Evita sustos y no dejes que tu PC se encienda solo de repente

Uno de los problemas más temidos ante los que se enfrentan los usuarios de un PC con Windows es que este no quiera arrancar repentinamente. Esto se puede convertir en un serio problema. Pero lo mismo sucede si el mismo se pone en funcionamiento por sí solo, algo que vamos a solucionar a continuación.

Y es que en ocasiones nos podemos encontrar ante la situación de que nuestro ordenador se pone en funcionamiento sin que nosotros hagamos nada. Por ejemplo, esto puede suceder en medio de la noche, lo que probablemente no guste a la mayoría.

Por qué mi PC con Windows se enciende solo

Cabe mencionar que es este es un fallo bastante más habitual de lo que nos gustaría, por lo que os vamos a mostrar algunas soluciones. Hay que tener en cuenta que en realidad puede haber muchas razones por las que un ordenador con Windows se encienda por sí mismo.

De hecho, esto es algo que se puede llevar a cabo tanto cuando está suspendido, algo más normal, como si incluso ya está apagado. Es por todo ello por lo que en estas mismas líneas os vamos a mostrar diferentes soluciones para solventar el problema al que nos referimos. Antes de nada, debemos tener en cuenta que el fallo comentado se puede deber a diversos apartados que vienen ya integrados en el propio sistema operativo.

Por ejemplo, puede haber algún tipo de problema en la configuración de energía que hayamos establecido antes. Igualmente se puede dar el caso de que alguno de los componentes hardware que tenemos instalados en el PC sean los culpables de todo ello. Además, debemos tener en consideración que a la hora de apagar o reiniciar Windows hay muchas opciones configurables detrás de todo ello. Pero no os preocupéis, vamos a repasar los puntos más comunes para solucionar todo esto que os estamos contando y que el equipo no vuelva a encenderse por sí mismo.

Solucionar el fallo del encendido del ordenador

Los inconvenientes que puede acarrear este proceso de encendido automático al que nos referimos, es algo que no debemos permitir. Para empezar, se lleva a cabo un consumo energético completamente inútil que no beneficia a nadie. Al mismo tiempo se pueden producir o ejecutar ciertos procesos en segundo plano que no deseamos que se pongan en marcha sin nuestro consentimiento. A todo esto, le podemos sumar el susto que nos podemos llevar en plena noche si el ordenador está cerca y se pone en funcionamiento por sí solo.

Localizar los componentes hardware culpables

Entre este punto lo primero que vamos a hacer es echar un vistazo a qué componente o componentes pueden haber puesto en funcionamiento nuestro ordenador. Esto es algo que podemos lograr abriendo una ventana del símbolo del sistema con permisos de administrador, algo que logramos escribiendo cmd en el cuadro de búsqueda.

abrir cmd

A continuación, ejecutamos los siguientes comandos en la ventana que aparece:

powercfg -lastwake powercfg –devicequery wake_armed

Cabe mencionar que el primero de ellos nos deja ver el último dispositivo que puedo en funcionamiento el equipo. Mientras tanto el segundo muestra un listado con los dispositivos que pueden activar el ordenador con Windows para comprobar la causa de que este se encienda solo es por el hardware.

comandos hardware

Deshabilitar el inicio rápido del sistema

Al mismo tiempo debemos tener muy presente que no solamente el hardware que tengamos instalado en el PC puede ser el culpable de todo esto. Se puede dar el caso de que algún tipo de configuración o parámetro activado en el sistema operativo o sea el responsable del fallo. Por ejemplo, esto puede venir dado por el modo de inicio que tendremos configurado en Windows.

Lo que debemos saber aquí es que el software de Microsoft nos propone, con el fin de ahorrar tiempo, un modo de inicio más rápido. Esto es algo que nos permite agilizar el proceso de encendido del ordenador, pero también puede ser el causante de este fallo. Por tanto, a continuación, os vamos a mostrar la manera más sencilla de deshabilitar este inicio rápido que os comentamos. Hay que saber que este modo no apaga por completo el PC, por lo que puede derivar en un inicio automático. Para ello pinchamos en el icono de la batería de la barra de tareas para seleccionar Opciones de energía.

En la ventana que se abre, en el panel izquierdo, pinchamos en elegir el comportamiento de los botones Inicio / apagado. entonces aquí ya veremos que aparece la opción de Activar inicio rápido, que deberíamos desmarcar.

Activar inicio rápido

Eliminar los temporizadores de activación

Otra de las funciones a las que tampoco prestamos demasiada atención y que pueden causar el fallo de encendido del PC, son los temporizadores de acción. Aquí nos referimos a una tarea programada a una hora específica que se encarga de que Windows encienda solo. Para solventar el problema enviar la configuración de estos, volvemos a entrar en las opciones de energía mencionadas antes.

En este caso en el panel izquierdo pinchamos sobre el enlace que reza Cambiar la frecuencia con la que el equipo entra en estado de suspensión. A continuación, pinchamos en Cambiar la configuración avanzada de energía, lo que nos da paso a una nueva pequeña ventana. En esta desplegamos la lista de suspensión, y ya podremos ver la opción de los temporizadores comentados. Así que ya solo nos queda desactivarlos definitivamente para solucionar el fallo.

desactivar temporizadores

Eliminar el reinicio automático del sistema

En estas mismas líneas también nos queremos hablar de otra funcionalidad que en ocasiones nos puede resultar muy útil, pero no ahora. Esta es una funcionalidad que por defecto viene activa por i si el PC falla. En concreto lo que hace en este caso es que el sistema se reinicie por sí solo. Lo que vamos a hacer ahora es desactivar este reinicio automático, para lo que hacemos uso de la combinación de teclas Win + R. En el cuadro de ejecución tecleamos lo siguiente:

sysdm.cpl

En la ventana que aparece son situamos en la pestaña Opciones avanzadas / Configuración de la sección Inicio y recuperación. Pasamos a otra nueva ventana en la que ya tenemos la posibilidad de desmarcar la casilla Reiniciar automáticamente.

Reiniciar automáticamente

Limitar el encendido por el teclado, el ratón y la red

Son varios los dispositivos que generalmente tenemos conectados a nuestro ordenador. Pero si hay dos que son especialmente importantes, merece la pena destacar tanto el teclado como el ratón. Sin embargo, hay que tener en cuenta que estos tienes la capacidad de poner en funcionamiento nuestro PC con un simple movimiento. Por mínimo que sea, estos elementos pueden hacer que el PC se ponga en funcionamiento por sí solo o sin que nos demos cuenta.

Por tanto, lo que podemos hacer en este sentido es evitar que estos componentes hardware se comporten de esa manera. Esto lo vamos a lograr a través del administrador de dispositivos al que podemos acceder pinchando con el botón derecho en el menú Inicio. Aquí tenemos que localizar por un lado la entrada del teclado y por otro la del ratón y pinchar con el botón secundario para acceder a sus propiedades. En la ventana que aparece no tenemos más que situarnos en la pestaña llamada administración de energía y desmarcar la casilla de Permitir que este dispositivo reactive el equipo.

activacion teclado

Hay que tener en cuenta que este mismo proceso lo tendremos que llevar a cabo en ambos dispositivos, el ratón y el teclado. Sin embargo, esto mismo se puede producir por la función Wake On Lan si tenemos Windows conectados a una red. Se puede dar el caso de que Windows se encienda por sí solo en el momento de que otro equipo necesite comunicarse o intercambiar datos. Para evitar esto, como antes y desde el Administrador de dispositivos, ahora accedemos a las propiedades de la tarjeta de reden la pestaña Administración de energía desmarcamos la casilla Permitir que este dispositivo reactive el equipo.

Evitar la puesta en marcha por una actualización

Cuando trabajamos en un PC con Windows, podemos establecer una serie de horas activas en la que no queremos ser molestados. Pero al mismo tiempo cabe la posibilidad de que una actualización haya hecho que Windows encienda el PC para completarse. Así, el modo de Mantenimiento automático puede hacer que el sistema se ponga en marcha a una hora establecida. Pero esto es algo que como os podréis imaginar podemos evitar.

Tecleamos en el cuadro de búsqueda de la barra de tareas Seguridad y mantenimiento, donde desplegamos el apartado de Mantenimiento. En ese momento podemos pinchar en Cambiar la configuración de mantenimiento. Por tanto, en la ventana que aparece, tenemos la posibilidad de cambiar la hora en la que se ejecuta este mantenimiento automático, o desmarcar la casilla para que el ordenador no se ponga en funcionamiento por sí solo.

mantenimiento programado

¡Sé el primero en comentar!