Aprende a configurar al detalle RetroArch y jugar a juegos retro

Gracias a los emuladores es posible volver a jugar a videojuegos que, de otra forma, hoy en día serían imposibles de conseguir. En la red podemos encontrar una gran cantidad de emuladores independientes con los que poder correr plataformas concretas, ya sean videoconsolas clásicas, no tan clásicas, o máquinas arcade. Sin embargo, si lo que queremos es tener un todo en uno, y además poder ordenar nuestros juegos, lo que tenemos que hacer es recurrir a un software específico como es el caso de RetroArch.

RetroArch es un frontend (o, mejor dicho, una interfaz) para el kit de emuladores LibRETRO. Gracias a él vamos a poder tener todo lo que podemos necesitar para poder emular casi cualquier plataforma en un solo lugar. Este frontend cuenta con una gran cantidad de emuladores que podemos cargar según el juego al que vayamos a jugar, y dentro de cada emulador podremos tener una gran cantidad de opciones independientes para ajustar la partida a nuestras necesidades.

Principales características

Este multi-emulador tiene tantas funciones y características que sería muy complicado (por no decir imposible) enumerarlas todas. Por ello, vamos a ver cuáles son las características principales, y más importantes, de este RetroArch.

  • Se trata de un emulador de código abierto y multi-plataforma. Es totalmente gratuito, está en constante desarrollo (tanto interno como añadiendo nuevos «cores» para cargar más plataformas) y podemos ejecutarlo en casi cualquier sistema operativo, incluyendo, por supuesto, Windows, macOS y Linux.
  • Mejora el proceso de la imagen gracias a la aceleración por GPU. Y también es capaz de aumentar la resolución gracias a sus algoritmos de escalado de imagen.
  • Mejora la sincronización de audio y vídeo gracias al Dynamic Rate Control.
  • Permite grabar las partidas mientras estamos jugando.
  • Soporta juego online. Podremos jugar con otras personas a dobles, aunque estemos en distintos lugares.
  • Retropad: una capa de abstracción para soporte y configuración de mandos. Los mandos, además, se configuran automáticamente (aunque si no nos gusta el mapeo podemos cambiarlo).
  • Plugins de mejora de audio y vídeo.
  • Permite rebobinar la partida en caso de que muramos o nos equivoquemos en algo.
  • Guardados rápidos en varios puntos de guardado.
  • Permite montar un completo catálogo de juegos, con sus capturas y miniaturas.
  • Múltiples temas e interfaces.
  • Cuenta con bases de datos propias de juegos, núcleos, trucos y mucho más.
  • Soporta OpenGL y la API Vulkan.
  • Servicio de traducción de juegos en tiempo real gracias a una IA.
  • Integración con RetroAchievements para poder tener un seguimiento de los logros de los juegos retro.

Entre las consolas y plataformas que podemos emular con RetroArch, podemos destacar, sobre todo, las siguientes (con sus correspondientes cores):

  • Nintendo:
    • Nintendo Entertainment System (higan, Emux, FCEUmm, Nestopia UE, QuickNES, Mesen)
    • Super NES (bsnes, higan, Snes9x, Mesen-S)
    • Nintendo Famicom Disk System (Nestopia, higan)
    • Nintendo 64 (Mupen64Plus)
    • Nintendo Game Boy / Color (Emux, Gambatte, SameBoy, TGB Dual, higan)
    • Nintendo Game Boy Advance (Mednafen, gpSP, Meteor, mGBA, VisualBoyAdvance)
    • Nintendo GameCube (Dolphin)
    • Nintendo DS (DeSmuME, melonDS)
    • Nintendo 3DS (Citra)
    • Nintendo Pokémon Mini (PokeMini)
    • Nintendo Virtual Boy (Mednafen)
    • Nintendo Wii (Dolphin)
  • Sega:
    • Sega Saturn (uoYabause, Mednafen)
    • Sega 32X (PicoDrive)
    • Sega Dreamcast (Redream, Flycast (también conocido como Reicast))
    • Sega Mega Drive/Genesis (Genesis Plus GX, BlastEm)
    • Sega Master System (PicoDrive, Genesis Plus GX)
    • Sega Game Gear (Genesis Plus GX)
    • Sega Mega CD/Sega CD (Genesis Plus GX)
  • Sony:
    • Sony PlayStation (Mednafen, PCSX ReARMed, DuckStation)
    • Sony PlayStation 2 (Play!, PCSX2)
    • Sony PlayStation Portable (PPSSPP)
  • Atari:
    • Atari 2600 (Stella)
    • Atari 5200 (Atari800)
    • Atari 7800 (ProSystem)
    • Atari Falcon (Hatari)
    • Atari Jaguar (Virtual Jaguar)
    • Atari Lynx (Mednafen, Handy)
  • Arcade (MAME, MESS, FinalBurn Neo, FinalBurn Alpha)
  • NEC:
    • NEC PC-8000/PC-8800 series (QUASI88)
    • NEC PC-98 (Neko Project II)
    • NEC PC-FX (Mednafen)
    • NEC TurboGrafx-16 / SuperGrafx (Mednafen)
    • NEC TurboGrafx-CD (Mednafen)
  • Commodore:
    • Commodore 64 (VICE)
    • Commodore 128 (VICE)
    • Commodore Amiga (PUAE, UAE4ARM)
  • Amstrad CPC (Caprice32, CrocoDS)
  • DOS (DOSBox)
  • Sinclair:
    • Sinclair ZX81 (EightyOne)
    • Sinclair ZX Spectrum (Fuse)
  • SNK Neo Geo Pocket / Color (Mednafen, RACE)
  • ColecoVision (blueMSX)
  • Bandai WonderSwan (Mednafen)
  • Otras consolas:
    • 3DO (4DO)
    • Magnavox Odyssey (O2EM)
    • Mattel Intellivison (FreeIntv)
    • Microsoft MSX (fMSX, blueMSX)
    • Palm OS (Mu)
    • Thomson computers (Theodore)
    • Vectrex (VecXGL)

Además, también cuenta con una serie de juegos propios que se ejecutan directamente sobre el propio RetroArch, como Bomberman, Doom o Quake.

¿Es legal?

Cuando hablamos de emuladores, lo primero que nos viene a la mente es el tema de la legalidad. Los emuladores como tal son programas independientes, generalmente de código abierto, que podemos bajar y usar sin problemas de manera 100% legal. Sin embargo, a la hora de usarlos, hay elementos que sí pueden causar conflictos entre lo legal y lo ilegal.

Por ejemplo, si un emulador necesita una BIOS para funcionar (como ocurre con PSX), estas sí son ilegales, ya que son volcados no oficiales de un software protegido. Y, aunque tengamos la consola, no debemos tener acceso a este código.

Con los juegos, hay una delgada línea gris entre lo legal y lo ilegal. Si vamos a jugar a títulos de los años 80 o 90, en un principio no deberíamos tener problemas. Ninguna compañía nos va a buscar problemas por emular sus juegos a nivel personal, siempre que no nos lucremos con ello. Ya a partir de la quinta generación de consolas, en la era de la PSX, la cosa ya empieza a complicarse un poco. Y, si avanzamos hasta la séptima, con PS3 y Xbox 360, entonces ya sí estamos hablando más de piratería que de emulación.

Siempre que una consola, o un juego, sean imposibles de conseguir, y no haya otros métodos legales para jugarlos, la emulación podría estar perfectamente justificada. Cuando sí hay otras formas de jugarlo (porque la consola se venda, haya mucha oferta de segunda mano o se pueda jugar a través de plataformas como PlayStation Plus o Nintendo Online), entonces ya no está justificada.

Descargar e instalar RetroArch

RetroArch es un multi-emulador totalmente gratuito y de código abierto, por lo que en ningún momento se nos debería pedir pagar ni por él ni por ninguna de las funciones que nos ofrece. Para descargarlo, lo único que debemos hacer es acceder a su página web principal y descargar desde allí la última versión de esta aplicación. Podemos descargar una versión portable, que no requiere instalación, o una versión para instalar en nuestro ordenador. Cualquiera de las dos funcionará sin problemas, por lo que podemos bajar la que queramos. También podemos elegir entre bajar la edición «Stable», más estable pero más atrasada, o la «Nightly», mucho más avanzada y con nuevas características, pero que puede ser inestable.

Descargar RetroArch

La propia web detectará nuestro sistema operativo automáticamente y nos permitirá bajar la versión adecuada. En nuestro caso vamos a utilizar la versión instalable. Para ello, descargamos dicha versión (de 64 bits, si nuestro equipo es de 64 bits), ejecutamos el instalador, elegimos la ruta donde vamos a instalarlo y listo, tras el proceso de instalación la aplicación estará lista para utilizarse.

