¿Rechazas Linux sin probarlo? Estas son algunas de las razones

La mayoría de vosotros ya sabéis que Windows 10 es el sistema operativo más usado en equipos de sobremesa, y con mucha diferencia. Sin embargo desde hace muchos años multitud de usuarios también se decantan por usar Linux, ya sea como sistema operativo principal, o secundario.

Hay que reconocer que cuando hablamos de estas distribuciones de código abierto, nos encontramos con sistemas operativos actualmente muy potentes e interesantes. Sin embargo y a pesar de todos los esfuerzos de sus desarrolladores, la propuesta de Microsoft siempre ha ido por delante. Son varias las razones de ello, aunque no todas lo suficientemente sólidas, como veremos.

Quizá con el paso de los años igualmente muchos usuarios se han preguntado la razón o razones por las que Linux no es tan popular como Windows. Es precisamente por todo ello por lo que a continuación os daremos algunas explicaciones al respecto, aunque quizás vosotros ya tengáis las vuestras propias.

Faltan algunos programas muy importantes

Lo primero que podemos decir en este sentido es que los usuarios de Linux pueden echar en falta algunas importantes aplicaciones que sí utilizan en Windows. Aquí nos referimos a programas tales como Photoshop de Adobe o la suite ofimática Office de Microsoft. Hay otros muchos pero quizá estos sean de los más característicos y utilizados en todo el globo.

Por tanto aquellos que no puedan echar mano de estas importantes aplicaciones, quizá vean el sistema operativo Linux un tanto problemático de usar en su día a día.

Linux tiene muchos menos juegos que Windows

Por otro lado también hay que tener en cuenta que si somos habituales de jugar en la plataforma PC, en Linux encontraremos muchos menos juegos que en Windows. Cierto es que el sistema operativo de código abierto con el paso de los años ha ido adquiriendo compatibilidad con algunos títulos, pero no llega ni mucho menos a la disponibilidad En este sentido que nos ofrece el sistema de los de Redmond.

De esta manera al igual que sucedía en el caso anterior, muchos usuarios se pueden encontrar aquí con una seria carencia, lo que hace perder popularidad a estas distribuciones.

Pocos ordenadores vienen de serie con este sistema operativo

Por regla general cuando compramos un nuevo ordenador y éste incluye un sistema operativo, en la mayoría de las ocasiones nos encontraremos en estos momentos con Windows 10. Lo mismo pasaba hace años con versiones anteriores de Windows, sin embargo encontrarnos con alguna distribución de Linux instalada por defecto en un nuevo PC, es algo bastante raro, por no decir mucho.

Lo queramos o no este hecho es algo que influye negativamente y de manera directa en la popularidad del sistema operativo de código abierto como tal.

Este es un sistema operativo con fama de complicado

A pesar de los esfuerzos que los principales desarrolladores de las distribuciones de Linux han puesto para facilitar su uso, esto no ha llegado a todo el mundo. En concreto os queremos decir que para la mayoría de los usuarios, Linux es un sistema complejo de utilizar, o al menos tiene fama de ello. Es posible que esta afirmación fuese bastante cierta hace unos cuántos años, pero también debemos admitir que la cosa ha cambiado mucho en los últimos tiempos.

Kali Linux 2021.1 Terminales

Es más, multitud de usuarios migran de Windows a Linux y se acostumbran a su funcionamiento y uso en pocas horas.

Linux siempre ha estado asociado a los hackers

Al igual que sucedía con el caso anteriormente expuesto de la complejidad de uso de estos sistemas operativos, igualmente Linux siempre ha estado asociado al hacking. Por eso, al igual que sucede con algunos programas totalmente legítimos pero de los que se hace un mal uso, se crean una mala fama que es totalmente falsa. Pero esto es algo que poco a poco los usuarios van corrigiendo a medida que prueban alguna distribución.