Después de lo de Google+, Google promete muchos más controles de privacidad

Escrito por David Onieva
Actualidad

Todo lo referente a la seguridad y privacidad de los datos que manejamos en Internet, que por cierto cada vez la cantidad es mayor y son más sensibles, es uno de los temas que más preocupa a buena parte de los usuarios, por lo que noticias como la que acabamos de conocer de Google+, no ayudan a nadie.

Y es que por lo que se pudo saber en el día de ayer a última hora, Google anunciaba el cierre de su propuesta que hacía las veces de plataforma social, Google+, tras saberse que la plataforma había estado filtrando datos personales de algunos de sus usuarios a lo largo de los 3 últimos años. Aquí se incluía todo tipo de información de estos como direcciones de correo, fechas de nacimiento, nombres, fotos de perfil y publicadas, etc.; tal y como nos informaban los compañeros de RedesZone.

Es más, tras hacer público el cierre de la red social, el gigante de las búsquedas hizo saber que aproximadamente los datos de unos 500.000 usuarios habían estado expuestos a esta vulnerabilidad, aunque sin poder determinar realmente quiénes eran los afectados por ello. Pero claro, una compañía de la magnitud de Google no puede permitirse que las cosas acaben ahí, por lo que tras el mencionado hecho, ahora promete la integración de más controles de seguridad en el futuro.

En concreto esto es algo que se va a llevar a cabo para los clientes de Android, Gmail y otros servicios y aplicaciones que utilizan datos de las cuentas de Google. Así, tras el cierre de Google+, pretende realizar otros cambios para reforzar la privacidad del usuario limitando a los desarrolladores el acceso a información personal.

Google quiere aumentar los controles de seguridad tras lo sucedido en Google+

De hecho, un cambio similar ya se ha hecho en el sistema de permisos de Chrome para las extensiones, todo para mejorar nuestra privacidad. Y es que algunas aplicaciones y servicios de Android, por ejemplo, solicitan permisos adicionales cuando están instalados o cuando una cuenta de Google está vinculada a una aplicación en concreto, por lo que pueden solicitar acceso al calendario, a los contactos, o a los archivos alojados. Estas solicitudes de permiso se muestran todas a la vez, lo que se puede considerar como un enfoque de «todo o nada» cuando se trata de conceder permisos.

Listas de tareas de Google

Por tanto ahora Google tiene previsto cambiar las solicitudes de permiso mostrándolas individualmente durante la configuración y permitiendo así conceder o denegar solicitudes de forma individual.

Estas nuevas políticas de las API de Gmail entrarán en vigor el 9 de enero de 2019, todo con el fin de aplicar controles y políticas más estrictos con respecto a los datos de los usuarios, por ejemplo, con el contenido de los correos o los contactos. A esto hay que sumarle que las apps que todavía pueden acceder a los datos de los usuarios están sujetas a evaluaciones de seguridad, algo que se irá mejorando con el paso del tiempo.

Así, aseguran que a partir de ahora las aplicaciones sólo podrán utilizar los datos para “funcionalidades de cara al usuario”, pero no podrán transferir o vender los datos para otros fines tales como anuncios, investigación de mercado, seguimiento de campañas por correo electrónico, u otros fines no relacionados con la herramienta como tal.

Fuente > Ghacks

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo