El truco que Amazon no quiere que sepas: así te devuelven el dinero de una compra

El truco que Amazon no quiere que sepas: así te devuelven el dinero de una compra

Rubén Velasco

Casi todos compramos en Amazon hoy en día. Es muy cómodo abrir el navegador, buscar lo que queremos, comprarlo, y al día siguiente tenerlo ya en casa, además, más barato que en otras tiendas y con envío gratis. Sin embargo, las compras online no siempre salen como uno quiere. Y es que, aunque Amazon sea una de las tiendas más fiables, desde que hacemos el pedido hasta que llega a nuestra casa hay muchos factores por los que el envío puede salir mal. Y, entonces, ¿qué hago?

Lo primero que debemos tener en cuenta es que, aunque todos los clientes deberíamos ser tratados por igual, a la hora de tener un problema, y buscar soluciones, los usuarios de Amazon Prime suelen recibir mejores respuestas y soluciones que los usuarios que no están suscritos al programa. Además, cuanto más tiempo llevemos en este plan, y más compremos, mejor atención recibiremos. Esto es algo que la compañía nunca ha admitido, pero que se ha demostrado ya varias veces.

Al comprar en Amazon, en el momento que tenemos un problema, la compañía nos intentará dar una solución cuanto antes. Independientemente de si nos ha llegado en malas condiciones, nos hemos equivocado al comprarlo, o incluso si no ha llegado, desde Amazon van a intentar darnos solución. Pero, además, según sus términos de servicio, tenemos derecho a una indemnización que, casi siempre, equivale al valor del producto que hemos comprado.

Ayuda Amazon

Cuándo solicitar el reembolso

La política de uso y servicio de Amazon esconde muchos secretos. Y uno de ellos es el que estamos viendo en este artículo. Gracias a él, si estamos comprando cualquier producto en esta tienda, y no nos llega, vamos a poder ponernos en contacto con ellos para llegar a una solución.

Puede darse el caso de que en Amazon nos aparezca un producto como «entregado» pero que, en realidad, no sea así. Llegados a este punto pueden haberse dado varios casos: un problema logístico, una pérdida por parte de los repartidores, o que lo hayan dejado en otro sitio (al vecino) y que, si nos llevamos mal, ya no nos lo devuelva.

Amazon tiene la obligación de entregar el paquete a quien lo ha comprado, al destinatario. Por tanto, y no lo tenemos, entonces debemos ponernos en contacto con ellos. Casi siempre nos van a pedir que esperemos unos días más a ver si llega. Pero, si pasados estos dos o cuatro días seguimos sin tener el paquete, debemos ponernos en contacto con atención al cliente.

Al exponerle el tema nos ofrecerán varias soluciones. Por ejemplo, reenviar el paquete, u ofrecer una compensación en forma de cheque regalo. Pero, lo que casi nunca ofrecen, y tienen obligación de ofrecer, es un reembolso completo del pedido. Además de una compensación por los daños ocasionados (que puede ser un cheque de 5 euros para gastar). En caso de que Amazon nos diga que «no puede hacer nada», debemos hacer referencia precisamente a estos términos y condiciones del servicio.

¿Y qué pasa si no es Amazon quien vende?

Nosotros siempre recomendamos comprar productos vendidos y enviados por Amazon, ya que es como tendremos menos problemas y con lo que podremos aprovecharnos de las ventajas como la anterior. Pero, si compramos a otro vendedor, tampoco vamos a quedarnos tirados.

Si el paquete no llega, o llega con mala calidad, lo que tenemos que hacer es ponernos en contacto con el vendedor e intentar llegar a algún tipo de acuerdo con él. En caso de no conseguirlo, Amazon intervendrá para encontrar la mejor solución, defendiendo, siempre, al comprador. De esta forma, casi siempre conseguiremos el reembolso del producto.

1 Comentario