Si quieres un Linux de 32 bits, estas son las mejores opciones

Si quieres un Linux de 32 bits, estas son las mejores opciones

Rubén Velasco

Aunque la compatibilidad siempre ha sido uno de los pilares fundamentales de Linux, últimamente cuesta mucho encontrar dicha compatibilidad. Sin ir más lejos, hay muchas distros, como, por ejemplo, Ubuntu y Linux Mint (entre otras muchas), que hay decidido dar la espalda a las arquitecturas x86, por lo que no ofrecen imágenes ISO de 32 bits que nos permitan instalar estos sistemas operativos en estas arquitecturas. Sin embargo, por suerte, no todas las distros son así.

Linux es, a menudo, una de las mejores alternativas que podemos encontrar para dar una segunda vida a nuestro ordenador antiguo. El por qué es muy sencillo: mientras que Apple tiene su ecosistema cerrado y no deja instalar macOS fuera de sus ordenadores, y Microsoft cada vez es más exigente con los recursos de Windows (véase Windows 11 con su TPM 2.0), Linux busca aportar al usuario lo último en tecnología y, a la vez, mantener el menor gasto de recursos posible.

Gracias a ello, es posible encontrar distros pensadas para ordenadores relativamente modernos, como puede ser el caso de Ubuntu, y otras cuyos requisitos son increíblemente bajos, siendo perfectas para que un ordenador se hace 20 años siga funcionando como el primer día.

Linux como tal soporta todo tipo de procesadores y configuraciones de PC, aunque después son los responsables de las principales distros Linux quienes deciden qué soportar y en qué tipo de PCs funcionará dicho sistema. Es por ello por lo que, por ejemplo, podemos encontrar distros que han eliminado el soporte para los 32 bits, mientras que otras están especializadas en estas arquitecturas.

A continuación, si estás buscando un Linux para tu ordenador antiguo, vamos a ver cuáles son las mejores opciones que podemos bajar e instalar.

¿Por qué elegir 32 bits?

Puede que pensemos, ¿para qué vamos a necesitar una ISO de un Linux de 32 bits? La respuesta es sencilla: por razones de compatibilidad. Si tenemos un ordenador antiguo y queremos darle una segunda vida, si su procesador no es de 64 bits, directamente no vamos a poder ni cargar el menú de arranque del sistema operativo.

Y lo mismo ocurre con programas de 32 bits. Sin ir más lejos, Steam, y sus juegos, funcionan en 32 bits, y aunque Ubuntu y las demás distros aún tienen las librerías incluidas, estas no van a estar ahí para siempre (ya ha habido intentos de eliminarlas), lo que puede causarnos a la larga más problemas que beneficios.

Los sistemas operativos de 32 bits consumen generalmente menos espacio en el disco duro, además de utilizar menos recursos, sobre todo, memoria RAM. Y aunque los sistemas de 32 bits están limitados a un máximo de 4 GB de memoria RAM, el Kernel Linux puede ignorar este límite si utilizamos un Kernel PAE. Al consumir menos recursos, si el equipo donde queremos instalar Linux es de bajos recursos, pero dispone de un procesador de 64 bits, es recomendable utilizar una distro de 32 bits, ya que así vamos a ganar en velocidad y consumo de recursos algo que, sin duda, es de agradecer en equipos antiguos. Si, además, reemplazamos el disco duro por una unidad SSD, también vamos a conseguir mejorar muchísimo el tiempo de arranque y ejecución de aplicaciones que nos permitirán conseguir unos recursos adicionales que el procesador no nos ofrece debido a su antiguedad.

Por suerte, aún hay muchas distros Linux que apuestan por la compatibilidad y siguen ofreciendo a los usuarios imágenes ISO para usarlas en sistemas de 32 bits sin problemas. Aunque inicialmente pueda parecer que estas distribuciones están condenadas a desparecer, no lo harán en los próximos 5 o 010 años, pero si dentro de 15 o 20, cuando ya no tengan ningún sentido ni utilidad un hardware tan antiguo.

