Los mejores traductores online gratis que puedes usar para traducir textos

Escrito por Rubén Velasco
Ofimatica

En un mundo cada vez más globalizado y conectado, siempre es necesario tener siempre a mano un traductor que nos permita traducir textos, y cualquier otro tipo de contenido, de cualquier idioma a cualquier idioma siempre que lo necesitemos. Estos traductores pueden ser de muchas formas diferentes y llegarnos, por ejemplo, en forma de aplicación para nuestro sistema operativo, una app para nuestro móvil, o como extensión para nuestro navegador, aunque lo más cómodo, y al final lo que mejor resultado suele dar, son los traductores de texto online a los que podemos acceder siempre que lo necesitemos simplemente desde cualquier navegador.

A continuación, vamos a ver cuáles son, a nuestra opinión, los mejores traductores gratuitos online a los que podemos acceder desde nuestro navegador, sin tener que descargar nada más, para poder traducir cualquier texto a cualquier idioma.

Traductores gratuitos online para traducir textos desde Internet

El traductor de Google

Seguro que todos hemos oído hablar alguna vez del Traductor de Google. Este traductor de textos y webs online es, probablemente, el más conocido y utilizado. Este nos permite, desde nuestro navegador, traducir cualquier texto o página web rápidamente a nuestro idioma (o a otro idioma que queramos) de manera que podamos entender un determinado texto más fácilmente, o comunicarnos con otras personas en otro idioma.

Traductor de Google

El traductor de Google, además, funciona directamente desde el buscador. Basta con escribir en la barra de direcciones “traductor” para que, justo debajo, nos aparezcan los dos cuadros de texto donde traducir cualquier contenido.

El traductor de Google es compatible con más de 100 idiomas.

El traductor de Bing

Si lo tiene Google, ¿cómo no lo va a tener Microsoft?. El Traductor de Bing es el traductor de Microsoft con el que la compañía intenta plantar cara a su rival. Esta herramienta funciona de forma muy parecida al traductor de Google, es decir, dos cuadros de texto donde en uno introducimos lo que queremos traducir y en el otro cuadro nos aparecerá el texto ya traducido.

Traductor de Bing

El traductor de Bing es compatible con más de 60 idiomas.

Translate.com

Si nos gusta el motor que nos ofrece Microsoft, pero por algún motivo no nos termina de convencer Bing, Translate.com es nuestra plataforma. Este traductor hace uso de los servicios de Microsoft para mostrarnos cualquier texto traducido a cualquiera de sus idiomas compatibles con la posibilidad, también de escuchar el resultado.

Además, como dato interesante, esta plataforma nos permite solicitar traducciones revisadas por humanos, permitiéndonos, además, traducir las 100 primeras palabras de forma gratuita.

Translate.com es compatible con más de 100 idiomas.

Babylon Online Translator

Babylon es conocido por ser un programa informático, de pago, que nos permite tener a mano un completo diccionario, así como un motor de traducción para traducir textos.

Con el auge de los traductores online, Babylon no ha querido quedarse atrás, y por ello la compañía lanzó Babylon Online Translator. Esta plataforma funciona muy parecida a las anteriores, aunque su principal característica son los servicios de traducción por humanos que nos ayudan a tener una mayor precisión en la traducción, eso sí, de pago.

SDL Free Translation

SDL Free Translation es otra plataforma de traducción online nos permite traducir cualquier texto y, además de verlo en modo texto, nos permite copiarlo, compartirlo con otras personas, escuchar su pronunciación e incluso imprimirlo fácilmente directamente desde esta plataforma. Además, también cuenta con un servicio de traducción profesional que nos permite subir un documento y ver rápidamente el precio de la traducción profesional del mismo.

SDL Free Translation es compatible con más de 45 idiomas.

¿Qué te parecen estos servicios de traducción online? ¿Conoces o utilizas otros servicios de traducción online?

Fuente > makeuseof

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo