4 complementos imprescindibles para mejorar GIMP

El proyecto de código abierto centrado en el retoque de fotografías GIMP, es uno de los programas de este tipo más conocidos en todo el mundo. De hecho, para multitud de usuarios esta solución software es uno de los competidores más directos para el popular Adobe Photoshop.

De entre las muchas razones de todo ello, podemos destacar la enorme funcionalidad que esta aplicación nos propone a la hora de trabajar con nuestras imágenes. Además, se ha desarrollado de tal manera que será de enorme utilidad tanto para usuarios noveles como para profesionales. Todo ello sin tener que desembolsar un solo euro, al contrario de lo que sucede con la mencionada aplicación de Adobe.

Al ser un proyecto de código abierto, son muchos los que participan en el mismo, lo que beneficia a las necesidades de todos sus usuarios. De este modo aquellos que buscan un programa lo suficientemente potente para retocar sus fotos, pero que al mismo tiempo sea asequible, en GIMP encuentran la solución perfecta.

Pero con todo y con ello, tal y como suele ser habitual en otros muchos programas, algunos de sus usuarios quieren ir un paso más allá. En concreto nos referimos a la posibilidad de exprimir al máximo la aplicación con la que trabajan, por encima de las características por defecto. Esto es algo que en la mayoría de las ocasiones se puede solventar a través de extensiones o complementos que se instalan en la aplicación. Esta es una posibilidad que igualmente nos propone el mencionado programa de retoque GIMP, como veremos a continuación.

Foto RAW en GIMP

Precisamente por esta razón, en esta misma línea eso vamos a hablar de una serie de complementos que os serán de mucha ayuda al utilizar el editor de fotos.

Complementos de GIMP que os ayudarán al editar fotos

Cabe mencionar que estos complementos de los que os hablamos añaden algunas funcionalidades adicionales que por defecto no se encuentran en la aplicación. Además, es importante saber que los mismos los podremos instalar y utilizar igualmente de manera gratuita.

RawTherapee: en el caso de que normalmente trabajemos con imágenes en formato RAW, es más que probable que este complemento nos sea muy útil. En realidad, nos encontramos con un procesador de imágenes RAW que dispone de funcione como el mapeo de tonos y trabajo con alto rango dinámico o HDR. Basta con que abramos el programa de edición como tal y carguemos una foto en este formato para que el complemento se ponga en funcionamiento.

Resynthesizer: por otro lado, también nos será de enorme utilidad otro elemento adicional que podemos añadir a GIMP. Aquí nos encontramos con uno de los complementos más conocidos y veteranos del programa que nos permite eliminar objetos de las imágenes de manera sencilla. Esto es algo que logra adivinando la parte de la imagen sobrante y rellenándola de manera efectiva.

BIMP: este es otro complemento que podemos añadir al editor de fotos y que tiene un objetivo prioritario. El mismo no es otro que el permitirnos trabajar con las imágenes en la aplicación, pero de manera masiva, es decir, por lotes. Como os podréis imaginar todo ello nos permitirá ahorrar mucho tiempo a la hora de trabajar con una buena cantidad de fotos aquí.

Hugin: igualmente se puede dar el caso de que queramos añadir otra útil funcionalidad a GIMP. En concreto nos referimos a la posibilidad de crear una imagen panorámica a partir de varias fotografías que carguemos en el programa. Hay que decir que esto lo logramos de manera sencilla gracias al complemento llamado Hugin que podemos instalar gratuitamente. Como no podía ser de otro modo este añade todo lo necesario para que obtengamos resultados aparentes en el proceso.

¡Sé el primero en comentar!