Los sistemas operativos en los que vamos a poder usar este retro-emulador son:

  • Windows: todas las versiones, desde XP (aunque solo las versiones más antiguas) hasta Windows 11. Está disponible tanto en 32 bits como en 64 bits, aunque recomendamos, por rendimiento, usar siempre la versión x64.
  • macOS: disponible para todos los Mac, tanto los Intel como los que llevan los procesadores ARM de Apple.
  • Linux: disponible para todo tipo de sistemas y distros Linux. Incluso hay distros Linux especialmente diseñadas para cargar este emulador.
  • Smartphones: podemos encontrar el emulador tanto para Android como para iOS (aunque, este último, con Jailbreak).
  • Consolas: PlayStation (PS2, PS3, PS4, PSP, PS Vita), Nintendo (DS, 2DS, 3DS, Wii, Wii-U, Switch), Xbox (One, Series).
  • Otros dispositivos: Apple TV, Smart TVs, Android TV, Raspberry Pi, etc.

Cómo actualizarlo

En caso de tener RetroArch ya instalado en nuestro ordenador, si queremos actualizar a una nueva versión manteniendo todos nuestros datos, todos nuestros juegos y todas nuestras configuraciones, lo que debemos hacer en este caso es descargar la versión portable desde su página web y, en vez de instalarlo, extraeremos el contenido del archivo comprimido en el directorio donde tengamos instalado ya RetroArch, sobrescribiendo todo lo que nos pida el programa. Tras sustituir los archivos ya existentes por los nuevos, ya tendremos nuestro retro-emulador totalmente actualizado a la última versión, pudiendo disfrutar de las novedades y mejoras incluidas en esta versión.

Otra forma de actualizarlo es usar un programa llamado «Stellar«. Este sencillo programa, totalmente gratuito y de código abierto, nos va a permitir poner al día muy fácilmente tanto RetroArch como todos los cores, o emuladores, que nos ofrece el software. Simplemente debemos bajarlo de esta web y descomprimirlo en la carpeta donde lo queramos utilizar. Lo ejecutamos, indicamos la ruta donde tenemos instalado nuestro RetroArch, y listo.

Stellar

Además, dentro del menú principal de RetroArch también tenemos una opción para actualizar los add-ons, componentes, cores y todo el contenido que ya tengamos descargado y configurado en RetroArch. De esta manera podremos tener los componentes al día sin necesidad de usar otros programas ni tener que bajar una y otra vez todos los componentes del mismo. Una vez abierto el programa, nos colocamos dentro del «Menú principal», y elegimos la opción «Actualizador en línea».

Actualizador RetroArch

Este actualizador no solo nos sirve para actualizar los componentes del programa, sino que desde él también podremos bajar nuevos núcleos, y otros recursos, en caso de no haberlos bajado previamente.

Cómo movernos por la interfaz

Las versiones antiguas de este retro-emulador usaban por defecto un tema inspirado en la interfaz de la PlayStation 3. Sin embargo, aunque podemos activar este tema (como veremos más adelante), el tema por defecto que nos encontraremos ahora mismo está más basado en menús.

Interfaz Principal RetroArch

Los aspectos que podemos destacar de esta interfaz es, en la parte superior, podremos ver la fecha y la hora. En la parte central todos los menús y opciones, que vamos a explicar más adelante, y en la parte inferior podremos ver la versión de RetroArch que tenemos instalada y, además, el emulador, o core, que tengamos cargado en el programa. En un principio veremos «Sin núcleo» porque no tendremos ninguno cargado.

Los distintos apartados de menú que nos ofrece RetroArch son:

  • Menú principal – Desde este apartado tendremos acceso a las principales opciones que debemos conocer para poder usar este emulador. Por ejemplo, podremos cargar un núcleo o un juego desde aquí, abrir el menú de escritorio (que veremos en detalle más adelante), acceder al actualizador en línea para poner al día el emulador, ver información del sistema, gestionar los archivos de configuración de RetroArch y reiniciar o cerrar el programa.
  • Ajustes – apartado desde el que podremos configurar esta aplicación.
  • Favoritos – un apartado para acceder rápidamente a nuestro contenido más usado.
  • Historial – para acceder rápidamente a los últimos juegos.
  • Imágenes – para ver rápidamente las imágenes asociadas al emulador.
  • Música – para ver la distinta música vinculada.
  • Vídeo – lo mismo que los dos apartados anteriores, pero para la música.
  • Juego en red– las opciones para el juego en red.
  • Importar contenido – para añadir nuevos juegos, nuevas imágenes, nueva música, nuevos vídeos, etc. También podemos escanear directorios completos.
  • Explorar: nos permite buscar cualquier juego por nombre, o por categorías.

Debajo de estas categorías (las cuales podremos mostrar u ocultar desde las opciones de interfaz) nos aparecerán todas las consolas que importemos en el programa. Pero eso lo veremos más adelante.

Para movernos por los menús, si tenemos un mando conectado al ordenador podemos hacerlo fácilmente como si fuera una consola cualquiera, es decir, con las flechas (o el joystick) y los botones AB o XO. Una de las ventajas de RetroArch es que funciona con prácticamente cualquier mando de ordenador, tanto para movernos por los menús como para jugar a los juegos, aunque puede que, según el emulador, tengamos que configurarlo, ya que no siempre el mapeo por defecto es el óptimo. Por supuesto, más adelante vamos a explicar cómo hacerlo.

Si no tenemos un mando conectado al ordenador, la forma de movernos por los menús no es muy diferente. Aunque hay varias formas diferentes de hacerlo, la favorita es utilizar las flechas para movernos por los diferentes menús, el clic izquierdo del ratón (o el botón Intro) para entrar a uno de los menús, y el clic derecho (o la tecla de retroceso) para volver al menú anterior. También podemos usar el ratón para hacer clic sobre los distintos menús.

Configuración básica de RetroArch

Por defecto, las nuevas versiones de este emulador son capaces de detectar automáticamente el idioma del sistema y configurar la interfaz del programa acorde a este idioma. Pero, si lo preferimos, podemos cambiarlo al idioma que queramos. Para ello, simplemente debemos ir al apartado «Ajustes > Usuario» y aquí encontraremos la opción «Idioma» que nos permitirá cambiar el idioma por el español, o por cualquier otro.

Ahora que ya tendremos el emulador en nuestro idioma preferido (en caso de que no lo tuviéramos ya), vamos a ver en detalle todas las opciones de configuración que nos ofrece este programa.

Controladores. Desde este apartado podremos configurar todo lo relacionado con los controladores (o drivers) del emulador. Por ejemplo, podremos elegir el sistema de entrada, el controlador de mando, el controlador de vídeo, audio, cámara, ubicación… todo lo que hará que cada uno de los componentes de RetroArch funcione.

Ajustes RetroArch - ControladoresVídeo. Aquí podremos configurar todo lo relacionado con el vídeo y la imagen. Por ejemplo, usar resoluciones bajas para pantallas CRT, cambiar los ajustes de salida, de pantalla completa, de la ventana, el escalado, la sincronización y controlar algunos de los filtros que incluye este programa.

Ajustes RetroArch - VídeoAudio. Similar al anterior, pero para todo lo relacionado con el sonido. Podremos cambiar los ajustes de salida de audio, el remuestreo, la sincronización de audio, los ajustes MIDI, el mezclador, los sonidos del menú, silenciar el volumen, o aumentarlo subiendo la ganancia.

Ajustes RetroArch - AudioEntrada. Un apartado desde el que podremos configurar todo lo relacionado con los controles. Podemos ajustar el número máximo de usuarios que podrán jugar a la vez, el sistema de sondeo para controlar la latencia, la escala del sensor táctil, ajustar zonas muertas y la sensibilidad de los mandos analógicos, capturar el ratón, dar prioridad al modo juego, activar o desactivar la vibración, configurar los controles del menú, las teclas rápidas, el modo turbo y, lo más importante, mapear cada uno de los controles (ya sea un mando real o el teclado) que vayamos a usar.

Ajustes RetroArch - EntradaLatencia. Opciones avanzadas con las que podremos controlar la latencia de los juegos. Por ejemplo, ajustar la sincronía de la GPU, el retraso de fotogramas, latencia de audio, el sistema de sondeo y más. Este apartado es mejor no cambiarlo.

Ajustes RetroArch - LatenciaConfiguración. Podemos elegir si queremos que se guarde toda la configuración al cerrar RetroArch, y si queremos usar un archivo global para todos los cores o una configuración individual por cada núcleo.

Ajustes RetroArch - ConfiguraciónGuardado. Nos permite configurar las opciones de guardado del emulador. Por ejemplo, si queremos sobrescribir la SaveRAM al cargar un guardado rápido, intervalo entre guardados, el tamaño del índice de guardados rápidos, si queremos guardados rápidos automáticos, y cargar el último al abrir el juego, comprimir las partidas guardadas y más.

Ajustes RetroArch - GuardadoRegistros. Activar o desactivar los registros del juego, útiles para la detección de errores y problemas.

Ajustes RetroArch - RegistrosExplorador de archivos. Nos permite ajustar las opciones del explorador. Por ejemplo, si queremos que solo aparezcan los archivos con extensiones conocidas, mostrar u ocultar archivos ocultos, ver metadatos, filtrar por núcleo cargado y más.

Ajustes RetroArch - Explorador de archivosRegulación de fotogramas. Nos permite configurar las opciones de rebobinado y avance rápido.

