Tus juegos en Windows 10 pronto se cargarán mucho más rápido

Tus juegos en Windows 10 pronto se cargarán mucho más rápido

David Onieva

El gigante del software, Microsoft, trabaja para mejorar Windows 10 en todo tipo de entornos y modos de trabajo. Aquí se incluyen desde los más profesionales a nivel de servidor, como el momento de jugar para los usuarios finales.

De hecho en estas mismas líneas os vamos a hablar de una interesante novedad que pronto integrará su sistema operativo en este sentido, Windows 10. Os contamos todo esto porque en el caso de que hayáis jugado a juegos en un PC en esta plataforma, lo más probable es que hayáis notado los largos tiempos de carga de estos. Al mismo tiempo en más ocasiones de las que nos gustaría nos encontramos con cortes a medida que un título carga datos desde el disco duro.

Así es como Microsoft mejorará la carga de juegos en Windows 10

Cierto es que los dispositivos de almacenamiento SSD con tecnología NVMe han ayudado a aumentar este rendimiento. Pero a pesar de todo ello, la actual API de almacenamiento de Windows 10 limita el ancho de banda que se puede transmitir a la vez. Así, tal y como explica la propia Microsoft, las actuales API de almacenamiento no fueron optimizadas para este elevado número de solicitudes de entrada / salida. Por tanto estas impiden que se amplíen estos anchos de banda de los discos NVMe creando cuellos de botella limitando la carga de juegos.

Flight simulator store

Esto es algo que incluso se hace extensible a equipos muy rápidos con una unidad SSD NVMe, ya que los juegos siguen utilizando las APIs existentes. En lo que esto se traduce es en la pérdida de un valioso ancho de banda. Pero esto se va a resolver pronto gracias a la llegada de la API DirectStorage. Esta, entre otras cosas, tiene como objetivo resolver esos cuellos de botella a los que nos referimos. Esto surgió cuando Microsoft anunció su nueva consola Xbox Series X. Aquí describió las mejoras tecnológicas que ofrecerían un mejor rendimiento de juegos en la misma.

Por tanto, una de estas mejoras es el uso de una nueva API llamada DirectStorage. Esta puede aprovechar al máximo el ancho de banda de los dispositivos de almacenamiento SSD, PCIe y NVMe. De hecho la misma está diseñada de forma que maximiza el rendimiento a lo largo de todo el proceso desde la unidad de disco hasta la GPU.

Cómo funciona la nueva API DirectStorage de Microsoft

En primer lugar la API reduce la sobrecarga de las unidades de almacenamiento NVMe por cada solicitud. Esto permite que muchas solicitudes de entrada / salida paralelas se puedan ejecutar en la GPU dando a los juegos más fluidez. Esto va a cambiar en gran medida la carga y el tiempo de respuesta de estos en nuestros PCs con Windows 10.

Al mismo tiempo la firma nos dice que actualmente está trabajando con otros socios de la industria para finalizar la API. Así, se espera obtener un importante avance de la misma para los desarrolladores de juegos el próximo año. Es bastante probable que los de Redmond lo ponga a disposición de los usuarios Insider de Windows 10 a finales del año que viene para que luego llegue a todo el mundo.