¿Tu portátil viene con McAfee? Así puedes borrarlo por completo

¿Tu portátil viene con McAfee? Así puedes borrarlo por completo

Rubén Velasco

Con el fin de abaratar costes, o, mejor dicho, ganar más dinero con cada venta, los fabricantes de portátiles y ordenadores OEM suelen instalar junto a Windows 10 una serie de aplicaciones por defecto. Estas aplicaciones muchas veces son innecesarias, e incluso indeseadas, y por ello, una de las primeras cosas que solemos hacer cuando usamos primera vez un ordenador OEM que hemos comprado es desinstalar todas estas aplicaciones. Muchas de ellas no ponen impedimentos y podemos borrarlas con relativa facilidad. Sin embargo, otras pueden ser algo complicadas de borrar, como puede ser McAfee, uno de los antivirus que suele venir preinstalado en los equipos.

McAfee es uno de los antivirus más conocidos que podemos encontrar en la red. Este antivirus es propiedad de TPG e Intel y, según los últimos tests de AV-Test, es uno de los mejores antivirus que podemos instalar en nuestro PC. El problema de este antivirus es que, además de dar problemas con las actualizaciones de Windows 10, es que es de pago, y aunque solemos tener unos meses de prueba cuando compramos el portátil, pasado ese tiempo el antivirus se desactiva, dejando nuestro PC en peligro.

Si nuestro portátil tiene Windows 10, el mejor antivirus que podemos instalar, sin lugar a duda, es Windows Defender. El antivirus de Microsoft es totalmente gratuito y hoy en día es de los que mayor nota consiguen en los tests de seguridad. Sin embargo, mientras McAfee esté instalado en el ordenador, no vamos a poder instalar ni habilitar este otro antivirus. Aunque esté caducado y desactivado.

Windows Defender con McAfee

Por ello, a continuación, os vamos a explicar cómo desinstalar por completo McAfee de cualquier portátil o PC con Windows 10. Así podremos instalar y usar sin problemas cualquier antivirus y mejorar el rendimiento del PC al eliminar el bloatware de Intel.

Características de McAfee

¿McAfee es un mal antivirus? La verdad es que no. Es uno de los más veteranos (Intel, además es dueño del 49% de la compañía) y de los que mejor seguridad y rendimiento consiguen si nos fijamos en los tests de seguridad de antivirus. Sin embargo, es un antivirus de pago, lo que lleva a muchos a buscar otras alternativas, sobre todo gratis.

Este software de seguridad nos ofrece una protección integral frente a todo tipo de amenazas, como virus, troyanos y ransomware. También nos protege de ataques informáticos gracias a su firewall avanzado. Y cuenta con otras medidas de protección, como:

  • Una VPN avanzada para proteger nuestras conexiones y aumentar la privacidad y seguridad de nuestro equipo mientras nos movemos por Internet.
  • Módulo de protección y detección de intrusos en la red local, especialmente indicado para los grupos de trabajo como una oficina.
  • Soporte online, lo que nos permite solucionar los posibles problemas y dudas que surjan, de un modo mucho más efectivo y rápido.
  • Administrador de contraseñas, así podremos almacenar de manera segura todas las password que usamos a diario, protegidas y cifradas por una llave maestra que nosotros mismos creamos.
  • Navegador seguro, con el que podremos prescindir de otras medidas y funciones de seguridad a la hora de visitar todo tipo de páginas web.
  • Destructor de archivos, esto nos permite borrar archivos y carpetas de tal manera que ya no podrán recuperarse en el futuro, aunque se usen programas especialmente creados para todo ello.
  • Almacenamiento seguro, todo con el fin de mantener a salvo todos aquellos ficheros un tanto sensibles que mantenemos almacenados en las unidades de disco del PC.

Una completa suite para proteger nuestros ordenadores, y los de la familia, de las amenazas del día a día. Pero que, si no la queremos, podemos desinstalarla igualmente.

Pero a pesar de los muchos beneficios que nos puede aportar este antivirus a priori, muchos prefieren utilizar otras soluciones software más de su confianza. Hay que tener en cuenta que la disponibilidad de este software de seguridad en cuanto a sus desarrolladores, en estos momentos es enorme. Esto quiere decir que encontrarnos el programa de McAfee preinstalado en un ordenador que acabamos de adquirir, no siempre va a ser una buena noticia para todos. Es más, con el paso de los años el número de usuarios que confían en Windows Defender, la solución de seguridad instalada por defecto en el sistema de Microsoft ha crecido de manera ostensible.

Este es un antivirus que se adapta perfectamente, como no podía ser de otro modo, al propio sistema operativo y que no para de ganar adeptos que confían en el mismo.

Cómo quitar McAfee de nuestro PC

Hay varias formas de desinstalar este programa antivirus de nuestro ordenador. La más recomendable es usar el desinstalador oficial que nos ofrece el fabricante, aunque también podemos recurrir a otras técnicas, lo que mejor se adapte a nuestras necesidades.

Y es que en muchas ocasiones tenemos nuestras preferencias personales a la hora de elegir un antivirus u otro. De hecho multitud de usuarios prefieren utilizar el que por defecto ya viene integrado en el sistema operativo de Microsoft, Windows Defender, en lugar de otras soluciones de terceros. Con todo y con ellos la mayoría de los usuarios no suelen ver demasiado bien que ciertas compañías de software nos intenten obligar a utilizar sus proyectos haciendo una preinstalación que en realidad no hemos pedido ni deseamos.

Desinstalar McAfee desde el menú de Configuración

Este antivirus se puede desinstalar de Windows 10 como cualquier otra aplicación. Es decir, podemos ir al apartado de Configuración de Windows 10, ir al apartado «Aplicaciones» y, dentro de «Aplicaciones y características» buscamos la entrada de McAfee, como cualquier otra aplicación.

Desinstalar McAfee Windows 10

Desde aquí usaremos la opción de «Desinstalar» para lanzar su propio desinstalador. Simplemente nos queda seguir el asistente hasta el final y reiniciar el ordenador. Cuando vuelva a arrancar el equipo debemos comprobar que no han quedado rastros (como el WebAdvisor) para poder asegurarnos de que este antivirus, y todos sus componentes, se han borrado del PC.

Desinstalarlo desde el menú inicio

Otra forma más rápida de desinstalar este antivirus es hacerlo desde el menú inicio. Como todas las aplicaciones, este antivirus crea su propia entrada dentro del inicio. Si hacemos clic con el botón derecho sobre ella podremos ver distintas opciones. La opción «Desinstalar» nos va a permitir borrar el antivirus directamente desde aquí.

Desinstalar antivirus desde menú inicio en Windows 10

Cuando finalice el asistente tendremos que reiniciar el ordenador y listo. Este antivirus ya no estará instalado en nuestro ordenador. Eso sí, debemos comprobar si han quedado otras aplicaciones de McAfee en el menú inicio (como File Lock) para borrarlas de igual forma si es necesario.

Usar McAfee Removal Tool

Por último, si los métodos anteriores se nos resisten, o simplemente queremos asegurarnos de que no quede rastro de este antivirus una vez eliminado del ordenador, lo mejor que podemos hacer es usar la propia herramienta de McAfee para desinstalar este antivirus.

Esta herramienta, llamada McAfee Removal Tool, podemos descargarla desde el siguiente enlace.

Ejecutamos la herramienta aceptando los avisos de seguridad que aparezcan, aceptamos los términos de uso, introducimos el código de verificación que aparece en pantalla y listo.

La herramienta comenzará a realizar todas las tareas necesarias para eliminar este antivirus del PC. Cuando finalice, solo nos quedará reiniciar el ordenador para completar el borrado del antivirus. Cuando vuelva a encender el equipo ya podremos instalar y usar el antivirus que nosotros queramos.

Por defecto, Windows Defender se configurará como antivirus predeterminado del equipo.

¿Qué pasa con la licencia de McAfee?

