Autopatch: así actualizará Microsoft Windows y Office por ti

Una de las tareas más básicas del mantenimiento del ordenador son las actualizaciones. Con ellas no solo corregimos errores que puedan hacer que el PC funcione mal, sino que también tapamos fallos y vulnerabilidades graves que pueden usarse para hackear nuestros ordenadores. Microsoft intenta, por todos los medios, que los PCs estén siempre actualizados. Incluso en las últimas versiones de Windows, desactivar estas actualizaciones es hasta complicado. Pero el actualizar se va a acabar, y todo gracias a un nuevo servicio recién lanzado por Microsoft: Autopatch.

Microsoft presentó este servicio por primera vez en abril de este mismo año, aunque no ha sido hasta ahora, concretamente hace unas horas, cuando ha empezado a llegar a los usuarios. Con él, la compañía quiere que sus usuarios se olviden de todo lo relacionado con las actualizaciones del PC, tanto del sistema operativo como de los drivers y del firmware. Incluso se encargará de actualizar Office en Microsoft 365 y el navegador Edge sin que los usuarios tengan que hacer nada.

A pesar del lanzamiento de este nuevo servicio, Microsoft seguirá lanzando nuevas actualizaciones y parches de seguridad para sus productos los segundos martes de cada mes. Por tanto, tengamos o no derecho a usar Autopatch, nuestro sistema se va a seguir actualizando tal como lo ha hecho hasta ahora.

Para garantizar el correcto funcionamiento de todo el sistema, Microsoft actualizará los ordenadores de Autopatch de forma similar a como hace con las actualizaciones de Windows Update. En un primer lugar, las actualizaciones se enviarán a lo que se conoce un «anillo de prueba» (Test Ring), donde están un pequeño grupo de sistemas representativos. Si todo está correcto, se seguirán actualizando los PCs por oleadas: un primer anillo (First Ring) con el 1% de los equipos, un segundo anillo (Fast Ring) con el 9% de los dispositivos, y un último anillo (Broad Ring) donde estarán el 90% de los equipos restantes.

El objetivo de Autopatch, según Microsoft, es que 21 días después de cada actualización estén actualizados más del 95% de los equipos. Y, lo más importante, asegurarse de que no hay problemas al actualizar Windows, Office y demás servicios.

Un servicio solo para empresas (por ahora)

De momento, Autopatch es un servicio gratuito, pero reservado tan solo a los usuarios de las ediciones Enterprise, es decir, para empresas. Concretamente, Microsoft lo ofrecerá como un servicio más para las ediciones Windows Enterprise E3 y E5, pero dejará fuera a otras ediciones de uso profesional como la Education (A3) o la Front Line Worker (F3).

Para empezar a usar este servicio, los administradores deben entrar en el apartado de «Tenant Administration» de Microsoft Endpoint Manager. Allí deben seleccionar la opción de apuntarse al programa Tenant, aceptar los términos de uso, y apuntarse al programa. Una vez apuntado, Autopatch detectará todos los ordenadores de la red, y los dividirá en los grupos antes mencionados.

De momento se trata de un servicio muy nuevo, pensado sobre todo para empresas, con el que Microsoft quiere acabar con uno de sus mayores problemas: las brechas de seguridad. Por tanto, de momento no creemos que vaya a llegar a las ediciones Home y Pro de Windows, ya que estas pueden confiar perfectamente en las actualizaciones automáticas de Windows Update. Aunque no descartamos que Microsoft use los resultados obtenidos de las pruebas para mejorar el servicio.

¡Sé el primero en comentar!