Distros Linux de 32 bits

Estas son los mejores sistemas operativos, basados en Linux, de 32 bits que podemos descargar e instalar en PCs antiguos (o no tan antiguos):

Debian

Escritorio Debian

Por suerte, aunque Ubuntu ya no soporte 32 bits, Debian sí lo hace. Y, como sabremos, Debian es la base sobre la que se construye Ubuntu. Es cierto que Debian es una distro algo más complicada de usar que otras distros, pero si dedicamos tiempo a instalarla y configurarla, a cambio vamos a tener un sistema operativo muy rápido, seguro y con un excelente soporte, además de con una excelente comunidad.

Se trata de una distro especialmente usada para desarrollar software y hardware ya que funciona con numerosas arquitecturas y dispositivos o para entornos corporativos, ya que muchos usuarios aprecian tanto su estabilidad como los procesos de actualización de paquetes sin complicaciones. Además, Debian soporta una larga lista de arquitecturas de CPU incluyendo amd64, i386, múltiples versiones de ARM y MIPS, POWER7, POWER8, IBM System z y RISC-V.

Debian es, probablemente, la mejor opción que podemos elegir para traer soporte de 32 bits a nuestro PC. Podemos bajar esta versión de Linux desde aquí.

Mageia

MageiaMageia es un sistema operativo estable y seguro para escritorio distribuido como software libre. Cuenta con un excelente escritorio KDE por defecto, aunque ofrece variantes basadas en Gnome y Xfce. Se basa en Madriva, por lo que es una excelente opción para aquellos que quieran alejarse de Ubuntu y todo lo que le rodea, como Debian.

Mediante esta distribución, sus desarrolladores pretender hacer un Linux accesible para todos. Para ello proporciona herramientas integradas para la configuración del sistema, manteniendo un alto nivel de integración entre el sistema base, su escritorio y las aplicaciones. Mejora especialmente su integración con aplicaciones de terceros y dispone de nuevas arquitecturas y formatos.

Podemos bajar este sistema desde su web principal.

OpenSUSE Leap

OpenSUSE LeapLeap es una edición de OpenSUSE pensada para satisfacer las necesidades de desarrolladores, administradores y usuarios corrientes por igual. Esta distro se publica anualmente y brinda a los usuarios un excelente soporte centrado tanto en mejorar la calidad de la distro como en ofrecer la mejor compatibilidad con todo tipo de hardware, incluso el más antiguo.

Esta distro destaca por ofrecer una buena cantidad de Escritorios libres, como KDE Plasma, GNOME, LXDE, Xfce, MATE y Enlightenment. Se encuentra en constante evolución y de forma periódica recibe nuevas funcionalidades especialmente a nivel de rendimiento y seguridad. Y es que es precisamente la seguridad y la estabilidad del sistema operativo dos de las razones más importante por la que esta distro es tan popular. Sus actualizaciones de seguridad son fiables por lo que siempre tendremos un sistema bien protegido.

Podemos bajar esta distro Linux para 32 bits desde el siguiente enlace.

Slax

slax

Normalmente los sistemas de 32 bits van a ser ordenadores viejos. Por lo tanto, lo ideal es optar por una distro ligera optimizada para este tipo de PCs. Y una de las mejores en este sentido es Slax. Esta distro está diseñada para funcionar en cualquier procesador posterior a 1995, así como con 128 MB de memoria RAM. Permite ejecutarse desde una memoria USB o una unidad óptica, por lo que no tenemos ni que instalarla en el PC.

Cuenta con una gran variedad de software por defecto, y además, al estar basada en Debian, podemos instalar cualquier programa en ella para usarlo, siempre y cuando el hardware de nuestro PC lo soporte.

Podemos bajar este Linux desde aquí.

Bodhi

Bodhi

Aunque no podremos tener el PC a la última (ya que la última versión solo tiene ISO para 64 bits), Bodhi Linux cuenta con una edición «Legacy» que nos va a permitir usar este sistema operativo en equipos de 32 bits sin problemas. Esta cuenta con un Kernel 4.9 y está optimizada para funcionar en hardware muy antiguo, pudiendo devolver a la vida cualquier ordenador de hace más de 15 años sin problemas.

Esta distro se basa en Ubuntu, y mezcla muchas funciones y características de esta distro, junto a características de otras similares para convertirse en un sistema operativo único. Podemos bajar la ISO Legacy, compatible con los sistemas de 32 bits, desde aquí.

OpenSUSE Tumbleweed

OpenSUSE Leap

Y si queremos un nuevo sabor de OpenSUSE, entonces podemos probar Tumbleweed. Esta es una distro rolling release pura enfocada a usuarios avanzados que quieran dar una segunda vida a su ordenador antiguo y usarlo, sobre todo, para desarrollo, programación y compilación de código.

Esta distro se puede descargar de forma gratuita desde este enlace.

Gentoo

GentooGentoo es otro sistema operativo que podemos instalar en una máquina de 32 bits para poder disfrutar de las ventajas de esta arquitectura. Este Linux no es una distro sencilla, ni tampoco moderna. Para usarla, debemos tener amplios conocimientos dentro del ecosistema Linux, conocimientos que tendremos que demostrar desde el proceso de instalación.

Una de las ventajas de usar Gentoo como distro de Linux es que sus versiones de software se actualizan de forma continua, a diferencia de otras distribuciones donde los paquetes deben pasar previamente meses en comprobación antes de que podamos descargarlos. Por el contrario, el uso de versiones del software insuficientemente comprobadas como es el caso de Gentoo también da como resultado la aparición bugs que pueden suponer un riesgo para servidores de producción.

Si queremos aventurarnos con esta distro, podemos bajarla para 32 bits desde su página web.

Peppermint

Otra interesante distribución Linux de 32 bits diseñada para equipos poco potentes la encontramos en Peppermint, una distribución que utiliza LXDE como escritorio y se basa en Ubuntu 18.04 LTS, perfectamente funcional y no incluye prácticamente ninguna aplicación por lo que tendremos que acceder a la tienda para instalar las aplicaciones que necesitemos. Si no fuera así, no sería una distribución liviana para equipos de 32 bits.

Peppermint

Peppermint también está disponible en versión de 64 bits, requiere de un procesador a 500 MHz como mínimo, tan solo 1 GB de memoria RAM y 5 GB de espacio de almacenamiento siendo ideal para equipos antiguos. Incluye acceso a los repositorios de Debian e incluye un gran número de temas para personalizar la interfaz de usuario. Podemos descargar la última versión de Pêppermint disponible a través su página web a la que podemos acceder desde aquí.

Arch Linux 32

Arch Linux 32

Y hablando de distros complicadas, si queremos un sistema operativo potente a la vez que compatible y personalizable, Arch Linux se coloca como una opción más para dar una segunda vida a nuestro ordenador antiguo. Concretamente con Arch Linux 32.

Aunque la versión oficial de Arch Linux ya dejó de soportar esta arquitectura hace tiempo, Arch Linux 32 es un proyecto, mantenido por la comunidad, que sigue ofreciendo soporte para esta arquitectura. Esta distro nos ofrece un sistema flexible y muy ligero, ideal para ordenadores antiguos, siguiendo con la filosofía Keep It Simple.

Podemos bajar esta distro desde esta web.

Puppy Linux

A continuación, nos encontramos con otra interesante propuesta de este tipo basada en una arquitectura de 32 bits que nos será de mucha utilidad. En concreto nos referimos a la distribución de Linux Puppy Linux, propuesta muy conocida en algunos ámbitos y comunidades de Linux. Además, una de sus principales características y ventajas, es que es un software muy ligero que apenas consume recursos del equipo. Para que nos hagamos una idea de lo que os hablamos, decir que Puppy Linux tan solo requiere de 128 megas de memoria RAM y un procesador con una frecuencia de 233Mhz para funcionar. Esto la convierte en más que adecuada para que la instalemos y usemos en equipos antiguos.

Puppy Linux

A todo esto, le podemos sumar que la distro también se ofrece en una versión para las populares placas Raspberry Pi. Cabe mencionar que, si nos decantamos por probarla, Puppy Linux utiliza Ubuntu como base, mientras que usar versiones LTS para su actualización. Estas son las que cuentan con más tiempo de soporte, lo que gusta a muchos usuarios. Igualmente alberga algunos retazos de Slackware. Todo ello lo podremos probar desde este enlace.

NixOS

NixOS es otra interesante distribución Linux compatible con equipos de 32 bits construida bajo el administrador de paquetes Nix. Es una distribución independiente que no está especialmente pensada para usuarios novatos, sino para usuarios avanzados en Linux que saber cómo interactuar con Linux a través de comandos dejando de lado interfaz gráfica.

Nixos

Es ideal para crear servidores basados en Linux y funciona sin problemas en equipos con más de 15 años de antigüedad. Si nuestros conocimientos de Linux se basan únicamente a la interfaz gráfica, ya podemos ir olvidándonos de esta opción y contemplar utilizar alguna de las diferentes opciones que os mostramos en este recopilatorio de distribuciones Linux de 32 bits. La descargar de esta distribución es compatible gratuita a través de su página web, desde donde también podemos descargar una versión para VirtualBox para probarla antes de instalarla en un equipo y así comprobar si satisface nuestras necesidades.

Otras distros alternativas x86

Si las anteriores no nos convencen, a continuación, os dejamos otros sistemas también muy interesantes.

Devuan

Devuan

En primer lugar, hemos recomendado Debian como una de las mejores distribuciones para usar en ordenadores de 32 bits. Sin embargo, ¿qué pasa si no nos gusta Systemd? Devuan nació como una distro independiente que pretendía eliminar todo el controlador de demonios Systemd y utilizar init en su lugar. Por lo demás, estamos ante un fork directo de Debian, con sus mismas funciones y características, así como su compatibilidad con los paquetes DEB.

Podemos descargar esta distro desde su web.

SparkyLinux

SparkyLinux

Esta distro está basada en Debian, pero su desarrollo está centrado en ofrecer a los usuarios una distro lo más ligera posible capaz de funcionar en prácticamente cualquier ordenador, por antiguo que sea. Sparky nos ofrece un sistema operativo completo, con una interfaz MinimalUI con Openbox que vamos a poder personalizar con más de 20 escritorios diferentes. Cuenta con una versión estable y una versión semi-rollingrelease, que permite a los usuarios más avanzados estar siempre a la última.

Podemos bajar SparkyLinux ligero desde esta web.

Emmabuntus

Emmabuntüs

Esta distro está basada en Debian, pero busca satisfacer muchas de las necesidades de la distro principal. Empezando por la dependencia para completar la instalación del sistema. Emmabuntüs trae todo lo necesario en la propia ISO para poder instalarse y configurarse sin necesidad de utilizar una conexión a Internet, lo que la convierte en una gran opción para instalar en todo tipo de ordenadores antiguos y, además, para usarla en modo Live.

Incluye una gran cantidad de características modernas, como una buena variedad de programas preconfigurados para el uso diario, un lanzador de aplicaciones, un asistente de instalación muy sencillo, paquetes no libres y códecs multimedia y un completo sistema de scripts de configuración automáticos.

Podemos bajar esta distro desde su web de forma gratuita.

Q4OS

Q4OS

Esta distro se da un aire a Zorin OS, uno de los sistemas Linux más parecidos estéticamente a Windows. Por lo tanto, se convierte en una de las mejores alternativas para los usuarios con menos experiencia dentro de Linux que no quieren romper drásticamente con la apariencia del sistema operativo de Microsoft.

Trae de serie su propio escritorio, Trinity, así como una gran variedad de programas conocidos con los que podremos empezar a trabajar desde el primer momento.

Podemos bajar esta distro desde aquí.

Slackware

Slackware

Esta es otra distro que aún sigue funcionando en 32 bits. Aunque la verdad es que su interfaz puede dejar mucho que desear. Slackware da mayor prioridad al rendimiento y la compatibilidad antes que a otros elementos, como la apariencia. Por ello, si comparamos su estética con la de Windows 10, o cualquier otra distro Linux moderna, llamará mucho la atención, para mal.