Ajustes RetroArch - Regulación de fotogramasGrabación. Si queremos grabar nuestra partida, podemos ajustar desde aquí la calidad, los hilos de grabación, grabación con filtros, modo streaming y mucho más.

Ajustes RetroArch - GrabaciónPresentación en pantalla. Nos permite ajustar los marcos, las notificaciones y demás controles y superposiciones que queremos ver en la pantalla.

Ajustes RetroArch - Presentación en pantallaInterfaz de usuario. Un apartado muy interesante. Desde aquí vamos a poder elegir los elementos que queremos ver en el menú, la apariencia, el tipo de menú (o tema) que queremos usar, los ajustes avanzados, el modo quiosco, las animaciones, la barra de menú y más opciones.

Ajustes RetroArch - Interfaz de usuarioServicio de IA. Permite activar los servicios de inteligencia artificial para activarlos con una tecla, y ajustar los parámetros de la traducción automática de los juegos.

Ajustes RetroArch - Servicios de AIAccesibilidad. Nos permite activar o desactivar la conversión de texto a voz.

Ajustes RetroArch - AccesibilidadEnergía. Desde aquí podremos ajustar las opciones de energía, en el caso de tenerlas.

Ajustes RetroArch - EnergíaLogros. Nos permite activar los logros de RetroAchievements, iniciar sesión y configurar algunos parámetros como las tablas de clasificación o el modo Hardcore.

Ajustes RetroArch - LogrosRed. Permite configurar las opciones para juego en red. Nos permite crear un servidor local para jugar, mostrarnos en Internet, establecer las conexiones simultáneas (usuarios que se pueden conectar), limitar la latencia, protegerlo con contraseña, etc.

Ajustes RetroArch - RedListas de reproducción. Otro de los apartados con el que más debemos familiarizarnos. Desde él podremos configurar las listas de reproducción (las listas de juegos que importemos), elegir su apariencia, eliminarlas, controlar el historial y los favoritos y muchas más opciones relacionadas.

Ajustes RetroArch - Listas de reproducciónUsuario. Nos permite cambiar los ajustes de privacidad, administrar las cuentas de usuario (útil cuando compartimos RetroArch con otras personas), elegir nuestro nombre y el idioma.

Ajustes RetroArch - UsuarioDirectorios. Podemos ver una lista con todos los directorios donde se guardan los archivos y las configuraciones de RetroArch. Y, si queremos, podemos cambiarlos por otros directorios.

Ajustes RetroArch - Directorios

Descargar y activar núcleos o «cores»

RetroArch es solo un front-end, es decir, una aplicación que nos permite interactuar fácilmente con emuladores, juegos y demás contenido multimedia sin tener que hacerlo con aplicaciones independientes o mediante comandos (aunque también podemos ejecutar los juegos con comandos, aunque esto ya no tiene mucho sentido). Por lo tanto, para jugar necesitaremos tener instalados los diferentes «núcleos» para las plataformas que queramos emular.

Por defecto, este retro-emulador viene sin ningún core, o núcleo, incluido por defecto. Aunque podemos buscar en Internet y descargar un pack de cores para copiarlos a la carpeta donde se guarden (ver la configuración de las carpetas que hemos indicado en el paso anterior), desde la propia aplicación podemos acceder a un apartado de descargas, desde el cual vamos a poder bajar los cores. Para ello, abrimos la aplicación y, en el Menú principal > Cargar núcleo podremos ver la lista completa de los cores instalados y la opción para descargarlos.

RetroArch - Cargar o descargar cores

Como vamos a poder ver, para cada tipo de consola existe una gran variedad de cores. Normalmente la mayoría de ellos suelen funcionar bien, pero en ocasiones pueden tener problemas de rendimiento o no funcionar con determinados juegos. Aquí poco más podemos hacer que investigar y buscar por Internet.

Nosotros, por ejemplo, os recomendaríamos:

  • fceumm (NES)
  • snes9x2010 (Super Nintendo)
  • gambatte_libretro (Game Boy/Game Boy Color)
  • mgba (Game Boy Advance)
  • genesis_plus_gx (Sega Master System, Genesis/Mega Drive, Game Gear)
  • stella (Atari 2600)
  • mednafen_pce_fast (PC Engine/Turbografx 16)
  • fb_alpha and fb_alpha_cps2 (Cores para máquinas Arcade)
  • picodrive (Sega Master System, Genesis/Mega Drive, Game Gear, Sega 32X)
  • PCSX ReARMed (emulador de PlayStation 1)
  • PCSX2 (emulador de PS2 para PC)
  • PPSSPP (emulador de PSP)

RetroArch - Lista de cores

Cuando localicemos los cores que queremos usar, lo siguiente será seleccionarlo para que se baje directamente a nuestro emulador. Los cores son ficheros relativamente pequeños, por lo que las descargas no deberían tardar demasiado.

