Cambia el tamaño de todas las fotos de Word a la vez con este truco

En los tiempos que corren, el procesador de textos por excelencia, Word de Microsoft, nos permite trabajar con multitud de elementos. Aunque en un principio pueda parecer que el programa de Office se limita al trabajo con textos, eso no es así, ni mucho menos.

De este modo, como quizá muchos de vosotros hayáis podido comprobar de primera mano, ahora podemos insertar tablas, imágenes, formas, gráficos, etc. Como es fácil imaginar, esto es alfo que nos abre un amplio abanico de posibilidades, lo que se reflejará en los documentos que obtengamos. Esto nos va a permitir crear archivos de texto mucho más completos y adecuados a los tiempos que corren.

A todo esto, le debemos sumar un punto muy importante que no para de crecer especialmente en los productos ofimáticos. En concreto nos referimos a los trabajos en grupo, algo que afecta más de manera directa a los productos de Office tales como Word. Lo que esto quiere decir es que actualmente los documentos creados aquí deben de ser lo más comprensibles posible para todos los usuarios. No sabemos quiénes los van a manejar dentro de unas horas o dentro de unos meses, por lo que debemos llevar una gestión lo más profesional y correcta posible de los DOC.

Esto es algo que afecta directamente a los contenidos multimedia como las fotos, elementos en los que precisamente nos queremos centrar en estas mismas líneas. De hecho, si tenemos en cuenta que las imágenes son cada vez más comunes en todo tipo de programas y documentos, aunque sean de texto, debemos manejarlas del mejor modo. Para ello nos será de mucha utilidad la función de la que os hablaremos a continuación para que estos contenidos sean lo más equitativos como sea posible.

Adapta mejor tus fotos en Microsoft Word

Pero eso no es todo, sino que además la propia Microsoft intenta que la incorporación de estos elementos a nuestros proyectos de Word sea lo más sencillo posible. Claro está, este es un programa diseñado para que lo puedan utilizar incluso los usuarios más noveles, por lo que se esfuerzan en esa sencillez. Pues bien, en estas líneas nos vamos a centrar en el trabajo con imágenes en Word, uno de los contenidos más habituales en multitud de entornos.

Es por ello que a continuación os vamos a mostrar la manera de redimensionar todas nuestras fotos en Word, de una sola vez. Esto es algo que vamos a lograr gracias a una funcionalidad integrada en el propio procesador de textos. En concreto esta nos permite repetir la última acción realizada en las aplicaciones de Office con una sola pulsación en el teclado. Nos referimos a la tecla F4, la que nos permitirá ganar productividad en estas aplicaciones. Aquí, como no podía ser de otro modo, se incluye Word, así que veamos cómo lograr lo que os comentamos.

Redimensionar fotos en Word

Para todo ello lo primero que hacemos es abrir el documento de Word que contiene las imágenes que deseamos redimensionar de una sola tacada. A continuación, tenemos que hacer clic con el botón derecho del ratón en la primera de las fotos que nos encontremos en el documento. En el menú que aparece a continuación, seleccionamos la opción de Tamaño y Posición.

Aquí debemos pararnos a pensar unos instantes en el tamaño que mejora nos va a venir usar en las fotos de nuestro documento de texto. En gran medida esto va a depender del tipo de documento en el que estemos trabajando, ya que no es lo mismo un trabajo para el instituto que un documento profesional que le vamos a presentar al jefe. Además, es otro de los aspectos que debemos tener muy en consideración es a qué vamos a dar prioridad para hablar de las fotos y su impacto en el documento.

Estos son elementos gráficos que pueden afectar tanto positiva como negativamente al documento con el que estamos trabajando en Word. Por un lado, si trabajamos con fotos de alta resolución, éstas darán un aspecto mucho más profesional al trabajo. sin embargo, van a afectar negativamente a todo ello debido a que el archivo .DOC ocupará mucho más espacio de lo esperado. Con esto lo que os queremos decir es que miramos bien el tamaño qué vamos a asignar a estas imágenes porque por ejemplo si es muy elevado, a la hora de compartir el archivo puede ser un tanto molesto.

Redimensiona por igual todas las fotos del documento rápidamente

De este modo, en la nueva ventana que se abre, hacemos clic en la pestaña llamada Tamaño. En este apartado tenemos que desmarcar la casilla que reza Bloquear relación de aspecto, por lo que ya podremos introducir los valores requeridos para la altura y ancho de las imágenes. Esto es algo que llevamos a cabo en los correspondientes cuadros de diálogo de la parte superior de la ventana.

Redimensionar fotos en Word

En ese instante veremos que el tamaño se cambiará para la imagen que hemos seleccionado. Así, a partir de ese momento tendremos que hacer clic en el resto de las imágenes, una por una, y pulsar la tecla F4 en cada una de ellas. Como os hemos comentado anteriormente, haciendo esto repetimos la acción realizada en la primera, cambiando así el alto y el ancho del resto de fotos.

Con esto lo que realmente logramos es, en pocos segundos, dar al documento en el que estamos trabajando, un aspecto mucho más profesional y organizado. Además, esto es algo que probablemente nos vendrá muy bien en el caso de que llevemos a cabo trabajos en grupo a través de Microsoft Word. Y es que así podremos organizar todos los contenidos aquí de un modo más efectivo y útil.

Dejar la función de relación de aspecto activa para las fotos

Tal y como os hemos comentado en este mismo paso, uno de los primeros movimientos que hemos llevado a cabo para ajustar el tamaño de las fotos de un documento, es desactivar la opción de Bloquear relación de aspecto. Esto se debe básicamente a que el programa de los de Redmond, por defecto, intenta ajustar el tamaño de las fotos al documento para que queden lo mejor posible. De ese modo se visualizarán todas ellas a una escala adecuada, sea el tipo de foto que sea, por ejemplo, más o menos apaisada, o en vertical.

Es Word el que se encarga de ajustar su ancho y alto para que las medidas sean las más adecuadas visualmente hablando. Pero en este caso, si lo que deseamos es tener un control mucho mayor a la hora de usar el mismo tamaño siempre, obligatoriamente tenemos que desactivar esta opción de la que os hablamos. Así, como hemos visto, ya podremos especificar tanto el alto como el ancho de todas las imágenes del proyecto. Eso sí, eso no quiere decir que todas ellas vayan a tener las proporciones más adecuadas, sino todo lo contrario.

Ajustar los textos de todas las imágenes a la vez

Pero claro, ya que estamos aquí, en concreto hablamos de los pasos dados en la primera de las imágenes a la hora de redimensionarla, podemos hacer otros cambios. Como es evidente, para que estos se puedan hacer efectivos de una sola vez, se tienen que limitar a la funcionalidad donde hemos redimensionado la primera foto. De esta manera, una vez nos encontramos en la pestaña de Tamaño comentada anteriormente y hemos ajustado las nuevas medidas, esperamos antes de pulsar sobre el botón de Aceptar.

Así, lo que esta misma ventana de Tamaño y posición nos va a permitir al mismo tiempo, es poder ajustar todos estos elementos, pero en este caso referente a su posición respecto al texto. Pues bien, como os podréis imaginar, para ello lo que hacemos es situarnos en la pestaña de Ajuste de texto. Lo que conseguimos, con unos sencillos pasos, son unos resultados realmente sorprendentes en algunos casos. Y es que con todo ello lo que hacemos es que el texto que compone el documento como tal, se adapte a la posición que especifiquemos que ocupe la imagen en cuestión.

Ajustar imagen Word

Como veremos de primera mano en la ventana a la que aquí nos referimos, tenemos la posibilidad de realizar varios ajustes. Estos los veremos claramente gracias a las muestras que vemos de cómo quedaría el texto dependiendo de dónde coloquemos la fotografía. Así, podremos situar esta por detrás del texto, superpuesta, cubierta por los lados o por la parte de arriba y abajo, etc. De hecho, podremos incluso definir la distancia que habrá entre ese texto, y la imagen como tal.

Todo esto nos va a permitir tener un control mucho mayor sobre la posición y tamaño de las fotos con respecto al texto del documento original. Aquí también entran en juegos elementos tales como nuestra creatividad o sencillamente pararnos unos minutos a pensar un poco el mejor enfoque que le puedes mostrar a todo ello.

Parámetros para adaptar la imagen al texto en Word

Hay que tener en cuenta que, llegados a este punto, aunque se trata de un método rápido a la vez que efectivo para trabajar con imágenes, podemos dañar el documento. Esto se debe en gran medida a que con este sistema que os hemos mostrado, tratamos con muchos elementos de este tipo al mismo tiempo. Por tanto, si no lo hacemos con un poco de cuidado, algunas fotos podrían perjudicar los textos del documento.

Es por ello por lo que el propio Word de Microsoft pone a nuestra disposición una serie de parámetros en este sentido para sí adaptar estas imágenes cambiadas de la mejor manera. Sirva como ejemplo que tendremos la posibilidad de ajustar los cuatro márgenes que van a separar ambos elementos, textos y fotos. Es evidente que nos referimos a los dos márgenes laterales, además del superior y el inferior. Este sencillo cambio nos a dejar especificar un margen de maniobra lo suficientemente amplio para que las fotos no estorben el lugar ocupado por los textos como tal.

Además de todo ello también podremos ajustar el lugar exacto del texto para que se coloque alrededor de las fotos. Con este tipo de cambios lo que también logramos es darle un aspecto más profesional o llamativo al conjunto del documento de Word. Y es que dependiendo del tipo de entorno hacia el que esté dirigido, podremos usar un tipo de colocación u otro. Y es que tal y como os comentamos anteriormente, no es lo mismo preparar un trabajo escolar o para los amigos, que un documento para nuestros jefes del trabajo, por ejemplo.

Cómo afectan las fotos al tamaño del DOCX

Las fotos en un documento de Word ayudan a que sea mucho más visual, agradable y a tener un diseño mucho mejor. Pero debemos tener cuidado con las fotos que incrustamos en él, ya que puede disparar el tamaño del documento al final.

Da igual cómo ajustemos las fotos dentro del documento, o qué tamaño queramos que tengan. Esto se debe a que Word guarda siempre dentro del propio documento la foto original. Cuando la ajustamos y colocamos en un sitio concreto, con un tamaño concreto, se guarda una copia de la foto, que al final es la que se muestra al abrir el DOCX con Word. Pero la imagen original sigue dentro del contenedor, y se utilizará en caso de redimensionar la imagen, o de cambiarla de lugar.

Cuantas más fotos tenga el documento, más ocupará. Por ejemplo, si le incrustamos 3 fotos de 5 MB cada una, el documento ocupará ya de entrada 15 MB. Y a eso habrá que sumarle todo el texto, las copias en miniatura de la imagen y el resto de contenido que le añadamos. Y hay que tener en cuenta que, cuanto más grande sea el documento, más espacio ocupará en la RAM.

Por ello, si queremos evitar sorpresas y sustos y que no se dispare el tamaño de un documento que vamos a compartir a través del correo, debemos cuidar el tamaño de las fotos originales de los documentos. Debemos recordar que, en un documento de este tipo, la calidad de la imagen no suele ser lo principal, y que el tamaño al que la vamos a ver es limitado. Por tanto, podemos reducir las dimensiones de la imagen antes de añadirla al documento y así ahorrar espacio y recursos en el PC.

¡Sé el primero en comentar!