Si no nos importa la apariencia, y queremos tener buena compatibilidad con hardware antiguo y programas de hace años, esta es una excelente opción que podemos bajar desde este enlace.

Void Linux

Void Linux

Pensado para usuarios de Linux avanzados, Void es un sistema operativo para uso general, basado en el kernel monolítico de Linux. Este sistema cuenta con un rápido gestor de paquetes desde el que podemos instalar, actualizar y eliminar todo tipo de software rápidamente. Los programas para esta distro vienen en forma de paquetes binarios, aunque también tenemos la posibilidad de crearlos nosotros mismos gracias a sus códigos fuente XBPS.

Podemos bajar esta distribución gratis desde este enlace. Encontraremos versiones sin entorno gráfico (para terminal, donde es capaz de funcionar con menos de 100 MB de RAM) y, además, con varios escritorios diferentes, como Cinnamon, LXDE, XFCE, LXqt o Enlightenment.

Zorin OS Lite

Zorin OS Navegador y Explorador

Zorin OS es una distribución Linux moderna, basada en Ubuntu, diseñada para ser una de las mejores alternativas a los Linux clásicos. Cuenta con una interfaz muy mimada (basada en un escritorio XFCE), con esquinas redondas y una excelente combinación de colores que nada tiene que envidiar ni a macOS ni a Windows 11.

La edición «Lite» de Zorin OS necesitan tan solo un procesador de 700 MHz para funcionar, 512 MB de memoria RAM y 8 GB de espacio de almacenamiento en el disco duro, lo que le hace perfecta para funcionar en PCs de hace ya varios años que con Windows no terminan de ir bien.

Podemos bajar este Linux desde aquí.

Alpine Linux

Alpine Linux

Si lo que buscamos es minimalismo, Alpine Linux es una distro que te sorprenderá. Esta distro cuenta con una interfaz mínima que se carga siempre dentro de un entorno seguro para evitar vulnerabilidades. La imagen ISO ocupa tan solo 133 megas, y cuenta con todo lo necesario para poder hacer un uso sencillo del sistema.

Eso sí, debemos tener en cuenta que este no es un sistema operativo para usuarios novatos. Usar, configurar y dominar Alpine Linux requiere tiempo y conocimientos. Eso sí, si lo conseguimos, tendremos uno de los mejores sistemas en nuestro poder.

Podemos bajarlo desde su web.

antiX Linux

antiX Linux es una distro donde, al igual que todas las distros de 32 bits, se prioriza la velocidad y eficiencia. A diferencia de otras, está destinada a usuarios que acaban de adentrarse en el mundo Linux y quieren dar sus primeros pasos. Está basada en Debian y podemos utilizar únicamente como un Live CD para iniciar el equipo, aunque también tenemos la posibilidad de instalar en equipos más antiguos.

AntiX

Incluye una versión de escritorio con aspecto que recuerda mucho a Windows, con un entorno gráfico completo y que apenas consume recursos en equipos poco potentes. Podemos descargar esta distro directamente desde su página web.

MX Linux

MX Linux es una distribución Linux muy ligera basada en Debian que nos permite elegir entre 3 opciones de escritorio: Fluxbox, KDE y XFCE, una distribución pensada y diseñada para usuarios que no quieren complicarse la vida buscando aplicaciones para poder realizar tareas básicas como escribir documentos, navegador o reproducir música o vídeos ya que incluye un gran número de aplicaciones instaladas de forma nativa.

MX Linux

A diferencia de otras distribuciones Linux de 32 bits, MX Linux nos ofrece un diseño de escritorio muy atractivo basado en Debian y que ofrece un excelente rendimiento en equipos antiguos. En cuanto a los requisitos mínimos, MX Linux requiere de al menos 1 GB de memoria RAM y 15 GB de espacio en disco, una barbaridad para ser una distro para equipos de 32 bits donde, a buen seguro, el espacio en disco no es una de sus virtudes.  Podemos descargar MX Linux a través de su página web. desde donde podemos descargar las versiones más actuales hasta versiones antiguas que han dejado de recibir soporte.

Tiny Core Linux

tinycore

Este es, probablemente, el sistema Linux más pequeño que podemos encontrar. Sus desarrolladores han conseguido crear un sistema totalmente funcionar, y con interfaz gráfica, en tan solo 20 MB. Y, si no queremos interfaz gráfica, podemos usarlo con una imagen de 16 MB. Es un sistema que cuenta con lo básico, pero que ofrece a los usuarios un gran repositorio de software desde el que podrán descargar cualquier programa, herramienta o extensión que necesiten. Una gran solución, todo en uno, perfecta para dar una segunda vida a los ordenadores más viejos de 32 bits.

Podemos descargar esta distro desde la web de Tiny Core Linux.

Lithium (Bunsenlabs)

La distro Lithum, no solo está diseñada para arquitecturas de 32 bits, sino que, además, también es compatible con equipos de 64 bits. Está basada en Debian 10 e incluye un gestor de ventanas Openbox, por lo que la experiencia de usuario es muy similar a Windows en las versiones más antiguas.

BusenLabs - Lithium

Los requisitos mínimos para disfrutar de esta distro son 10 MB de espacio en disco y tan solo 256 MB de memoria RAM. Si buscas una distro Linux para un equipo de 32 bits que consuma muy pocos recursos y que, además, ocupe muy poco espacio, Lithium es una interesante opción para valorar. Podemos descargar esta distro directamente desde su página web de forma gratuita pulsando en el siguiente enlace.

Porteus

La distro Porteus está diseñada para ejecutarse sin problemas en un LiveCD sin necesidad de instalarse en un equipo, aunque esta opción también está disponible. Ocupa algo menos de 300 MB y funciona tanto equipos de 32 como de 64 bits y está disponible en varios idiomas, incluyendo el español.

Porteus

Uno de los puntos fuertes de esta distro es la amplia comunidad de usuarios que se encuentra detrás, una comunidad con la que podemos encontrar en contacto a través de un foro dedicado disponible en este enlace. La última versión disponible de esta beta es de 2018, sin embargo, la comunidad sigue igual de activa en la actualidad. Podemos descargar Porteus directamente desde su página web a la que podemos acceder a través del siguiente enlace, dentro del apartado Download. El único requisito para descargar esta distro es registrase en su página web.

Sli Taz

Con tan solo 40 MB, SliTaz es una distro de 32 bits muy ligera y versátil que podemos utilizar en el día a día en cualquier equipo antiguo o incluso en servidores. Funciona en memoria sin problema, por lo que es ideal para iniciar cualquier equipo desde un CD, DVD o USB y luego extraerlo para almacenar los datos en el almacenamiento del dispositivo, ya que una vez cargado en la memoria del dispositivo, no necesita leer nuevamente la unidad. Ocupa tan poco espacio, que nos permite descargar una versión para disquete de 1,44 MB, ideal para equipos muy antiguos sin unidad de CD.

Sli Taz

A diferencia de otras distros de 32 bits, Sli taz se actualiza regularmente. Dispone de versión de 32 bits, 64 bits y, además, también incluye una versión para instalar en la Raspberry Pi. Todas estas versiones están disponibles en español, por lo que el idioma no será ningún problema para hacernos con ella rápidamente. Podemos descargar todas las versiones de esta distro directamente desde su página web a la que podemos acceder pulsando en el siguiente enlace.

Trisquel

Trisquel GNU/Linux es una distribución basada en Ubuntu que destaca principalmente por incluir un gran número de aplicaciones de software libre, a diferencia de otras distribuciones que incluye software propietario a través de los repositorios incluidos en el sistema, por lo que es prácticamente imposible encontrar alguna aplicación que se haya creado bajo la premisa del código abierto.

Trisquel

De hecho, es una de las pocas distribuciones respaldadas por la Free Software Foundation, lo que es, sin duda, una demostración de que todavía se pueden crear distribuciones con aplicaciones de código abierto en la actualidad sin recurrir a lo fácil.  La versión más moderna de Trisquel no ofrece soporte para equipos de 32 bits, sin embargo, podemos descargar una versión anterior que todavía sigue recibiendo actualizaciones directamente desde su página web, a la que podemos acceder pulsando en este enlace.

