Ya puedes probar GNOME 41, escritorio Linux al estilo Windows 11

Si algo ha destacado de Linux respecto a Windows ha sido su interfaz. Aunque muchos piensan que este sistema operativo es para hackers, y que no hay mucho más que una terminal donde introducir comandos, desde hace ya muchos años, Linux lleva brillando, sobre todo, por su apariencia. Es verdad que hay escritorios muy simples y básicos, pensados especialmente para equipos poco potentes. Pero, si sabemos buscar, podemos encontrar escritorios con interfaces que nada tienen que envidiar ni a macOS ni al nuevo Windows 11. Y un claro ejemplo de ello es GNOME.

GNOME es uno de los escritorios Linux más utilizados en todo el mundo. Este escritorio ha cambiado mucho a lo largo de su historia, desde el clásico escritorio con las dos barras de tareas hasta la copia de Unity y, finalmente, un escritorio que mezcla conceptos tanto de Windows 11 como de macOS.

Muchas de las distribuciones más utilizadas, como Ubuntu, Debian o Fedora utilizan este escritorio por defecto en sus principales sabores. Ahora, la nueva versión de este, GNOME 41, ya está lista, y todo aquel al que no le termine de convencer el nuevo Windows 11 puede dar una oportunidad a este nuevo SO.

Novedades de GNOME 41

Una de las principales novedades que nos vamos a encontrar en esta nueva versión del popular escritorio es con un nuevo apartado de software. Este es ahora mucho más claro y útil, mostrando las capturas mucho más ordenadas y ofreciendo a los usuarios información mucho más útil como, por ejemplo, los tamaños de descarga o el tipo de licencia.

GNOME 41 - Tienda

En el menú de estado (el apartado desde donde apagamos el equipo) podemos encontrar un nuevo apartado que nos va a permitir cambiar entre los diferentes perfiles de energía. Esto es muy útil, sobre todo, para los usuarios que utilicen ordenadores portátiles y quieran elegir entre mejor rendimiento o más duración de batería con un clic. Por defecto, GNOME 41 usará un perfil de ahorro de energía, aunque permite que las aplicaciones soliciten perfiles de energía diferentes.

GNOME 41 - Energía

Dentro de los ajustes encontraremos también una nueva opción llamada «Multitarea» que nos va a ayudar a poder trabajar mejor con el sistema operativo. Por ejemplo, podemos crear y configurar distintos espacios de trabajo al más puro estilo Snaps de Windows 11. También hay un nuevo apartado desde el que podremos configurar una red de datos móviles, en caso de que nuestro equipo tenga SIM.

GNOME 41 - Multitarea

Las principales aplicaciones también se han actualizado, destacando:

  • Calendario: con soporte de archivos ISC.
  • Llamadas: ahora soporta una cuenta SIP para hacer llamadas VoIP.
  • Conexiones: permite abrir y alternar entre varias conexiones remotas a la vez.
  • Archivos: añade soporte para crear carpetas ZIP cifradas.
  • Música: nuevo diseño.

Cómo probar el escritorio de Linux

El mayor problema de las principales distribuciones Linux son las actualizaciones de paquetes. Aunque estas reciben parches y correcciones constantemente, las partes más importantes del sistema, como puede ser el escritorio o el Kernel, no se actualizan a la última, a no ser que usemos una distro con modelo Rolling Release. Por ello, aunque usemos la última versión de Ubuntu no vamos a poder usar GNOME 41 si no lo instalamos a mano.

La mejor forma de tener una primera toma de contacto con este escritorio es usar una distribución diseñada especialmente para ello: GNOME OS. Esta distro está diseñada por el equipo responsable del escritorio y nos permite probar las novedades de la última versión. Eso sí, se trata de un sistema inestable, por lo que debemos probarlo en un PC de pruebas o una máquina virtual, no en nuestro PC de trabajo.

Si estamos interesados en probar este sistema, y el nuevo GNOME 41, podemos bajarlo desde el siguiente enlace a la web de GNOME OS. Fedora 34 también es otra opción que nos permite probar fácilmente este nuevo escritorio Linux.