Una vez descargados los cores ya nos aparecerán en el apartado «Cargar Núcleo«. Si pulsamos sobre uno de ellos, automáticamente se cargará.

RetroArch - Lista de cores descargados

Cargar y configurar un core

Cuando ya tenemos los cores descargados en nuestro emulador, lo único que nos queda por hacer es cargarlo para poder jugar a los juegos. Para ello, en el apartado «Cargar núcleo«, buscaremos el núcleo que queremos cargar en el emulador y pulsaremos «Enter». Automáticamente veremos cómo en la parte inferior izquierda nos aparece el núcleo que hemos elegido.

RetroArch - Core cargado

Además, nos aparecerá una nueva opción llamada «Menú rápido» que nos va a permitir acceder a las diferentes opciones del core en cuestión. Desde este apartado vamos a poder, por ejemplo, gestionar los guardados rápidos, las opciones de rebobinar, los trucos y configurar algunas opciones del core que se sobrepondrán a las opciones generales de RetroArch.

No es necesario cargar previamente el core antes de jugar, ya que el propio RetroArch nos recomendará el core recomendado cuando vayamos a abrir cualquier juego automáticamente.

Cómo abrir un juego con RetroArch

Una vez cargado el core ya tendremos el emulador listo para jugar a los juegos del core que hayamos cargado. Por ejemplo, en nuestro caso hemos cargado el core «gambatte», por lo que, con este core, vamos a poder jugar a juegos de la GameBoy y GameBoy Color, aunque no a títulos de otras consolas, para lo cual deberíamos elegir el núcleo adecuado.

Ahora, en el apartado de «Menú principal» seleccionaremos la opción «Cargar contenido» que nos aparecerá. Al pulsar sobre esta opción entraremos directamente a un sencillo árbol de directorios con todos nuestros discos duros, desde el cual tendremos que buscar la carpeta donde tengamos guardados las roms.

Como podemos ver, al tener el core cargado dentro del programa, este se encargará de filtrar automáticamente los contenidos que son compatibles con él de los que no lo son. Por ejemplo, si en la misma carpeta de los juegos tenemos documentos, PDF, o juegos en otras extensiones (que sean de otras plataformas), estos no aparecerán. Si intentamos abrir una rom sin tener un core cargado veremos todos estos archivos, y RetroArch intentará elegir el core correcto para abrirla (aunque puede equivocarse).

Elegimos la rom en cuestión, hacemos clic sobre ella, y seleccionamos «Cargar Archivo». Automáticamente, el juego se abrirá con el emulador seleccionado, y podremos empezar a jugar.

RetroArch - Cargar juego 4

Mientras estamos jugando, podemos pulsar en cualquier momento la tecla F1 para acceder al ya visto «menú rápido» del emulador. Desde él vamos a poder acceder a una serie de funciones y características muy útiles, como los ajustes en tiempo real del core, hacer capturas de pantalla, crear o cargar los puntos de guardado o las opciones de rebobinado en la partida, entre otras.

RetroArch - Cargar juego 5

Crear una lista de reproducción de juegos

Aunque es fácil buscar los juegos en nuestro disco duro, RetroArch cuenta con una opción que nos permite añadir todos los juegos directamente al programa para poder encontrarlos más rápidamente. Para ello, desde el menú, nos desplazaremos hasta el penúltimo apartado, llamado «Importar contenido«, y veremos tres opciones: Buscar en directorio, Buscar archivo y Búsqueda manual. Para añadir todos los juegos guardados en una carpeta elegiremos el primero de ellos.

RetroArch - Crear lista de juegos 1

Usando el explorador nos desplazaremos hasta la carpeta que queremos escanear, seleccionamos la opción «Buscar en este directorio» y esperaremos a que finalice el proceso.

Cuando finalice el proceso de escaneo de carpeta, volvemos al menú principal y podremos ver nuevas entradas donde nos aparecerán ya todos los juegos que había en la carpeta que seleccionamos.

RetroArch - Crear lista de juegos 4

Podemos pulsar directamente sobre cualquiera de ellos para cargarlo, incluso aunque no tengamos ningún Core abierto, ya que el propio RetroArch nos recomendará el mejor para ello.

RetroArch - Crear lista de juegos 5

Es verdad que la lista de reproducción puede parecer algo pobre. Pero esto lo solucionaremos muy pronto configurando RetroArch para que descargue información, carátulas y capturas de los juegos para darle un aspecto totalmente renovado.

Usar la ventana de escritorio de RetroArch

Además de la interfaz que acabamos de ver, que es la que se utiliza por defecto en todos los sistemas, también podemos cargar una ventana de escritorio desde la que podremos realizar ciertas tareas de forma más rápida y sencilla, como, por ejemplo, detectar posibles errores por la falta de BIOS o administrar nuestras listas de juegos.

Para lanzar este modo, simplemente debemos pulsar la tecla F5 en la interfaz principal del programa y podremos ver una ventana como la siguiente.

Ventana de escritorio de RetroArch

Como podemos ver, en la parte izquierda podremos ver todas las listas de reproducción que tenemos en el programa, así como todas las entradas que forman dichas listas. En la parte inferior podremos elegir el core que queremos iniciar en este modo, y seleccionar el tipo de miniatura y vista que queremos para nuestras listas.

Podemos editar los datos de cualquier entrada de las listas de reproducción desde aquí, eliminar juegos que tengamos repetidos o que no queramos que salgan en las listas y, lo más interesante, podremos descargar las miniaturas de cualquier juego desde los servidores de LibRETRO haciendo clic con el botón derecho en cualquiera de las entradas de esta lista. Y si no se encuentra la miniatura, o no nos gusta, podremos cargar nosotros una que tengamos guardada en el PC.

Descargar miniaturas Ventana de escritorio RetroArch

Incluso podemos abrir una ventana de «Ajustes» con las mismas opciones que hemos visto al detalle en los puntos anteriores. Muy útil si queremos configurar el programa al detalle y no terminados de defendernos muy bien con la interfaz de RetroArch.

Ventana de escritorio - Ajustes de RetroArch

Trucos de configuración

Después de ver cómo descargar e instalar RetroArch, cómo configurarlo, cómo descargar núcleos, cómo cargar juegos y cómo crear listas de reproducción, ahora vamos a ver algunos trucos de configuración de este programa que nos pueden ser de mucha utilidad.

Descargar y mostrar capturas y carátulas de juegos

Nuestra colección de juegos estaría muy pobre si solo viéramos una lista con los nombres. Por suerte, podemos mejorar la apariencia de las listas de juegos añadiendo capturas de pantalla, pantallas de título, e incluso cajas de los juegos. Para ello, lo primero que debemos hacer es configurar la lista de reproducción para que nos muestre este contenido. Podemos tener a la vez dos capturas diferentes para cada juego seleccionado.

Para activar esta función, lo que debemos hacer es irnos al panel de Ajustes > Interfaz de usuario > Apariencia. Aquí encontraremos una opción llamada «Miniaturas». Y podremos elegir la miniatura principal que queremos mostrar en la lista de juegos.

Miniaturas en listas de juegos de RetroArch - 1

Debajo de esta opción podremos encontrar un apartado llamado «Segunda miniatura», la cual nos va a permitir cambiar el panel de metadatos del juego por una segunda miniatura. Así podremos tener dos miniaturas a la vez para cada juego, por ejemplo, la caja y una captura de la partida.

Ahora vamos a ver cómo descargar las carátulas para los juegos. Hay dos formas de hacerlo. La primera de ellas (no recomendada porque tiene mucho impacto en el rendimiento del PC) es descargar las miniaturas automáticamente mientras nos movemos por la lista de juegos. Esta podemos activarla dentro de «Menú principal > Actualizador en línea» y se llama «Descarga de miniaturas bajo demanda«.

Miniaturas en listas de juegos de RetroArch - 2

Y la segunda de ellas es, una vez que tengamos la lista de reproducción ya creada, bajar todas las miniaturas a la vez. Para ello, de nuevo debemos ir al apartado «Menú principal > Actualizador en línea», pero esta vez elegiremos la opción «Actualizar miniaturas de listas«.

Miniaturas en listas de juegos de RetroArch - 3

Seleccionamos la lista para la que queremos bajar las miniaturas y dejamos al programa que haga su trabajo. Dependiendo del tamaño de la lista este proceso puede tardar más o menos tiempo. Y, al acabar, podemos ir a la lista de juegos y ver cómo aparecen en ella todas las miniaturas.

Miniaturas en listas de juegos de RetroArch - 4

Ocultar los paréntesis y corchetes en los nombres de los archivos

Generalmente, cuando nos bajamos los juegos de Internet, o bajamos un pack de roms completo, solemos encontrarnos con que el nombre del archivo tiene entre paréntesis y corchetes distinta información, como la región, los idiomas, o el nombre del grupo de scene que lo ha volcado. Esta información afea bastante la lista de juegos. Y, por suerte, RetroArch la puede ocultar automáticamente.