¿Cuál es la mejor de todas?

Como podemos ver, a diferencia de lo que ocurre con Windows, que ya no tenemos versión para 32 bits (a partir de Windows 11), dentro del ecosistema Linux aún podemos encontrar una buena variedad de alternativas que funcionan con esta arquitectura. No es lo más recomendable, ya que los 64 bits solo tienen ventajas sobre los 32 bits, pero, en caso de necesitarlo (por motivos de compatibilidad, porque el procesador sea muy antiguo, etc), tenemos donde elegir.

De todas ellas, si tenemos que elegir una de las mejores alternativas, sin lugar a duda elegiríamos Debian. Además de ser la base utilizada por la mayoría de las otras, esta cuenta con un desarrollo muy activo por parte de sus desarrolladores, y con una excelente comunidad dispuesta a ayudar a todos los usuarios a resolver sus dudas y problemas. Esto, siempre que el PC sea relativamente nuevo y potente.

En caso de tener un ordenador antiguo al que querer dar una segunda vida con un Linux de 32 bits, entonces nosotros apostaríamos por otras dos alternativas. Por un lado, tenemos Bodhi, un sistema similar a Ubuntu para aquellos que ya están familiarizados con este SO, y por otro tenemos Slax, una alternativa ideal para PCs que corren con menos de 128 MB de memoria RAM. Por último, si somos usuarios avanzados y experimentados, entonces debemos dar también una oportunidad a Arch, un sistema minimalista que correrá con lo mínimo y necesario sin sacrificar sus funcionalidades.

¿Tu PC es aún más viejo y tiene 64 MB de memoria RAM? No te rindas. Tiny Core Linux es una distro ideal para darle una segunda oportunidad.

Descargar Ubuntu para 32 bits

A pesar de existir una gran cantidad de alternativas, como acabamos de ver, hay una gran cantidad de usuarios que siguen buscando la forma de descargar e instalar un Ubuntu de 32 bits para sus ordenadores antiguos. Por desgracia, en 2017, Canonical decidió abandonar esta arquitectura definitivamente, dejando a los usuarios sin la posibilidad de instalar estas versiones en sus ordenadores. Por tanto, desde el lanzamiento de Ubuntu 18.04 (Bionic Beaver), esta distro solo está disponible para 64 bits. Una vez instalada en 64 bits es posible habilitar la capa de compatibilidad con los 32 bits para poder ejecutar programas antiguos en el sistema. Pero, de serie, el soporte acaba aquí.

Por suerte, las versiones antiguas del sistema siguen estando disponibles para descargar. Por tanto, si queremos usar un Ubuntu i386 para x86, aún podemos bajar e instalar la última versión, de soporte extendido, lanzada para esta arquitectura: Ubuntu 16.04.7 LTS (Xenial Xerus). Eso sí, debemos tener en cuenta que esta versión dejó de tener soporte en 2021, por lo que, aunque funciona, puede suponer un riesgo considerable para nuestra seguridad.

Por tanto, igual debemos plantearnos, ¿merece la pena usar un Ubuntu de 32 bits existiendo tantas excelentes alternativas como acabamos de ver? La respuesta es obvia.

Cuándo usar librerías de 32 bits en Linux

Este sistema o de código abierto no está especialmente diseñado, al menos a priori, para la ejecución de juegos. De hecho, muchos de estos títulos centrados en el ocio se crearon con una arquitectura de 32 bits. Esto significa que en el caso de que estemos ejecutando un sistema de estas características basado en una arquitectura de 64 bits, más tarde o más temprano nos veremos en la obligación de añadir librerías de 32 bits. Estas serán necesarias para poder ejecutar estos títulos en la distribución de Linux.

Por ejemplo, para instalar y utilizar estas librerías que os comentamos en Ubuntu, tendremos que abrir una sesión en el terminal y escribir el siguiente comando:

sudo apt-get install lib32z1

Esto nos permitirá instalar y ejecutar juegos de Linux que requieren estas librerías de 32 bits sin problema alguno.

5 Comentarios