Así es cómo cambian los nuevos planes de Microsoft 365 frente a Office 365

Son muchos los usuarios que, de un modo u otro, a diario utilizan soluciones relacionadas con el trabajo ofimático en todo el mundo. Las hay tanto gratuitas como de pago, entre las que podemos encontrar la popular Office 365 del gigante del software, Microsoft.

Esta es una propuesta que con el paso del tiempo ha ido ganando adeptos hasta convertirse en una de las más usadas en el sector ofimático. Cabe mencionar que en estos momentos Office 365 ya ha cumplido los nueve años. Para aquellos que no lo conozcáis, decir que este es un servicio basado en la nube de Microsoft para su suite de productividad, Office.

Office 365 pasará a llamarse Microsoft 365 en breve

Con esto lo que en su momento hicieron los de Redmond fue reemplazar su modelo de licencia única, por uno basado en suscripción por tiempo. Así, en lugar de pagar por una licencia de Office, pagamos por usar la suite Office durante el tiempo que la necesitemos. Pues bien, ahora la misma empresa ha decidido renombrar su servicio, pasando de Office 365, a Microsoft 365.

Por tanto, en estas mismas líneas vamos a ver las modificaciones que va a conllevar este cambio de nombre al que nos referimos. Para empezar con todo ello os diremos que Microsoft 365 trae consigo todo lo que se incluye en Office 365, pero con servicios adicionales. En concreto Microsoft 365 va a incluir algunos nuevos servicios, eso sí, basados en la nube. También es importante saber que todo ello no conllevará costo adicional alguno en lo que es la suscripción como tal.

Office 365

Con esto queremos decir que Microsoft conservará todos los planes de suscripción antiguos que nos ofrecía para Office 365. De este modo los suscriptores no tendrán que pagar más por Microsoft 365 la próxima vez que se venza el plazo. De igual modo estos podrán seguir usando todas las aplicaciones del plan y utilizarlo en tantos sistemas como el plan contratado, permita.

Otros cambios que llegarán a la nueva suscripción Microsoft 365

En cuanto a los nuevos servicios basados en la nube que Microsoft 365 traerá, en principio veremos la llegada de algunos servicios financieros dentro de Excel. Eso sí, en un principio esto es algo que se limitará solo a los EE.UU. Además veremos Microsoft Editor, un nuevo servicio que se integrará dentro de algunas de las aplicaciones de la suite.

Lo que esto nos proporcionará, son sugerencias para mejorar los documentos, correos electrónicos, o sitios web que desarrollemos con Microsoft 365. También merece la pena reseñar que tendremos acceso a fuentes y plantillas exclusivas, así como a fotos para usar libremente en nuestros proyectos personales. Para terminar os diremos que Office 365 hará la transición a su nuevo nombre, Microsoft 365, el próximo 21 de abril. En ese momento y de manera automática, las aplicaciones se actualizarán por sí solas para todos estos cambios. En cuanto a la disponibilidad de las nuevas características, es posible que tengamos que habilitar algunas de ellas, o aprender a acceder a las mismas.

Office 365 Personal

Mientras que el nombre de la suscripción se convertirá automáticamente, esto es algo que parece ser que no se realizará de manera gradual. Con todo y con ello los suscriptores recibirán un correo electrónico que les informará de todo esto.