McAfee, Sophos y otros antivirus están dando problemas en Windows 7 tras las últimas actualizaciones

Mayo no ha sido un buen mes para Microsoft, al menos en lo relacionado a las actualizaciones de seguridad de su sistema operativo. Además de corregir varias vulnerabilidades bastante graves en Windows 7 y Windows 10, estas nuevas actualizaciones de seguridad han llegado con algunos problemas importantes para algunos usuarios, problemas como, por ejemplo, bloqueos y reinicios en los ordenadores a causa de algunas funciones del equipo, actualizaciones que se instalan dos veces en Windows 10 sin motivo aparente y ahora nuevos fallos que afectan a los usuarios de Windows 7, sobre todo a aquellos que utilicen software de seguridad de McAfee o Sohpos, entre otros.

No es la primera vez que una actualización de Windows causa problemas con los antivirus de terceros, y una vez más la historia se ha vuelto a repetir. La nueva actualización acumulativa para Windows 7 lanzada la semana pasada, KB4499164, ha llegado con problemas de compatibilidad con distintas herramientas de seguridad, como el software de McAfee (McAfee Endpoint Security (ENS) Threat Prevention 10.x, McAfee Host Intrusion Prevention (Host IPS) 8.0 y McAfee VirusScan Enterprise (VSE), entre otras), así como problemas de compatibilidad con algunas de las herramientas de seguridad de Sophos, entre otras.

McAfee Endpoint Security

Estos problemas eran conocidos tanto por McAfee como por Microsoft antes del lanzamiento de las actualizaciones, sin embargo, Microsoft no tuvo tiempo para solucionar los problemas antes del lanzamiento masivo del parche de seguridad. McAfee, por su parte, sí lanzó actualizaciones de compatibilidad los días posteriores a la llegada de la actualización de Microsoft para que las aplicaciones de seguridad siguieran funcionando en Windows 7.

Aunque Microsoft no ha incluido a Sohpos en la lista de problemas conocidos, la firma de seguridad sí ha publicado un comunicado en el que afirma que, tras actualizar Windows 7, muchos de sus usuarios se han encontrado con serias pérdidas de rendimiento, bloqueos e incluso con la imposibilidad de arrancar el ordenador tras reiniciarlo.

Microsoft sigue investigando los problemas y, al igual que ha hecho con Windows 7, seguramente no tarde en lanzar una actualización del parche con estas correcciones para garantizar que todo funciona correctamente.

Los otros problemas con las actualizaciones de seguridad de mayo de 2019 para Windows

Además de este nuevo fallo con los antivirus de McAfee, Sophos y otras posibles firmas de seguridad, estas últimas actualizaciones de seguridad han llegado con todo tipo de problemas.

Uno de los más molestos, sobre todo para los usuarios de Reino Unido, era la imposibilidad de acceder a algunas webs del gobierno de dicho país debido a que dichas webs no admitían HTTP Strict Transport Security (HSTS), por lo que, debido a la configuración por defecto del Edge e Internet Explorer, quedaban bloqueadas.

En el caso de los usuarios de Windows 10, por ejemplo, las actualizaciones se han estado instalando dos veces a muchos usuarios sin motivo aparente. No es un problema grave, pero sí molesto ver que, tras actualizar Windows, una de las actualizaciones volvía a descargarse e instalarse en el PC.

Otros problemas más específicos pero bastante graves eran la imposibilidad de arrancar dispositivos a través de Variable Window Extension o un problema al renombrar o eliminar archivos a través de Cluster Shared Volume.

Algunos usuarios de Windows 10 se han encontrado con problemas a la hora de imprimir cualquier documento desde aplicaciones UWP tras actualizar Windows 10 April 2018 Update y October 2018 Update.

Además de estos problemas, también caben destacar los más graves, como problemas de rendimiento causados por fallos de compatibilidad en equipos antiguos e incluso pantallazos azules que hacen imposible restaurar el equipo a un estado anterior tras instalar los nuevos parches que dejaba Windows inutilizable.

Qué hacer en caso de tener problemas con las últimas actualizaciones de seguridad para Windows 10 o Windows 7

Microsoft ya ha corregido muchos de los fallos de estas últimas actualizaciones de seguridad y las ha vuelto a lanzar para que los usuarios con problemas puedan solucionarlos de forma sencilla y sin tener que renunciar a las importantes correcciones de seguridad de mayo.

Sin embargo, si tras instalar los últimos parches de seguridad de Microsoft seguimos teniendo cualquiera de los problemas que acabamos de ver, lo único que podemos hacer es desinstalar manualmente las actualizaciones de Windows para que, al volver al punto anterior, todo vuelva a funcionar con normalidad. Esto no es para nada recomendable, pero si las actualizaciones nos están dando problemas no nos quedará otra que recurrir a ello.

Desinstalar actualizaciones Windows mayo 2019

Gracias a las actualizaciones acumulativas de Windows, el mes que viene (concretamente el 11 de junio de 2019) podremos descargar los nuevos parches de seguridad de Microsoft para Windows, parches que, además de corregir los fallos detectados en las últimas semanas, incluirán todas las correcciones anteriores, por lo que instalando estas actualizaciones podremos dejar nuestro Windows al día.

Se espera que esta semana Microsoft lance por fin Windows 10 May 2019 Update. Habrá que ver si esta vez la compañía ha conseguido erradicar los problemas ocurridos con la October 2018 o si, de lo contrario, esta actualización vuelve a ser un caos para los usuarios.