¿Tienes dos monitores? Usa fondos diferentes en cada uno de ellos en Windows

Las configuraciones multi-monitor son bastante frecuentes estos días, sobre todo en quienes utilizan el ordenador para trabajar y suelen tener abiertas dos o más aplicaciones al mismo tiempo. Windows nos permite configurar los dos monitores de diferentes formas, ya sea en modo duplicado (para que en los dos aparezca lo mismo) o en modo extendido, para que el segundo monitor sea una continuación del primero. Por defecto, el fondo de pantalla principal se utilizará también en el monitor secundario. Sin embargo, puede que nos interese más usar fondos de pantalla diferentes en cada pantalla, algo que, aunque muchos no lo saben, Windows 10 y 11 nos permite configurar.

Mientras que en las versiones antiguas de Windows esto no era posible, en las últimas versiones del sistema operativo es posible configurar distintos fondos de pantalla para los distintos monitores que tengamos conectados al PC. Y, además, es posible hacerlo sin necesidad de usar software de terceros, tal y como os vamos a mostrar a continuación.

Windows nos permite realizar esta configuración de dos formas distintas. En estas mismas líneas vamos a ver cómo sacar el máximo provecho a ambas. Además, debemos tener en cuenta que todo ello lo podremos hacer de un modo sencillo y en pocos segundos.

Configurar los fondos de pantalla diferentes

Debemos tener muy presente que de entrada Windows es un sistema operativo altamente personalizable. Para muchos no llega a las cuotas en este sentido que nos ofrece Linux en sus distintas distribuciones, pero Microsoft ha mejorado mucho su software en los últimos años. De ese modo ya no nos tenemos que conformar con trabajar en un sistema operativo que ya viene configurado por defecto. Podemos echar mano de sus muchas opciones de personalización, tanto a nivel funcional, como de aspecto.

Esto nos permitirá trabajar en el día a día con un software mucho más acorde a nuestros gustos o necesidades. Claro, como os podréis imaginar, además de mejorar nuestra experiencia de uso en Windows, incluso afecta de manera positiva a nuestra productividad. Es por todo esto que os comentamos, que ahora veremos la manera de personalizar nuestros escritorios en el caso de que trabajemos con múltiples monitores.

Cambiar los fondos desde el menú del escritorio

El primero de los trucos para configurar fondos de pantalla diferentes para dos o más pantallas conectadas al PC es hacerlo directamente desde las fotos guardadas en nuestro PC. Como ya sabemos, si hacemos clic con el botón derecho sobre una foto veremos la opción de «Establecer como fondo de escritorio«.

Elegir foto fondo pantalla dos monitores W10

Si tenemos, por ejemplo, dos monitores conectados a nuestro ordenador, podemos seleccionar los dos fondos de pantalla que queremos usar (pulsando control y haciendo clic, en orden, sobre las dos imágenes) y a continuación elegir la opción «Establecer como fondo de escritorio» que acabamos de ver.

La primera foto seleccionada se configurará como fondo de pantalla del primer monitor y la segunda en el segundo monitor. Si tenemos más monitores conectados, el proceso será el mismo seleccionando tantos fondos como pantallas tengamos conectadas. De este modo lograremos trabajar de una manera más ordenada a primera vista, ya que cada pantalla, con sus programas abiertos, dispondrá de su propio fondo de escritorio personal.

Personalizar el escritorio de Windows desde Configuración

Además del truco anterior (que suele ser el más rápido), Windows también nos permite hacer esto desde el menú de Configuración del sistema operativo.

Para ello, abriremos este menú de Configuración, algo que por ejemplo podemos lograr fácilmente a través de la combinación de teclas Win + I. Esto nos da paso a una nueva ventana con multitud de accesos. Todos ellos se enfocan a darnos acceso a las funciones de personalización y configuración del propio sistema operativo. Por tanto, lo que nos interesa este caso lo encontramos en el apartado de Personalización, donde pinchamos. En la siguiente ventana que aparece, en concreto en el panel que vemos a la izquierda, nos decantamos por la opción de Fondo. Desde aquí ya podemos cambiar el fondo de pantalla de nuestro PC, tanto para una pantalla, como para varias de estas. Si elegimos uno sin más, este se utilizará en los dos monitores por igual.

Sin embargo, si hacemos clic con el botón derecho sobre un fondo, podremos ver un menú contextual. Si tenemos dos o más monitores conectados al PC veremos que, además de «Establecer como fondo de escritorio» nos aparecen otras opciones. Desde ellas podremos elegir si queremos que ese fondo se use en el monitor 1 o en el 2. Ya os podréis imaginar que este método que nos ofrece Windows simplifica mucho el uso de varios fondos distintos en múltiples pantallas.

Apartado cambiar fondo pantalla Windows 10

Como podemos ver, con este sencillo truco podemos mejorar la personalización de nuestro escritorio con mucha facilidad. Recordamos que para poder hacer esto necesitamos tener instalado en nuestro ordenador las últimas versiones de Windows. Las versiones anteriores del sistema operativo no nos dejarán llevar a cabo esta configuración.

Si sueles trabajar a menudo con dos monitores, además, te recomendamos leer el siguiente artículo con los mejores atajos de teclado para trabajar con dos o más pantallas al mismo tiempo.

Aprende a trabajar con varias pantallas

Cada vez es más común, sobre todo a la hora de trabajar, usar dos o más monitores en nuestro día a día. Gracias a ellos podemos trabajar mucho mejor con los programas que usemos, ya sea software ofimático, un navegador o editores de código. En cada pantalla podemos colocar lo que queramos. Y de esta manera podremos aprovechar mucho mejor el espacio disponible.

Ventajas

En estos momentos son muchas las aplicaciones de las que hacemos uso en Windows, por lo que el trabajo con dos pantallas nos será muy útil. Y es que al margen de los fondos de los que os hemos hablado en estas mimas líneas, las ventajas y funcionalidad de este uso son innegables. Esto se debe a que podremos trabajar con esos programas a los que os hacíamos referencia, de un modo mucho más cómodo a la vez que funcional. De este modo podremos repartir las ventanas abiertas en ambos escritorios para así crear un amplio entorno de trabajo multimonitor.

Esto nos ahorra, como os podréis imaginar, andar constantemente haciendo uso de la combinación de teclas Alt + Tab para cambiar entre ventanas abiertas. Al mismo tiempo todas ellas, o al menos las que nos entren en ese espacio, las tendremos a la vista en todo momento. Además, las más recientes versiones de Windows incluso nos presentan algunas funciones implementadas para este tipo de tratamientos en concreto, como hemos visto.

Por otro lado, el mismo sistema operativo nos permitirá, si uno de ellos es de mayor formato, siempre tenemos la posibilidad de enviar el contenido de una a otra. Por ejemplo, podemos trabajar con un ordenador portátil, donde el tamaño de pantalla está un tanto limitado, en un monitor mucho mayor enviando la señal de vídeo a este de manera cómoda y directa.

Cómo elegir el tipo de duplicado de pantalla

Puede que, al conectar la segunda pantalla, no veamos nada en el PC. ¿Por qué? Esto se debe a que, para evitar problemas, Windows está configurado para trabajar solo con la pantalla principal del PC. Por ello, para poder empezar a usar nuestra segunda pantalla es necesario activarla previamente. Para ello, simplemente debemos pulsar el atajo de teclado Windows + P, y elegir el modo que queramos usar:

Usar dos monitores Windows 11

  • Solo pantalla de PC: usa solo la pantalla principal del PC. La segunda (o las demás) estarán apagadas.
  • Duplicado: permite mostrar lo mismo en los dos (o más) monitores. Sirve para que otros puedan ver lo mismo fácilmente, pero no ayuda a mejorar la productividad.
  • Ampliar: la opción que nos interesa. Nos permite extender el monitor para poder aprovechar las demás pantallas como escritorios adicionales.
  • Solo segunda pantalla: desactiva la pantalla principal y deja activada la segunda.

El modo para poder mejorar nuestra productividad es el de «Ampliar». Además, desde el centro de Control de Windows vamos a poder colocar dónde queremos extender el escritorio, pudiendo colocar la pantalla en cualquiera de los 4 lados para extenderlo hacia él.

Algunos temas para trabajar con dos monitores

Como sabréis, el uso tanto de fondos como de temas en Windows está más que extendido desde hace mucho tiempo. Con estos elementos de personalización lo que logramos es obtener un sistema operativo más personalizado y a nuestro gusto. Pero claro, no es lo mismo usar esto elementos decorativos en un único monitor instalado en el PC, que si usamos dos de estos productos de manera independiente. Quizá fondos y temas especiales para un equipo multimonitor sea un poco más difícil de localizar. Es por ello por lo que a continuación os vamos a mostrar algunos ejemplos de todo ello, en concreto temas creados para usarse en este tipo de entornos.

Por ejemplo, nos podemos decantar por Beaches, un tema que podréis descargar desde este enlace y que se compone de un total de 15 fondos en alta definición. Algo similar nos encontramos con el tema llamado Anime, un elemento que podremos encontrar aquí. En este caso concreto nos encontramos con un tema compuesto por 108 fondos HD, todos ellos centrados en la popular temática del anime. Para que os hagáis una idea, el uso de estos temas que os mencionamos aquí en lugar de los habituales fondos, nos aportará algunas importantes ventajas en el mundo de la personalización de Windows. Por ejemplo, nos podemos desentender del cambio de imágenes aquí, ya que podemos programas el tema para que cambie el fondo cada cierto tiempo que configuramos.

¡Sé el primero en comentar!