Las 7 cosas que no debes hacer después de instalar Kodi

Escrito por David Onieva
Multimedia

Aunque ya lleva años entre nosotros, el software multimedia conocido actualmente como Kodi, antes XBMC, ha sido de unos meses a esta parte cuando se ha hecho realmente popular en todo el mundo, especialmente debido a los usos relacionados con la piratería que se hacen de este centro multimedia.

Estos tipos de uso que se podrían considerar como ilícitos, se logran mediante el uso de add-ons o añadidos desarrollados por terceros que se integran a la perfección en Kodi y dan acceso a películas y series con derechos de autor, o a eventos deportivos y canales televisivos de pago. Sin embargo hay que tener muy presente que este centro multimedia como tal, no tiene nada de ilegal, de hecho se trata de un proyecto de código abierto en el que por ende sus principales autores están totalmente en contra del consumo de contenidos con copyright, y menos desde su plataforma.

Sea como sea, millones de usuarios en todo el mundo, ya sea para acceder a estos contenidos pirata o como centro multimedia en términos generales, se han decantado por hacer uso de este versátil software. Y es que está diseñado para sacar partido a todo tipo de contenidos multimedia, como ya os hemos dicho en otras ocasiones en el pasado, ya que permite la gestión y reproducción de música, vídeos, fotografías, canales de televisión, etc. Sin embargo hay que tener en cuenta diversos apartados una vez hayamos tomado la decisión de hacer uso de este programa, ya que como suele ser habitual, tiene muchos pros, pero también algunas contras.

Por todo ello en estas líneas os vamos a hablar de algunas tareas que, aunque a priori puedan parecer una buena idea una vez hayamos instalado Kodi, quizá no lo sean tanto y debamos poner algo de cuidado.

No eliminar el resto de reproductores del PC

Para empezar os diremos que principalmente debido a la enorme cantidad de funcionalidades de las que este software dispone, este no es un reproductor multimedia convencional, por lo que en equipos más antiguos es muy posible que consuma más recursos del mismo de lo que estamos acostumbrados. Es por ello que antes de convertirlo en nuestra aplicación de reproducción de contenidos multimedia por defecto, en primer lugar deberíamos probar algunas de sus funciones antes de desinstalar el resto de software de este mismo tipo de nuestro equipo.

De este modo nos haremos una idea aproximada de para qué tipo de contenidos multimedia nos compensa más usar este programa en concreto, o para cuáles es más recomendable seguir haciendo uso de la alternativa que usábamos con anterioridad.

No instalar add-ons innecesarios

Como la mayoría ya sabréis, una de las principales ventajas que esta herramienta nos ofrece es el poder usar add-ons que se integran en la misma para así aumentar su versatilidad y capacidad de funcionamiento. Aunque antes os hemos hablado de los complementos ilegales, estos no son los únicos. De hecho Kodi dispone de una amplio repertorio de estos en su propio repositorio que podremos instalar en cualquier momento. Sin embargo, aunque pueda ser tentador, no es recomendable que nos pongamos a instalar nuevos add-ons en el caso de que no estemos seguros de que nos van a ser de utilidad.

Kodi

Hay que tener en cuenta que el exceso de estos añadidos, sean de la procedencia que sean, en exceso, además de hacer que la interfaz de usuario se «ensucie» demasiado y sea más engorrosa, puede afectar al fluido funcionamiento del programa en sí.

No descargar repositorios de páginas de dudosa reputación

Además de los incluidos en el mismo repositorio de Kodi, en Internet podemos encontrar multitud de add-ons y repositorios de estos que engloban una buena cantidad de los mismos para su implementación en el centro multimedia. Sin embargo y debido al extendido uso de estos, en la Red están apareciendo diversos portales web que «prometen» disponer de los mejores complementos cuando en realidad lo que hacen es lograr que descarguemos algún tipo de malware a nuestro equipo, con los problemas que estas acciones puede acarrearnos.

Por lo tanto os recomendamos poner un especial cuidado con las páginas de dónde descargamos estos pequeños programas, algo de lo que nos podremos informar en alguno de los múltiples foros al respecto que podemos encontrar en la Red.

No ejecutar Kodi como Administrador

Continuando con la seguridad a la hora de utilizar este programa, como suele ser habitual en la mayoría de las herramientas de las que hacemos uso en Windows, es recomendable que no ejecutemos Kodi con derechos de administrador en el propio sistema operativo. Una de las razones de ello es que aquellos programas que estamos ejecutado como administrador, tienen acceso completo a la totalidad del sistema por lo que si por descuido hemos instalado algún malware en el mismo, como podría ser por medio de un add-on malicioso, este también se ejecutaría como administrador, algo que puede perjudicar en gran medida al equipo.

No actualizar la última versión del programa y de los add-ons

Igualmente para evitar posibles disgustos y aunque nuestro equipo vaya algo justo en cuanto a recursos para ejecutar de manera adecuada Kodi, si nos decidimos por usarlo, no debemos instalar versiones anteriores, aunque consuman menos recursos. Esto de debe a que esas versiones más antiguas pueden tener fallos de seguridad que podrían ser aprovechados por atacantes y así acceder a los datos almacenados en nuestro ordenador.

Lo mismo sucede con los add-ons que hayamos descargado e instalado en el propio programa, por lo que lo recomendable en este caso es forzar a Kodi a actualizar estos complementos cada vez que se lance una nueva versión.

No dejar el control parental desactivado

Cambiando de tercio, como hemos dicho con anterioridad podemos encontrar add-ons de todo tipo y que hagan referencia a multitud de contenidos, incluso a algunos considerados para adultos. Para solucionar este problema, en el caso de que menores vayan a usar este programa, el mismo dispone de un control parental propio, pero claro, por defecto viene desactivado, lo que deberíamos evitar en el caso que nos encontremos en el supuesto expuesto, así que para cambiar su estado e integrar una contraseña de acceso a determinados contenidos de adultos, esto lo podremos hacer desde el menú “Configuración / Ajustes de PVR / Control parental”.

No permitir que consuma todo el ancho de banda

Para terminar también merece la pena saber que en ocasiones este es un programa que hace un consumo muy elevado de datos, sobre todo si consumimos contenidos en alta definición vía streaming, por ejemplo. En principio Kodi viene configurado para poder hacer uso de todo el ancho de banda de nuestra conexión a Internet, lo que no deberíamos permitir, ya que se podrían ver afectadas gravemente otras herramientas que también hagan uso de la Red. Por lo tanto para evitar este consumo y personalizar el ancho de banda que deseamos que Kodi pueda utilizar, esto es algo que podremos resolver desde la opción de menú “Configuración / Ajustes del sistema / Acceso a Internet”.

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo