Así debería ser el nuevo menú Inicio de Windows 10 21H2

La mayoría de nosotros estamos esperando con ganas el nuevo diseño de Windows 10. Microsoft está trabajando sin descanso en la actualización de otoño de 2021, 21H2, o Sun Valley. Esta actualización llegará repleta de cambios y novedades de todo tipo, gracias a las cuales vamos a poder disfrutar de un sistema operativo moderno y renovado. Las esquinas redondas y los cambios en el menú inicio son algunas de las novedades que esperamos con ganas ver en esta nueva versión. Aunque, después de ver este menú inicio y los cambios que nos propone el ProjectAcrylic de vGLAD, seguro que el rediseño propuesto por Microsoft nos parece poco.

Los conceptos de Windows son imaginaciones, por parte de los usuarios, de cómo debería ser el sistema operativo. Hemos visto conceptos de versiones viejas de Windows si hubieran sido lanzadas hoy, e incluso de cómo deberían ser las versiones futuras del sistema operativo. Nada de esto es oficial, sino que con imágenes o animaciones creadas por diseñadores independientes, por lo que (por desgracia) tienen muy pocas probabilidades de hacerse realidad. Pero para lo que sí nos sirven estos conceptos es para darnos cuenta de lo que podría llegar a ser la interfaz de Windows y que, por un motivo u otro, no lo es.

El menú inicio de Windows 10 más moderno que nunca

Este usuario comparte en Twitter lo que viene a ser un nuevo paso en su concepto ProjectAcrylic. En él, aprovechando algunas de las ideas que ya hemos podido ver en las versiones Insider de Windows 10 21H2, nos deja ver cómo imagina él un nuevo menú inicio moderno para el sistema operativo. Sin ir más lejos, lo primero que nos llamará la atención es que ya no está unido a la barra de tareas, sino que es un menú «flotante».

Menú inicio reimaginado Windows 10

Este concepto mezcla 50% del menú actual con otro 50% de menú clásico de Windows XP y 7. Podemos ver en la izquierda las carpetas y herramientas del sistema más útiles, y a la derecha una lista con nuestros programas y las páginas web que queramos tener a mano. Los iconos, por supuesto, han sido actualizados a los nuevos iconos oficiales del nuevo Windows.

Pero este nuevo menú no es lo único que nos vamos a encontrar. Este diseñador también ha aprovechado para abordar otros de los aspectos menos cuidados del sistema operativo: la bandeja del sistema. Como podemos ver en este concepto, el diseñador nos muestra cómo deberían ser algunos de los paneles desplegables del sistema, por ejemplo el del sonido (infinitamente más útil que el de ahora) o el de los dispositivos conectados al PC.

Paneles flotantes concepto acrílico W10

Todos los elementos que imagina este diseñador no están unidos a ninguna parte (ni entre sí ni a la barra de tareas), sino que aparecen flotantes. Y este simple detalle hace que Windows parezca un sistema operativo totalmente diferente, algo nuevo y moderno que seguramente queramos tener en nuestro poder. Sin embargo, no va a poder ser.

Windows 10 es un quiero y no puedo

Aunque Windows nos parezca un sistema operativo moderno, y pensemos que Microsoft está haciendo un gran trabajo con la próxima actualización del sistema operativo, en realidad este nuevo diseño va a ser insuficiente. Tal como podemos ver en los distintos conceptos de los diseñadores, el sistema operativo de Microsoft debería estar mucho más modernizado y renovado. Otros sistemas operativos, como Linux y macOS, tienen aspectos en sus apariencias que les hacen parecer sistemas operativos más cuidados y depurados que lo de Microsoft.

Puede que la compañía recapacite y decida implementar estas mejoras estéticas, que tampoco serían demasiado complicadas de añadir. Sin embargo, la verdad es que es poco probable que esto ocurra. Al menos a corto plazo.

1 Comentario