Fuerza a Windows a usar solo programas bajados de la Microsoft Store

Fuerza a Windows a usar solo programas bajados de la Microsoft Store

Ignacio Sala

Limitar la instalación de programas en Windows 11 a únicamente la Microsoft Store, es el mejor método para mantener nuestro equipo completamente seguro. En nuestra familia siempre hay un familiar que nos llama de forma recurrente cuando tiene problemas con su ordenador, problemas que, en el 90% de las ocasiones, está relacionado con las aplicaciones tiene instaladas.

No es recomendable instalar aplicaciones con la única excusa de probarlas, siempre y cuando no utilicemos una máquina virtual (VirtualBox, VMware…) o Windows Sandbox. Este último, que únicamente está disponible en las versiones Pro y Enterprise Windows, nos permite instalar aplicaciones de Windows en un entorno acotado para probar su funcionamiento sin modificar ningún archivo del equipo. Es, podríamos decir, un campo de pruebas dentro de Windows.

Windows 11, al igual que Windows 10, pone a nuestra disposición diferentes métodos para limitar la instalación de aplicaciones únicamente a la Microsoft Store. De esta forma, solo se podrán instalar programas que hayan sido comprobados previamente por Microsoft, con las ventajas, de seguridad, que eso supone.

Usar solo programas de la Microsoft Store: pros y contras

La Microsoft Store, anteriormente conocida como Windows Store, es una tienda de aplicaciones similar a la Play Store de Android y la App y Mac App Store de iOS y macOS, donde podemos encontrar aplicaciones que han pasado una serie de filtros de seguridad que nos garantiza que las aplicaciones son completamente seguras para nuestro equipo.

De esta forma, no aseguramos de que las aplicaciones que instalamos en nuestro equipo, no se dedican a recopilar información que no necesitan para su funcionamiento y compartirla con terceros, que no hacen cambios innecesarios en el sistema que pongan en riesgo su seguridad y estabilidad.

Pero, a su vez tiene una serie de problemas asociados, ya que el número de aplicaciones disponibles en la Microsoft Store hoy en día sigue siendo muy reducido en comparación con otras tiendas de aplicaciones.

Además, muchas aplicaciones, sobre todo las de código abierto que son ampliamente utilizadas, no se encuentran disponibles.

Bloquear las aplicaciones externas a mano

Windows 11, al igual que Windows 10, permite a los usuarios establecer la/s fuentes de la/s aplicación/es que instalan en su equipo. De forma nativa, la opción establecida es De cualquier lugar.

Pero, además, también nos ofrece otras tres opciones que nos permite estar al tanto de todas las aplicaciones que instalamos en el equipo.

  • De cualquier lugar, pero avisarme si hay alguna aplicación comparable en Microsoft Store
  • De cualquier lugar, pero avisarme antes de instalar una aplicación que no está disponible en Microsoft Store
  • Solo de Microsoft Store

La primera opción, Si instalamos una aplicación en nuestro equipo que también esté disponible en la Microsoft Store o que realice las mismas funciones, el sistema nos invitará a pegarle un vistazo y ver si nos convence en lugar de la que queremos instalar.

Al seleccionar la segunda opción, siempre que queramos instalar una aplicación que no está disponible en la Microsoft Store, Windows mostrará una notificación en la que nos informa de que se trata de una aplicación procedente de fuera de la tienda de aplicaciones y nos permite continuar el proceso.

Solo de Microsoft Store es la opción que debemos seleccionar si únicamente queremos que el equipo pueda instalar aplicaciones que solo están disponibles en la Microsoft Store.

Dependiendo del uso que vaya a darle el usuario, esta opción puede llegar a ser un problema, ya que, en la tienda de aplicaciones de Microsoft, todavía no hay disponibles tantas aplicaciones como querríamos.

En Windows 10

Instalar aplicaciones Microsoft Store

Desde las opciones de configuración de Windows, a las que podemos acceder a través del atajo teclado Windows + i, accedemos al apartado aplicaciones.

Instalar aplicaciones Microsoft Store

En la sección de la izquierda, en el apartado Elige de dónde quieres obtener aplicaciones pulsamos en el desplegable donde se indica Desde cualquier lugar y seleccionamos Solo de Microsoft Store (recomendado).

En Windows 11

Para limitar la instalación de aplicaciones para que únicamente procedan de la Microsoft Store, debemos realizar los pasos que os detallo a continuación.

Eliminar aplicaciones Microsoft Store

Accedemos a las opciones de configuración de Windows (tecla Windows + i), pulsamos en Aplicaciones y, dentro de aplicaciones, pulsamos en Aplicaciones y características.

Instalar aplicaciones Microsoft Store

En la sección de la derecha, en la parte superior, se encuentra la opción Elige de dónde quieres obtener aplicaciones. Pulsamos en el desplegable situado a la derecha y, de entre todas las opciones, seleccionamos Solo de Microsoft Store (recomendado).

Comprar un Windows Home en Modo S

Tanto Windows 10 como Windows 11 ponen a disposición de los usuarios el Modo S. Este modo no es más que una versión limitada de Windows que únicamente permite instalar aplicaciones de la Microsoft Store y está diseñado para equipos menos potentes.

Esta versión no se comercializa de forma independiente, sino que solo podemos acceder a ella en dispositivos que ya lo incluyan preinstalado de fábrica. Windows permite a los usuarios salir del modo S y acceder a la correspondiente versión completa de Windows Home para eliminar esa limitación.

Sin embargo, una vez hemos abandonado ese modo, no podemos volver a activarlo. La única solución pasaría por limitar la instalación de las aplicaciones en Windows 10 y Windows 11 tal y como os hemos explicado en el punto anterior.

Crear una cuenta de usuario estándar

Particularmente, considero que el mejor método para evitar que miembros de nuestra familia o entorno de trabajo instalen aplicaciones sin ningún control, es crear cuentas de usuario sin privilegios.

Windows nos permite crear dos tipos de cuentas de usuario: administrador y usuario estándar. Mientras que los administradores pueden instalar aplicaciones y hacer cambios en la configuración del dispositivo, las cuentas de usuarios estándar tan solo pueden ejecutar las aplicaciones instaladas.

Si quieren instalar alguna aplicación que no proceda de la Microsoft Store, necesitan el código PIN de la cuenta del administrador o administradores del equipo.

Además, si se trata de cuentas de usuario de un menor, podemos establecer unos criterios de edad para que únicamente pueda acceder al contenido disponible en la Microsoft Store apto para su edad.

Si quieres crear una cuenta de usuario estándar tanto en Windows 10 como en Windows 11, para así limitar el número de aplicaciones que puede instalar, debemos realizar los pasos que os muestro a continuación:

Con Windows 10

cuenta usuario estándar Windows 10

Para crear una cuenta de usuario estándar en Windows 10, accedemos a las opciones de configuración de Windows (tecla Windows + i) y pulsamos en Cuenta.

cuenta usuario estándar Windows 10

En la columna de la derecha, pulsamos en Familia y otros usuarios. Ahora nos dirigimos a la sección de la izquierda y nos dirigimos al apartado Otros usuarios para pulsar en Agregar otra persona a este equipo.

cuentas usuario

Si el usuario ya tiene una cuenta de Microsoft, escribimos la dirección de correo a la que está asociada y pulsamos en siguiente. El usuario recibirá un correo electrónico informándole que lo hemos añadido como usuario.

La primera vez que inicie sesión tendrá que introducir la contraseña de su cuenta y crear un código PIN para proteger el acceso a su cuenta.

Si la cuenta la va a utilizar un menor y todavía no tiene una cuenta, es aconsejable crearle una pulsando en No tengo los datos de inicio de sesión de esta persona y crearla en el siguiente paso.

Pulsando en la misma opción, podemos crear una cuenta de usuario de forma local, sin necesidad de disponer de una cuenta de Microsoft.

cuenta usuario estándar Windows 10

Una vez ha finalizado el proceso, se muestra la sección Familia y otros usuarios. En el apartado Otros usuarios, se mostrará el nombre del usuario que hemos creado.

Si pulsamos en Cambiar tipo de cuenta, confirmaremos que la cuenta creada es de un usuario estándar, con las limitaciones que ese tipo de cuenta conlleva.

Desde Windows 11

cuenta usuario estándar Windows 11

Accedemos a las opciones de configuración de Windows (tecla Windows + i) y pulsamos en Cuentas. Dentro del apartado cuentas, pulsamos en Familia y otros usuarios.

cuenta usuario estándar Windows 11

A continuación, nos dirigimos al apartado Otros usuarios y pulsamos en el botón Agregar cuenta.

cuentas usuario

Seguidamente introducimos el email de la cuenta de Microsoft del usuario que utilizará la cuenta estándar que no permite instalar aplicaciones de fuera de la Microsoft Store y pulsamos en Siguiente.

Al utilizar una cuenta, podrá sincronizar los marcadores, la sincronización de archivos a través de OneDrive y asociar todas las aplicaciones de Microsoft de forma automática a la misma cuenta.

Es recomendable utilizar una cuenta cuando se trata de menores de edad para limitar el tipo de contenido adecuado a su edad que se encuentra disponible en la Microsoft Store.

Si no conocemos la cuenta, pulsamos en No tengo los datos de inicio de sesión de esta persona y creamos nombre de usuario y contraseña.

cuenta usuario estándar Windows 11

Una vez se ha creado la cuenta, volvemos a la sección Familia y otros usuarios donde se mostrará el nombre de la nueva cuenta. Para comprobar que se trata de una cuenta de usuario estándar, pulsamos en Cambiar tipo de cuenta.

cambiar tipo cuenta Windows

Por defecto, al crear una cuenta de usuario en Windows, esta es del tipo usuario estándar. Si queremos convertirla en Administrador para que pueda instalar aplicaciones de cualquier procedencia, pulsamos el cuadro desplegable Tipo de cuenta y la cambiamos a Administrador.

¡Sé el primero en comentar!