Windows 10 Fall Creators Update tardará mucho menos en actualizarse

Escrito por Rubén Velasco
Actualidad
2

Windows 10 es un sistema operativo que se actualiza constantemente (sobre todo si somos usuarios Insider) añadiendo nuevas funciones y características. Por desgracia, el proceso de actualización de Windows 10 no es precisamente rápido, algo que nos hace perder mucho tiempo y que suele hacer que los usuarios decidan no actualizar. Por ello, uno de los aspectos en los que más está trabajando Microsoft es en mejorar todo lo relacionado con estas actualizaciones y reducir así los tiempos de espera de las mismas.

Aunque no lo creamos, Microsoft sigue muy de cerca los comentarios y, sobre todo, las quejas de los usuarios que utilizan Windows 10 ya que, desde el principio, ha sido un sistema creado a partir de las peticiones, sugerencias e ideas de los mismos. Las actualizaciones de Windows han sido uno de los elementos más criticados de esta versión del sistema operativo prácticamente desde el principio, tanto por el tiempo que tardaban en instalarse como por el poco control que los usuarios tenían sobre ellas.

A medida que Microsoft ha ido lanzando nuevas versiones de Windows 10, todo lo relacionado a las actualizaciones, tanto las mensuales como los cambios de versión de Windows, se ha ido mejorando y los usuarios han ido teniendo más control sobre ellas, especialmente con la llegada de la actual versión Creators Update.

Actualizaciones Windows Update

Además de las actualizaciones de seguridad y mantenimiento de Windows, dos veces al año (o mucho más frecuentemente, si somos usuarios Insider) los usuarios reciben nuevas versiones de Windows, versiones que, además, suelen tardar un montón de tiempo en instalarse, tiempo durante el cual no podemos utilizar nuestro ordenador.

Por suerte, esto va a cambiar.

Microsoft sigue trabajando en hacer que sus actualizaciones de Windows 10 sean lo más rápidas posible

Las actualizaciones de versión de Windows se pueden dividir en dos partes. La primera de ellas es la parte que se realiza desde el sistema operativo, y mientras la cual podemos seguir utilizando Windows sin problema, y la segunda es la que se realiza al reiniciar, siendo esta la que más tarda y la que más molesta a los usuarios.

Hasta ahora, el proceso realizado con el ordenador encendido es muy simple y se resume, principalmente, en buscar la actualización, descargarla y esperar a que se reinicie el ordenador. Así, a partir de Windows 10 Fall Creators Update, esta parte del proceso va a recibir dos nuevas fases antes de esperar a que el sistema de reinicie: hacer una copia de seguridad de los datos del usuario y generar los archivos del nuevo sistema operativo, dos pasos que, hasta ahora, se realizaban durante el arranque del sistema operativo.

De esta manera, una vez que el ordenador se reinicia, lo único que queda por hacer es migrar los datos del sistema operativo (controladores, archivos del sistema, etc) y restaurar los datos del usuario. Tras estos dos pasos, el sistema operativo estará actualizado, reduciendo considerablemente los tiempos de espera al haber realizados dos de las tareas que más tiempo llevaban mientras Windows estaba en funcionamiento.

Aunque donde más podremos apreciar esta mejora es a la hora de instalar las grandes actualizaciones (cambios de versión) de Windows, también podremos notar una leve mejora en las actualizaciones que, todos los meses, llegan a nuestros sistemas, reduciendo los tiempos de inactividad generados por la instalación de estos parches.

¿Qué te parece la decisión de Microsoft de reducir los tiempos de espera durante las actualizaciones de Windows 10?

Fuente > deskmodder

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo