Cómo convertir tus fotos a JPEG y optimizarlas para ahorrar espacio directamente desde tu navegador

A medida que van pasando los años, Internet va creciendo y ofreciendo a los internautas más y más plataformas, ya que esta no es solo una enorme fuente informativa, sino que al mismo tiempo se ha convertido en una herramienta que pone a nuestra disposición una gran cantidad de aplicaciones online que intentan facilitarnos la vida en la medida de lo posible, como hemos venido viendo.

Por tanto en multitud de ocasiones nos estamos encontrando ante la situación de que no es necesario que instalemos nada en nuestro PC a nivel local, ya que la Red cada vez pone en nuestras manos más aplicaciones en la nube a las que podemos acceder desde el navegador de rigor. Esto, evidentemente, nos va a ahorrar una buena cantidad de tiempo, además de no tener que estar instalando y desinstalando aplicaciones constantemente como sucedía en el pasado.

Estas aplicaciones web hacen referencia a todo tipo de entornos, aunque muchas de ellas, como hemos podido ver en varias ocasiones a lo largo de los últimos meses, se centran en el tratamiento de contenidos multimedia. Y cuando hablamos de este tipo de ficheros en concreto, en realidad hablamos de archivos musicales, de vídeo, o fotográficos, siendo estos últimos los que de manera más habitual, se usan a diario en multitud de ámbitos y trabajos. Pues bien, decimos todo esto porque en esta ocasión nos vamos a referir a una herramienta online que se encarga de ayudarnos a optimizar las fotos que tenemos almacenadas en el equipo para, por ejemplo, publicarlas más tarde en Facebook o Instagram, o para enviarlas por WhatsApp.

Y es que hay que tener en cuenta que a la hora de llevar a cabo tareas de este tipo a través de Internet, es preferible que las fotos que vamos a manejar tengan el tamaño correcto y «pesen» lo menos posible, todo con el fin de que la transferencia sea lo más fluida posible, especialmente si disponemos de una conexión no demasiado buena. Para ello una solución más que adecuada es la aplicación web llamada Jpeg.io.

JPG

Optimiza y adapta tus fotos antes de publicarlas en Internet

Hay que tener en cuenta que una de las principales ventajas que nos presenta esta solución, es la sencillez que nos proporciona a la hora de optimizar nuestras imágenes, ya que basta con que las carguemos en la interfaz para que la herramienta se ponga en marcha de manera automatizada.

También es importante saber que tenemos la posibilidad de importar directamente las fotos que tengamos guardadas en servicios como Dropbox, Google Drive o Box a esta plataforma para reducir el peso de las fotos. Así, una vez cargados los archivos, ya que podemos trabajar con varios de manera simultánea, al instante en pantalla aparecerá el formato de cada foto, su tamaño original, y el tamaño de salida, que será JPEG.

Por tanto, como vemos, para llevar a cabo el proceso no tenemos que hacer nada, Jpeg.io se encarga de todo por sí mismo. Una vez acabado, ya podremos volver a descargar los ficheros optimizados uno a uno, o todos de una vez en un archivo ZIP que la misma aplicación web genera para nosotros.