Empecé a hacer esto en Wallapop y eBay, y he perdido el miedo a los timos

Empecé a hacer esto en Wallapop y eBay, y he perdido el miedo a los timos

Rubén Velasco

Las compras por Internet entre particulares están en auge. Todos tenemos cosas que no queremos, o no necesitamos, mientras que hay gente interesada en ellas en otros lugares. Gracias a plataformas como eBay o Wallapop es posible deshacernos de estas cosas, y ganar dinero, al mismo tiempo que permitimos a otras personas ahorrarse el precio que cuesta nuevo. Sin embargo, estas tiendas son también un nido de estafadores y timadores. Y, si nos topamos con uno, puede salirnos caro.

En estas tiendas donde venden particulares nos pueden estafar de muchas formas diferentes. Por ejemplo, pueden buscar la forma de hacerse con nuestros datos personales, cobrar el dinero y no enviar el producto, e incluso no enviar el producto de verdad y mandarnos una falsificación.

Para evitar caer en estas típicas estafas, a continuación, os vamos a dar tres consejos imprescindibles para evitar caer en sus trampas. Y, si caemos, que el daño sea el menor posible.

Intentar hacer siempre compras en persona

Una de las mejores cualidades de Wallapop son los tratos en mano. Al contrario de lo que ocurre con eBay, Wallapop está pensado, sobre todo, para encontrar objetos cerca de nosotros, y recogerlo en persona, comprobar que todo está correcto, pagar en mano, y cada uno por su lado.

Wallapop compra en persona

De esta forma, podemos conocer a la persona, y, lo más importante, comprobar que el objeto que nos está intentando vender es real y no una falsificación, o está en mal estado. Si no nos termina de convencer, con romper el trato y no pagar, no habría más problemas.

Eso sí, por seguridad, siempre mejor quedar de día en sitios con gente y concurridos, nunca en callejones oscuros por la noche.

Usar Wallapop envíos o PayPal

Hay veces que el trato en persona no es posible por muchas razones. Y no nos queda otra que aceptar un envío. Llegados a este punto, es muy importante recurrir al uso de plataformas de pago que nos ofrezcan cierta seguridad, como es el caso de Wallapop envíos, o PayPal.

Si compramos por Wallapop, y usamos su propia función de pago y envío, el envío lo pagamos nosotros (al comprador no le supone nada), y tendremos un seguro que, en caso de que se trate de una estafa, podremos recurrir y recuperar el dinero. Esto es posible gracias a que Wallapop no envía el dinero al vendedor hasta que nosotros hayamos aceptado que está todo correcto (o hayan pasado 48 horas desde la recepción del paquete). Si hay algún problema, abriremos una reclamación y podremos recuperar el dinero.

Disputa PayPal

Con PayPal, y eBay, pasa lo mismo. Siempre que paguemos en PayPal sin usar la opción de «como amigo» tendremos un seguro de manera que, ante un problema, podremos recurrir y será PayPal quien medie, en defensa del comprador, para solucionar el problema y devolvernos el dinero (si corresponde realmente). Si hemos usado la opción de «como amigo», podemos olvidarnos de esa posibilidad.

Desconfiar de los que intentan hablar por WhatsApp

Otra estafa muy común es la de los vendedores intenten comunicarse con nosotros fuera de los chats de las tiendas. Por ejemplo, es común iniciar una conversación en Wallapop y que nos pidan el móvil para seguir por WhatsApp. Error. Todo lo que hablemos fuera del chat de Wallapop no podrá ser usado en nuestra defensa si tenemos un problema. Además, por WhatsApp nos pueden pedir incluso información personal (como una copia del DNI, algo que nunca debemos enviar), y desconfiar siempre incluso aunque nos manden a nosotros una foto de su DNI (ya que seguramente no sea el suyo, sino que un DNI que les ha enviado otra persona).

Por último, evitar siempre igualmente acceder a enlaces o páginas que nos manden por WhatsApp. Si queremos completar la compra, siempre por Wallapop envíos, o pagando por PayPal como un pago comercial, nunca como amigos.

¡Sé el primero en comentar!