Para ello, debemos ir al apartado de «Ajustes > Listas de reproducción > Administrar listas de reproducción», y seleccionar la lista para la que queremos limpiar los nombres de los juegos. El apartado «Presentación de etiquetas» nos va a permitir elegir lo que queremos, o no, mostrar.

Contenido en los nombres de los juegos en las listas de RetroArch - 1

Así podemos quitar todo este contenido de los nombres de los juegos para que nuestra lista quede lo más limpia posible.

Contenido en los nombres de los juegos en las listas de RetroArch - 2

Eso sí, debemos tener en cuenta que este proceso debemos realizarlo para cada una de las listas de juegos que tengamos creadas, ya que no se trata de una configuración global como puede ser, por ejemplo, la de las miniaturas.

Contenido en los nombres de los juegos en las listas de RetroArch - 3

Ocultar «Imágenes», «Música», «Vídeos» y más en la interfaz

Junto a las listas de juegos podemos encontrar otros apartados donde añadir otros tipos de contenidos multimedia. Concretamente fotos, vídeos y canciones. Pero, si no guardamos este contenido dentro de RetroArch, entonces no sirve de mucho.

Por ello, podemos ocultar estas entradas para que nuestro menú sea lo más limpio y claro posible. Para ello, lo que debemos hacer es ir al apartado «Ajustes > Interfaz de usuario > Visibilidad de elementos del menú», y desde aquí podremos elegir todas las opciones que queremos que nos salgan, y las que no queremos.

Ocultar entradas menú RetroArch

Favoritos, imágenes, música, vídeos… todo lo que queremos que se muestre (o no) en la interfaz principal de este emulador podemos cambiarlo desde aquí.

Cambia el tema por el XMB (u otro)

Originalmente, RetroArch usaba una interfaz inspirada en el XMB de PlayStation. Sin embargo, por simplificar el programa y reducir el uso de recursos fue cambiada por la actual «Ozone» que hemos visto en todo este proceso. Pero, si queremos, podemos volver a activar el tema XMB, o cualquier otro tema que encontremos (o creemos) para darle un toque mucho más personal al pack de emuladores.

Lo que debemos hacer para cambiar el tema es ir al apartado «Ajustes > Interfaz de usuario», y localizar la entrada «Menú». Aquí podremos elegir el tema que queramos usar para nuestros juegos retro.

Cambiar tema RetroArch

Una vez cambiado el tema, para que se apliquen los cambios, tendremos que reiniciar RetroArch. Cuando vuelva a arrancar ya veremos el nuevo tema aplicado.

RetroArch XMB

Activar los logros en los juegos retro

Hoy en día, la mayoría de los juegos de PlayStation, Xbox y PC tienen trofeos o logros. Estos son indicativos que vamos desbloqueando a medida que alcanzamos ciertos hitos al jugar, una señal de que estamos jugando bien y una forma de demostrar a los demás nuestra habilidad al mando. Pero estos logros o trofeos son algo relativamente nuevo, y los juegos antiguos no tienen esa posibilidad. Al menos oficialmente.

Existe una plataforma llamada RetroAchievements gracias a la cual es posible añadir logros a los juegos retro aunque estos no los tuviesen en su día. Y, por supuesto, RetroArch es compatible con esta función.

Para habilitar los logros, lo que tenemos que hacer es ir al apartado Ajustes > Logros y veremos una pantalla de configuración como la siguiente.

Logros RetroArch 1

Desde aquí vamos a poder activar o desactivar estos logros en función de si queremos usarlos o no al jugar. También podremos activar el «modo hardware», que nos permite conseguir más puntos a cambio de desactivar ciertas «ayudas», añadir tablas de clasificación a los juegos al más puro estilo arcade, indicadores de desafíos, y elegir si queremos reproducir un sonido al desbloquear un logro o hacer una captura de pantalla del momento.

Lo que más nos interesa es el apartado de usuario y contraseña, ya que tendremos que registrarnos en la plataforma RetroAchievements para usar esta función. Una vez registrados, e introducidos los datos en este apartado de la configuración, ya podemos empezar a usar estos logros.

No todos los juegos tienen logros. Pero podemos ver cuáles los tienen (y los que hemos desbloqueado ya) cargando el juego y abriendo el apartado «Logros» del menú que aparece al pulsar la tecla F1 mientras jugamos.

Logros RetroArch 2

Ahora ya podemos empezar a jugar a nuestros juegos favoritos con total normalidad que, cuando desbloqueemos algún logro, podremos ver una notificación como la siguiente que nos indicará que hemos alcanzado ese hito.

Logros RetroArch 3

¡Sé el primero en comentar!