Instalar y usar versiones antiguas de Debian es más fácil de lo que crees

El sistema operativo es un elemento software clave para el funcionamiento de nuestro ordenador de sobremesa. Aunque Windows es el líder indiscutible del sector, también nos podemos decantar por una de las muchas distribuciones Linux disponibles, Debian es un claro ejemplo de ello.

En gran medida gracias a las facilidades y mejoras que poco a poco los desarrolladores de estos sistemas de código abierto han introducido, muchos usuarios les dan una oportunidad. De hecho, buena parte de aquellos que desconfían o no terminan de aceptar las últimas versiones de Windows, migran hacia una distro Linux. Hay que tener en cuenta que aquí nos vamos a encontrar con algunas interesantes ventajas respecto al sistema de Microsoft. Empezando por el precio y pasando por determinados tipos de uso que se simplifican en gran medida en estas distribuciones.

A la hora de elegir un elemento de este tipo para instalar en nuestro PC, como os decimos hay una enorme variedad. En este caso nos queremos centrar en una de las distribuciones más veteranas y populares que hay, nos referimos a Debian. Para que os hagáis una idea, la conocida Ubuntu que, seguro que os resulta más que familiar a la mayoría, se basa en esta. Cabe mencionar que aquí nos vamos a encontrar con todo lo necesario tanto para los noveles, como los más entendidos en Linux.

Hay que tener en cuenta que multitud de usuarios echan mano de estas distros de código abierto para dar una segunda vida a sus viejos ordenadores. De igual modo las utilizan para convertir un PC un tanto limitado por ejemplo en un centro multimedia, un PC para descargar Torrent o un servidor de archivos.

Descarga e instala versiones antiguas de Debian

Es por ello por lo que en ocasiones se decantan por distribuciones que se caractericen por su bajo consumo de recursos del equipo. En términos generales los sistemas Linux hacen un consumo más comedido de los recursos del PC que Windows. Pero igualmente ahí algunas propuestas que se centran precisamente en ello. Asimismo, algo similar podemos llevar a cabo si nos decantamos por versiones antiguas de algunas de las distribuciones más potentes actuales.

instalar debian

Con todo ello lo que os queremos decir es que los más afines a la mencionada Debian, tienen la posibilidad de seguir usando este sistema en un PC antiguo sin problema. Una de las posibles soluciones que se pueden llevar a cabo en este sentido es descargar e instalar una versión antigua del sistema operativo. Este tipo de movimientos igualmente nos serán de ayuda si las más recientes versiones nos están dando algún tipo de problema.

De hecho, los propios desarrolladores de este sistema operativo desde su web oficial nos ofrecen la posibilidad de descargar estas versiones anteriores que os comentamos. No tenemos más que acceder al sitio web habilitado para ello para así poder echar mano de estas versiones que os comentamos. Igualmente se pueden utilizar a modo de curiosidad para echar un vistazo al funcionamiento de hace unos años de este potente sistema operativo. Además, merece la pena saber que aquí se ponen a nuestra disposición diferentes arquitecturas para cada una de las versiones disponibles de Debian.

¡Sé el primero en comentar!