Las licencias de los antivirus, normalmente, suelen ser válidas por un año. Y el tiempo empieza a correr desde el momento en el que la activamos por primera vez. Si desinstalamos McAfee, la licencia sigue perdiendo días. Si estamos dos meses sin el antivirus, en caso de volverlo a instalar más adelante tendremos dos meses menos de licencia. Si pasa un año desde la activación, la licencia caducará de manera definitiva. Incluso si no lo hemos llegado a usar.

Siempre y cuando la licencia esté en vigor, podremos volver a instalar sin problemas el antivirus. Y este funcionará a pleno rendimiento con la licencia que teníamos en vigor. Pero si lo borramos, el tiempo sigue restando. Por lo tanto, si ya no queremos seguir usando este antivirus y tenemos pensado desinstalar McAfee, lo mejor es ceder la licencia a otra persona para que pueda aprovecharla. Además, recordamos que una misma licencia se puede usar en varios dispositivos, por lo que hay muchas formas de aprovecharla antes de que caduque.

Una vez finalice el período gratuito de la licencia, la aplicación comenzará a mostrar de forma repetitiva mensajes que nos informan de que el antivirus ya no incluye una licencia que le permite limpiar de virus el equipo. La aplicación en sí no deja de funcionar, ya que seguirá detectando todo tipo de software malicioso que acabe en nuestro equipo, sin embargo, no lo eliminará de nuestro equipo. Si no tenemos previsto renovar la licencia o queremos darle una oportunidad a Windows Defender y comprobar de primera mano lo bien que hablan la mayoría de los usuarios, lo primero que debemos haces desactivar McAfee y activar Windows Defender.

Si no desactivamos previamente McAfee antes de activar Windows Defender, nos vamos a encontrar con un choque de antivirus, ya que ambos se pelearán por analizar todos los archivos que se descarguen en el equipo, aunque únicamente la solución de Microsoft sea capaz de eliminar el software malicioso. En este caso, utilizar 2 antivirus, o incluso más, no es sinónimo de una mayor protección sino de una considerable pérdida de rendimiento.

Desinstalar para cambiar de solución de seguridad de McAfee

Pero no siempre que vayamos a eliminar esta solución de seguridad de nuestro equipo, va a ser para instalar alguna de la competencia. Con esto lo que os queremos decir es que otra de las posibles razones por las que hayamos tomado la determinación de desinstalar este potente antivirus de nuestro ordenador sea por cambiar de producto de seguridad a alguno más avanzado, pero de la misma empresa. Para asegurarnos de que la instalación del nuevo antivirus o suite de seguridad se lleve a cabo sin problemas, lo habitual es eliminar el software anterior.

Sin embargo, lo que os recomendamos en este caso es aprovechar al máximo la modalidad de antivirus que teníamos instalada desde un principio de McAfee. Es decir, para no perder dinero, es preferible llegar al final de la suscripción de seguridad que teníamos contratada con la empresa para más adelante decantarnos por el nuevo título. Un claro ejemplo de todo ello lo encontramos por ejemplo si disponemos de una versión Premium y deseamos pasar a una Estándar de la misma empresa, que es más asequible.

Pues bien, teniendo en cuenta que son diferentes suscripciones, en primer lugar y antes de desinstalar el antivirus, deberíamos finalizar todo el periodo de tiempo perteneciente a la versión Premium. Una vez haya acabado el tiempo de protección contratado, es cuando llegaría el momento de eliminar esta solución de seguridad e instalar la nueva, aunque sea del mismo desarrollador.

Utilizar programas especial de limpieza

En estos instantes tenemos al alcance de la mano multitud de soluciones software que se encargan de optimizar y limpiar el sistema operativo. Generalmente estas están repletas de funciones relacionadas con Windows para mejorar su funcionamiento, acelerar su arranque y apagado. Debemos tener en consideración que muchas de estas características de las que os hablamos se centran en la limpieza en profundidad del sistema operativo.

Las funciones ofrecidas en este sentido se encargan de eliminar todos aquellos archivos basura que no necesitamos y que no hacen más que ocupar espacio en el equipo. Pero al mismo tiempo uno de sus principales objetivos es eliminar por completo programas que no podemos borrar del equipo por los métodos convencionales. Además, hacen un borrado en profundidad limpiando las entradas del registro y eliminando los archivos residuales de la desinstalación.

Por tanto, no es difícil imaginar que para eliminar el antivirus después hablamos en estas líneas, estos programas de limpieza y optimización nos serán de mucha ayuda. Claro ejemplo de todo ello lo encontramos en una de las propuestas más populares de este tipo como es BleachBit. Es bastante probable que aplicaciones de este sector del software logren eliminar este antivirus si ninguno de los otros métodos mencionados, funciona.

¿Queda mi PC desprotegido?

Debemos tener mucho cuidado cuando vayamos a desinstalar un antivirus. Como es imposible tener dos, o más, suites de seguridad al mismo tiempo, hasta que no hayamos terminado de borrar el primero no empezará a funcionar el segundo. Por ejemplo, en este caso, lo que haremos será borrar McAfee por completo de nuestro PC y, acto seguido, se activará Windows Defender automáticamente. Pero estaremos unos instantes sin un software de seguridad que proteja nuestro PC. Y eso puede ser peligroso si alguien se entera de que vamos a hacer esto y estar algunos minutos desprotegidos.

Si queremos evitar problemas, lo que podemos hacer es desconectarnos por completo de Internet. Al no estar conectados evitaremos que nada ni nadie pueda poner en peligro nuestra seguridad. Podemos desinstalar sin prisa este programa de seguridad y, cuando acabe, reiniciar y habilitar Windows Defender. Una vez que tengamos el antivirus de Microsoft podemos conectarnos a Internet, y elegir si queremos bajar e instalar otro (repitiendo el proceso), o quedarnos con el software de seguridad de Microsoft.

A no ser que estemos descargando contenido de internet de fuentes dudosas o estemos consultando nuestra cuenta de correo donde habitualmente solemos recibir archivos adjuntos, las posibilidades de que nuestro acabe infectado son muy remotas, por no decir imposibles. Una vez activemos nuevamente Windows Defender, este actualizará la lista de software malicioso, una lista que se ha actualizado desde la última vez que lo ejecutamos en nuestro equipo antes de instalar McAfee. Y, si este venía preinstalado y activado, es probable que nunca se haya actualizado desde que se instalara Windows, por lo que es lo primero que debemos hacer antes de proseguir nuestra actividad.

Solucionar problemas al desinstalar

Si todo va bien, no debería haber ningún problema a la hora de desinstalar este antivirus del ordenador. Sin embargo, como suele ser habitual cuando hablamos de antivirus y de Windows, siempre hay una probabilidad de que algo salga mal y la desinstalación no funcione como es debido.

¿Problemas de permisos?

Lo primero que debemos hacer es asegurarnos de tener permisos de administrador en el equipo. Un usuario estándar, con permisos estándar, no podrá borrar el antivirus del ordenador, por motivos de seguridad. Si somos administradores, podemos probar a borrarlo.

Si con una cuenta de administrador seguimos sin poder borrar el antivirus del PC, otra opción a la que podemos recurrir es a habilitar la cuenta de super administrador oculta en Windows.

¿Windows no deja desinstalarlo?

En caso de tener problemas con el primer método, entonces lo que debemos hacer es usar la herramienta de desinstalación de la que hemos hablado, McAfee Removal Tool. Esta herramienta está diseñada para permitirnos borrar el antivirus a la fuerza, incluso aunque la instalación esté dañada. Con ella, no deberíamos tener problemas. Pero, si los tenemos, podemos probar a hacerlo en modo seguro, para que nada ni nadie nos impida llevar a cabo esta tarea.

