitud de ocasiones, a la hora de llevar a cabo determinados cambios en el sistema operativo de Microsoft, es necesario acudir al Registro. Esto nos permite realizar cambios que no podríamos efectuar desde la interfaz gráfica convencional. Eso sí, lo cambios aquí se realizan de manera manual estableciendo nuevos valores, o eliminando y modificando los existentes.

Pero modificar o borrar entradas aquí se puede traducir en un mal comportamiento del sistema operativo, incluso llegando a dejar de funcionar. A su vez esto es algo que también puede afectar a las aplicaciones instaladas y a las configuraciones que tengamos establecidas de antemano. Así, en muchas ocasiones, cuando detectamos que algo pasa con el sistema operativo, sencillamente no sabemos exactamente qué hemos tocado en este elemento tan delicada a la vez que importante.

Prevenir con una copia de seguridad

Cabe mencionar que existen distintas formas o maneras de tratar de solventar esta situación. En primer lugar, antes de vernos ante este problema que os comentamos, podemos tomar medidas de precaución. En concreto nos referimos a que podemos llevar a cabo una copia de seguridad de este elemento ahora sí restaurarla si cometemos algún fallo. De hecho, este backup del que os hablamos es casi obligatorio cuándo vamos a realizar cambios aquí.

Por lo tanto, en el caso de que dispongamos de esta copia los comentamos, podremos solucionar el problema con tan solo recuperarla. antes de nada, debemos saber que para acceder al Registro basta con que escribamos el comando Regedit en el cuadro de búsqueda de la barra de tareas. Una vez el mismo aparezca en pantalla, para realizar el backup del que os estamos hablando, hacemos clic en el menú Archivo. Ahora ya solo nos queda decantarnos por la opción Exportar para volcar todo el contenido a un fichero.

copia registro

De este modo, en el supuesto de que hagamos alguna modificación en este apartado y dañemos el resto del sistema, no tenemos más que restablecer esta copia. Para ello volvemos a situarnos en el menú Archivo y en este caso seleccionamos la opción de Importar. No hace falta decir que el archivo que aquí creamos deberíamos guardarlo en un lugar seguro, por ejemplo, en una unidad externa USB.

Cargar un punto de restauración

Pero igualmente se puede dar el caso de que no tengamos esta copia de seguridad de la que os hablamos. Si partimos de la base de que no tenemos posibilidad de reiniciar el registro a sus valores de fábrica de manera nativa, tenemos que buscar una solución. Ahora pues vamos a hablar de una funcionalidad integrada en el propio Windows que también nos será de utilidad para restablecer los valores por defecto en el Registro.

En concreto nos referimos a los puntos de restauración del sistema que podemos llevar a cabo tanto de manera manual como automática. Estos nos permiten dar un paso atrás en el sistema operativo y volverá a ese punto en el que funcionaba bien, incluido el elemento del que os hablamos. Para ello tenemos que escribir en él cuadro de búsqueda, de nuevo, el término Recuperación. Pantalla aparecerá una nueva ventana donde tenemos la posibilidad de pinchar en el enlace que reza Abrir restaurar sistema.

restaurar sistema

A continuación, ya podremos ver los diferentes puntos de restauración que tenemos almacenados en las unidades de disco. Ya solo nos resta seleccionar uno en el que estemos seguros que Windows funcionaba a la perfección. Hay que tener en cuenta que este proceso puede tardar entre 30 minutos y dos horas.

Restablecer el PC por completo

Igualmente se puede dar el caso de que no dispongamos de una copia de seguridad ni punto de restauración. Por tanto, para entonces la única solución que nos queda es restablecer todo el sistema operativo. De este modo lo que logramos es solucionar todos los problemas que tengamos en ese momento en Windows. Para ello abrimos la aplicación de Configuración y nos situamos en el apartado de Actualización y seguridad. En el panel derecho pinchamos en Recuperación para pulsa en el botón Comenzar de Restablecer este PC.

restablecer pc

Llegados a este punto hay que tener en cuenta que el propio sistema operativo nos va a dar la oportunidad de mantener las aplicaciones y configuraciones guardadas. De igual modo podremos hacer un restablecimiento completo, aunque esta es una opción un tanto más radical.

¡Sé el primero en comentar!