¿Mal instalado? Prueba a reinstalarlo

En caso de que sigamos teniendo problemas para poder borrar este software de seguridad, el siguiente aspecto que podemos probar es a intentar reinstalar el antivirus. Esto nos puede ayudar a que, si la instalación se ha corrompido, al reinstalar el navegador se repararán los posibles problemas (las instrucciones de desinstalación, las entradas del registro, etc) y, al hacerlo, podremos volver a borrar el programa sin tener problemas.

Para llevar a cabo esta tarea, debemos entrar en la web del antivirus y descargar el instalador que nos ofrecerán allí. Una vez bajado, lo ejecutamos y dejamos que realice las comprobaciones correspondientes para reparar, o reinstalar encima, el software de seguridad para, después, proceder con la desinstalación.

Modo seguro: una salida

Es posible que el antivirus se haya quedado atascado en el sistema y, por eso, no podemos ni desinstalarlo ni volver a instalarlo. Es más, si esto ocurre es posible que incluso ni siquiera esté funcionando y protegiendo nuestro ordenador como es debido. Entonces, si queremos intentar evitar este atasco, y poder desinstalarlo, podemos recurrir al Modo Seguro de Windows.

Cuando arrancamos Windows en este modo, lo que estamos haciendo es que el sistema operativo solo cargue los elementos esenciales para funcionar, y solo programas y herramientas firmadas por Microsoft. Por tanto, nos estaremos asegurando de que nada de McAfee está en ejecución. De esta forma, podremos proceder con la desinstalación del programa.

Restablecer o reinstalar Windows

En última instancia, si seguimos sin poder borrar el antivirus del ordenador, lo único que nos queda por hacer es restablecer el equipo.

Antes de optar por la solución más radical, podemos probar con algún punto de restauración para ver si así conseguimos reparar el sistema. Si el error se ha producido hace poco tiempo, o al intentar desinstalarlo, de esta forma podremos intentar reparar el sistema. En caso contrario, entonces no nos va a quedar otra que restablecer Windows por completo.

Aquí podemos hacerlo de dos formas. La primera, usando la herramienta de restablecer el PC que podemos encontrar en el panel de Configuración, dentro de las opciones de recuperación. Con ella vamos a poder instalar la última versión de Windows de cero (bajando la imagen desde la nube además) manteniendo nuestros datos y programas, o realizar una instalación limpia del PC.

Sea como sea, en el peor de los caos siempre podremos recurrir al formateo, borrar Windows por completo e instalarlo de cero en el PC. Esta vez, eso sí, sin el antivirus McAfee.

¿Merece la pena eliminarlo?

Windows Defender es uno de los mejores antivirus que actualmente existen en el mercado, un antivirus que va incluido de forma nativa en Windows 10 y Windows 11, por lo que es más que suficiente para la mayoría de los usuarios. Sin embargo, no lo es para todos, en especial para aquellos usuarios que habitualmente descargan una gran cantidad de contenido de internet desde páginas web de dudosa reputación, ya que se pueden encontrar con cualquier tipo de malware que no sea capaz de detectar Windows Defender pero si otros antivirus, aunque es muy poco probable en la actualidad, ya que esta aplicación ha evolucionado muchísimo desde que se lanzó la primera versión.

Si tenemos un año de uso completamente gratuito a McAfee, realmente merece la pena aprovecharlo, siempre y cuando nuestro equipo no se aturulle, ya que a diferencia de Windows Defender que se integra perfectamente en núcleo del sistema, ninguna otra aplicación de antivirus puede llegar a la misma integración, por algo Windows Defender es un producto de Microsoft. Si observamos que nuestro equipo no anda del todo fino, que se queda pensando en más de una ocasión, antes de desinstalar McAfee, deberíamos inhabilitarlo temporalmente siempre y cuando no estemos conectados a internet y probar con Windows Defender.

Si el rendimiento del dispositivo mejora, ya hemos encontrado un motivo de peso suficiente para eliminar este antivirus de nuestro equipo, aunque incluya una licencia válida durante un año, siempre y cuando nuestra preferencia sea el rendimiento del equipo por encima de otras.

1 Comentario